CHÉ LUCHA.

Pocos servidores públicos tan nefastos como Lucha Castro. A su paso por el Tribunal Superior de Chihuahua, Lucha dejó una estela —y no me refiero a ninguna tocaya, sino a una estela de desastres— más propia de un cataclismo propio de la naturaleza, que a las secuelas de una actividad profesional.

Impuesta a fuerza de saliva y fango, sin edad para ocupar el cargo, con un pasado oscuro plagado de excesos y abusos en contra de los servidores públicos judiciales (que incluye a varios emplumados, rapados, golpeados, insultados, vejados y cuanto dictaba la perversa inventiva de la personaja), la gestión de Lucha Castro se caracterizó por un largo rosario de tropelías y desmanes alentados desde Palacio de Gobierno.

Sin embargo, cuando se creía que Lucha estaba ausente, fuera de sí —o séase fuera de combate—, parece que se levantan polvos de aquellos lodos y, en pago a tanta sumisión, viene Lucha, de la mano de Víctor Quintana, a continuar sirviendo a su viejo amo, Javier Corral, para beneficiar a los candidatos de MORENA.

En una traición que no tiene nombre, el pseudopanista Javier Corral, con la excusa de perseguir a Maru Campos, no titubea en comprometer el futuro electoral del Partido que lo vio nacer, así tenga que llevarse entre las patas de los caballos al Poder Judicial y a cualquier otra institución que se oponga a sus equívocos intereses.

A unos cuantos meses de que termine una de las peores gestiones en el Estado de Chihuahua, con un desastre financiero en puerta, una crisis de seguridad, una catástrofe en materia de salud y sin avances en educación, el panorama político se anticipa oscuro, confuso y quizá hasta violento pues quien debería poner orden y ejemplo, es el principal responsable de la barbarie y el canibalismo políticos que se viven en la Entidad.

¿La prueba? El nivel de los operadores del Gobierno, si así se les puede llamar a tales engendros. Lo dicho: ché Lucha.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

Carta abierta a un don nadie.

El día de hoy salió a declarar, en medios, un mequetrefe; según él y su retorcida visión de las cosas, el suscrito está en contubernio con Maru Campos “para aplazar el proceso penal hasta que el delito prescriba”.[1] ¿La prueba? Mis publicaciones, las cuales, hacen presumir que estoy del lado de María Eugenia.

El pobre, no es más animal porque no es más grande. Si la estupidez doliera, andaría por la vida en un grito; y no rebuzna porque no da el tono (ni para eso sirve). En esas pequeñas líneas, caben tanta ignorancia, tanta estulticia y tanta mala fe, que lo más parecido que hallo a este sujeto, es un grano con pus.

Primero, carezco de facultades, de competencia y de talentos para poder aplazar ese y cualquier otro proceso penal presente o futuro. Ni creo, tampoco, que el Tribunal se preste para tamaña desvergüenza.

Segundo, hacer una descalificación de esas dimensiones y sin pruebas, además, no solo resulta vergonzoso, sino ultrajante y ofensivo. Cualquier patán que se precie, ya no de ser abogado, sino de haber pasado por una facultad de leyes, sabe que quien afirma está obligado a probar. Por decencia, por un mínimo de decoro, debería de sustentar sus dichos con medios de prueba cabales y pertinentes; obrar de otra manera lo envilece a él y a quienes, a él sí, lo cobijan o apoyan en sus sinsentidos.

Tercero, mentir con descaro para sacar adelante una campaña que hace aguas por todos lados es la estrategia típica de los perdedores. Cualquiera sabe que recurrir a ese tipo de tácticas es propio de quien va muy atrás en las encuestas y lo sabe. Las patadas de ahogado y el circo mediático, dan fe, esas sí, de que electoralmente MORENA está perdido en Chihuahua por lo que solo les queda la maroma y el teatro.

Cuarto, hacer equipo con gente como Lucha Castro, quien a su paso por el Tribunal luego de una brutal e ilegal imposición se distinguió por la falta de transparencia y el desaseo en su labor, da cuenta de quién está detrás de esa “causa” (si así se le puede llamar a esa sarta de infundios), de lo desesperado que está en Palacio tronándose los deditos, de los extremos a los que puede llegar en su abatimiento y de la urgencia de echar mano de cualquier trapo que le sirva, si no para alcanzar sus mezquinos objetivos, por lo menos para lavarse la cara frente a la magnitud de su fracaso en todos los órdenes, en todos los frentes y a cada rato.

Quinto, hay que ser muy mentecato para no darse cuenta de lo obvio y pretender “inferir” de mis escritos, que estoy del lado de María Eugenia. ¡Claro que lo estoy, tarado! ¡Es obvio! Ahora explica cómo, mis preferencias como ciudadano o editorialista, contrarían la Ley; porque, por si no te has dado cuenta, es como ciudadano y como cronista que escribo, al margen de cualquier otra consideración o investidura.

Sexto y termino, como dicen que decía el General Pancho Villa: “el que agarra los fierros, a los fierros se atiene”. Al payaso que me calumnia, si no fuera tan patético, lo invitaría a debatir; no lo hago por la sencilla razón de que sería darle talla, e inmerecido foro, a un enano intelectual. El pobre infeliz no puede razonar con meridiana claridad, menos podría poner en orden dos o tres oraciones sin tropezar en el intento. Para evitarle el ridículo, lo exculpo desde aquí. Sin embargo, le pido, le ruego, le exijo, que legalmente pruebe sus dichos y que demuestre cómo es que yo, personalmente, he colaborado en el asunto de Maru “para aplazar el proceso penal hasta que el delito prescriba”. Si no lo hace, de nuevo le pido y le exijo, que ofrezca disculpas públicas por sus falaces declaraciones; de lo contrario, quedará como lo que verdaderamente es: un tullido mental, un mentiroso, un cobarde y un poco hombre incapaz de sostener su palabra.

Me pondría a las órdenes del menso ese, pero, la verdad, ni tiempo ni ganas. Vamos a ver si es tan bobo de ponerse el saco y recoger el guante.

Luis Villegas Montes.


[1] Visible en el sitio: http://www.omnia.com.mx/noticia/174613/castrejon-senala-a-luis-villegas-en-contubernio-con-maru-campos Consultado el 24 de febrero de 2021, a las 17 hrs.

YA CHOLE CON AMLO

Resultado de imagen de ya chole AMLO

Todos conocemos la expresión “Ya chole” y lo que significa: ya basta, ya es suficiente o, más coloquialmente, ya estuvo bueno, ya estuvo suave; se dice que la expresión, como tantas otras, constituye un eufemismo para decir “ya chocas”.[1] Basta tener presente que los mexicanos somos muy dados a ese tipo de manifestaciones del tipo “margarita”, para no decir “madre” (a todas margaritas); o “miércoles”, para no decir que huele a miércoles (como debe oler el Cabecita de Algodón debajo de sus canas).

Pues bien, el Presidente de la República no podía ser más despectivo, ni agresivo, ni grosero, ni corriente, que cuando, refiriéndose a las denuncias en contra de su candidato a Gobernador en Guerrero, Félix Salgado Macedonio, por agresiones sexuales perpetradas en contra de varias mujeres, dijo entre orondo, categórico y cínico: “¡Ya Chole!”.[2]

AMLO, como es su costumbre, acusó a varios medios nacionales en lo particular —y a los medios de comunicación en general— de una supuesta campaña de desinformación; rememoró el incidente de las movilizaciones encabezadas por los colectivos de mujeres que reclamaban un alto a la violencia de género; denunció la intromisión de los conservadores en dicho movimiento; y, en síntesis, extendió sobre su favorito un manto protector que, visto cómo resuelven los tribunales federales —la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación—, dicho gesto se convierte ipso facto en absoluta garantía de impunidad.

Se lamenta AMLO de esa persecución gratuita y dice que deben ser las autoridades competentes quienes diriman la controversia; en tanto, él puede acusar, denunciar, calumniar y vituperar, a diario, a sus adversarios, sean reales o imaginarios.

Confío en que esta agresión a las mujeres guerrerenses no quede impune; las organizaciones de izquierda que tan activas se han visto defendiendo estupideces, como el aborto, se fajen los pantalones para denunciarla y llegar a las más altas instancias internacionales en defensa no solo de esas mujeres en lo individual, si no de los principios que subyacen detrás de su movimiento. No es la primera vez que AMLO se manifiesta como un machista, misógino trasnochado, incapaz de entender en toda su magnitud el alcance y la significación del movimiento feminista.

Para los —y las (seamos incluyentes)—  imbéciles que pretendan defenderlo en este punto, tengamos presente lo que Denise Dresser escribió hace justo cuatro meses refiriéndose al pseudopresidente: “En ausencia de una oposición cohesiva, su sueño de poder centralizado y sin obstrucciones puede volverse una realidad. Sin embargo, hay una fuerza que ha tomado al presidente por sorpresa, y que amenaza con descarrilar sus planes y dañar su reputación. Frustradas ante la falta de respuesta gubernamental frente a la pandemia de violencia contra las mujeres –que sólo ha crecido en años recientes–, las feministas se han convertido en una espina en el costado del régimen: un movimiento singular que AMLO parece no entender, no puede controlar, y no podrá reprimir. Las mujeres en México están enojadas y con razón. En promedio, 10 mujeres mueren al día como resultado de la violencia. En 2019 hubo mil 932 víctimas, 4.9% más que el año anterior. Cada año más de 11 mil niñas entre la edad de 10 y 14 quedan embarazadas, muchas como resultado del abuso sexual, y 15% de las aprehendidas por la autoridad reportan ser violadas cuando están en custodia. En los últimos cuatro años, los feminicidios han crecido 111%. Y el encierro por covid-19 sólo ha empeorado su situación. Las mujeres ahora están confinadas con sus abusadores, lo cual ha producido un incremento sin precedente en las llamadas al 911, denunciando violencia doméstica. Ser mujer en México significa vivir en miedo perpetuo. La frustración femenina con la negligencia y pasividad del gobierno –que precede a AMLO– ha sido exacerbada por un presidente que parece impermeable y hasta desdeñoso de sus demandas […]”.[3]

En resumen: ya Chole con este mentecato.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

[1] Artículo de la redacción titulado: “Ya chole, ¿qué significa esta frase mexicana?”, publicado el 29 de enero de 2021, por el periódico El Heraldo de México.

[2] Artículo de la redacción titulado: “‘Ya chole’, dice AMLO sobre campaña contra Salgado Macedonio”; visible en el sitio: https://aristeguinoticias.com/1802/mexico/ya-chole-dice-amlo-sobre-campana-contra-salgado-macedonio-enterate/ consultado el 19 de febrero de 2021 a las 19 hrs.

[3] Artículo titulado “AMLO y las feministas: crónica de una confrontación reiterada”, publicado el 13 de octubre de 2020, por el semanario Proceso.

SANTA LUCÍA SANTA LUCÍA

Imagen

Allá al principio, nos juraron que, santa, lucía Santa Lucía, pero al día de hoy, deslucida, la caricatura de aeropuerto si no diera risa daría rabia salpicada con lástima.

La obra inaugurada ciertamente no es el aeropuerto Felipe Ángeles sino la base militar que compartirá instalaciones con él;[1] lo confuso, lo ridículo, lo lamentable, es el circo que se montó con tres líneas comerciales para que tres de sus vuelos, sin pasajeros, hicieran inútiles piruetas en el aire durante tres horas.[2]

Porque, si no es un aeropuerto comercial, ¿para qué el circo de los aviones comerciales?; y si nada más era un coup de forcepara demostrar que sí se pueden operar las tres pistas”, [3] ¿no habrá por ahí dos o tres aviones militares que sí funcionen y se prestaran al ridículo, capaces además de correr los riesgos sin comprometer civiles?

La verdad es que, haga lo que haga el Cabeza de Pañal sin Usar, lo hace mal.

Yo puedo entender que hace tres años, esos ingenuos (por no decirles más feo) —hartos de la corrupción, que creían de buena fe que sufragar por un expriísta, rodeado de expriístas, les garantizaba un mejor México —votaran por Andrés Manuel, ¿pero ahora? ¿De veras?

Sin que puedan faltar en este escrutinio, los priistas nostálgicos —o de closet— que dejaron de irle a ese Partido cuando empezó a perder las elecciones y ahora, cariacontecidos y sin posibilidades de recular, deciden que “no hay a quién irle”, como si sí hubiera habido opciones hace tres décadas. ¡Iletrados! ¡Payasos! ¡Hipócritas! (para no tener qué decirles imbéciles).

Si me preguntan porqué el PAN en este proceso, en esta hora, en este instante, les responderé lo mismo que hace treinta años: “porque no hay opciones, porque es el único Partido con vocación de serlo, a pesar de los infaltables maderos o javieres corral que merodean en cualquier instituto político”. Y me anticipo: “no, no es que el PAN sea el menos peor” (sé que, con mala fe, así se puede leer lo antedicho), es solo que el resto de partidos es una excrecencia de lo peor de México durante setenta años y cuya quintaesencia es esa reciclada podredumbre llamada MORENA.

Solo los débiles mentales, los ignorantes o los pobrediablos, pueden defender la noción de que la llamada 4T es una alternativa viable en este México de principios de siglo, dada la cantidad de retos que se avizoran en el futuro (mediato o inmediato).

Volviendo al tema de Santa Lucía, a pesar de los supuestos ajustes derivados de la pretendida austeridad republicana, en 2020, la SEDENA incrementó el presupuesto para el aeropuerto un 128% más de lo que tenía previsto.[4] Sí, leyó usted bien: el cálculo original fue erróneo y se rebasó de tal modo que, por cada peso, se gastaron dos pesos con veintiocho centavos. ¡Un yerro superior al 125%! ¿No fue ese, acaso, el argumento para cancelar el AICM? ¿Cuál es la diferencia? Si se afirma que la corrupción, diré que lo que se iba a robar la iniciativa privada se lo está robando el Ejército, con el agravante de que cuando un gobierno civil quiera poner un alto a su voracidad, no va a poder hacerlo.

Como nunca, un gobierno le ha apostado a los milites para la estabilidad. A cambio, una tras otra, las canonjías se incrementan año tras año y a la seguridad interior (Guardia Civil), le han seguido, como fichas de dominó, las aduanas, los puertos y las megaobras. Además de controlar el tráfico de estupefacientes y el contrabando, el Ejército es dueño, ahora, de la distribución al menudeo y del comercio marítimo y transfronterizo.

Lo que AMLO ha hecho, más allá de la irresponsable demagogia, es pagar por anticipado la fuerza necesaria para mantenerse en el poder hasta el día de su muerte; quien piense lo contrario es un ignorante y, por ende, desconoce lo que diría Camilo José Cela: “Quien no haya sido soldado de Infantería quizá ignore lo que es sentirse amo del mundo a pie y sin dinero”. Eso era antes, para el 2021, los “guardaditos” del Ejército acaban de crecer un mil por ciento.[5]

Les acabamos de poner a los soldados ruedas, alas y miles de millones de pesos en los bolsillos. En esas estamos y a ver quién los para. Idiotas.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

[1] Artículo de la redacción titulado: “Minuto a minuto de la inauguración de la Base Aérea Militar No. 1 en Santa Lucía”, publicado el 10 de febrero de 2021, por El Universal.

[2] Artículo de la redacción titulado: “Viva Aerobus, primera aerolínea comercial que aterriza en Aeropuerto de Santa Lucía”, publicado el 10 de febrero de 2021, por El Financiero.

[3] Artículo de Yared de la Rosa titulado: “Aumenta 128% el gasto del Aeropuerto de Santa Lucía en 2020”, publicado el 12 de febrero de 2021, por Forbes; visible en el sitio: https://www.forbes.com.mx/aumenta-128-el-gasto-del-aeropuerto-de-santa-lucia-en-2020/ consultado el 14 de febrero a las 11.35 hrs.

[4] Artículo de Pedro Domínguez titulado: “Ayer se demostró que Aeropuerto de Toluca, Santa Lucía y AICM pueden operar al mismo tiempo: AMLO”, publicado el 11 de febrero de 2021, por Milenio.

[5] Artículo de la redacción titulado: “Crece ‘guardadito’ de Sedena ¡1000%!”, publicado el 7 de febrero de 2021, por Reforma.

CON EL APAGÓN…

Andaré melancólico, nostálgico o simplemente tarugo (más), pero el caso es que, con este, van dos de estos mis desahogos semanales con sendos títulos que aluden a esa música ochentera que, lo que es a mí, me agarró a destiempo pero con mucha enjundia.

Me imagino que, como la vez anterior, el título bastó al posible lector para hacerse una idea meridiana de por dónde venían los tiros; pues sí, esta semana no hay forma de sustraerse a lo ocurrido este fin, cuando nos amanecimos con la estridente noticia de que no había energía eléctrica y, por ende, para algunos, no hubo agua caliente, ni calefacción, ni Wi-Fi, ni teléfono, ni algunas de las comodidades que caracterizan la vida moderna.

Es decir, tuvimos un atisbo de esa vida maravillosa que nos prometen palabras evocadoras, exóticas, pintorescas y cosmopolitas, como “Cuba”, “Corea (del Norte)” o “Venezuela”; países todos que constituyen el caro paradigma de nuestra Cabecita de Algodón y sus huestes.

La respuesta oficial, a cargo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), fue, como era previsible, que ellos no tienen la culpa, que el gas se congeló en los ductos, que Texas también está a oscuras, etc. Los más sofisticados en la Cuatroté, le echan la culpa a la reforma energética de Peña Nieto e incluso a Felipe Calderón; “La política energética en los gobiernos de Felipe Calderón y Ernesto Peña Nieto causaron que la dependencia del México del gas estadounidense, lo que derivó en un gran apagón”.[1] ¡Tómala!

Supongamos que es cierto; supongamos que sí, que Calderón y Peña fueron un par de imbéciles cuyas políticas energéticas derivaron en un desastre; aun en ese supuesto, la Cuatroté ha tenido treintaidós meses para enmendar esos yerros o, por lo menos, para sentar las bases tendientes a solucionarlos. Desde el día siguiente a aquél en que ganó, como Presidente electo, AMLO estaba obligado a prever esta y cualquier otra contingencia energética y generar una política pública cuyo objetivo primordial fuera solucionarla, ponerla en vías de solución o, por lo menos, mitigar sus efectos nocivos. No lo hizo.

Vale madres si Peña, Calderón o el Espíritu Santo se coludieron para dejar sin luz a millones de mexicanos a lo largo y ancho del país; lo relevante, es que quien estaba obligado a resolver el problema fue omiso en su deber. Esa defensa, por idiota, por tardía, por reiterativa, por inútil, por equívoca, a nadie sirve; y cualquiera, cualquiera, que insista en ese argumento es poco menos que un tarado.

Las tropelías del pasado no pueden continuar siendo la excusa de la administración actual; y al día de hoy, no hay un solo yerro del gobierno —y tiene muchos— que no pretenda atribuírsele al pasado o a la oposición. Eso, por no hablar de la enorme cantidad de mentiras que, a diario, se endilga y nos endilga a todos. ¿No me cree?

Hace casi dos años, en el mes de diciembre de 2019, AMLO prometió en redes sociales, literalmente, “que no habría apagones en el país”;[2] justo un año más tarde, en 2020, después del apagón de diciembre, categórico, El Cabeza de Pañal sin Usar afirmó: “el apagón ocurrido este lunes y que afectó a más de 10 millones de mexicanos ‘no se volverá a repetir’”.[3] ¿Y qué dijo respecto del apagón del pasado fin de semana? ¡Sí! Si usted respondió: “volvió a mentir”, usted acertó por completo. En el colmo del cinismo, el vejete hipócrita afirmó que el apagón solo había afectado a “400 mil usuarios”.[4] La CFE debió salir a desmentirlo y admitir que los afectados habían sido más de un mil por ciento superior a dicha cifra, misma que se calculó en ¡5.9 millones![5]

Total, como cantaba Yuri: “Si el peligro estaba arriba, acá abajo la cosa andaba peor”.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com


[1] Artículo titulado: “Desastre por falta de gas, culpa de Peña y Calderón”, visible en el sitio: https://regeneracion.mx/desastre-por-falta-de-gas-culpa-de-pena-y-calderon/ consultado el 17 de febrero de 2021.

[2] Artículo de Pedro Villa y Caña y Teresa Moreno  titulado: “No se repetirá el incidente, afirma López Obrador”, publicado  el 30 de diciembre de 2020, por el periódico  El Universal.

[3] Artículo de Arturo Rodríguez García titulado: “Apagón masivo ‘no se volverá a repetir’: AMLO”, publicado  el 29 de diciembre de 2020, por el semanario Proceso.

[4] Artículo de Arturo Rodríguez García titulado: “Apagón afectó a 400 mil usuarios dice AMLO y descarta boicot”, publicado  el 15 de febrero de 2021, por el semanario Proceso.

[5] Artículo de Ivette Saldaña  titulado: “Apagones en 23 estados afectaron a 5.9 millones de usuarios; 1 millón sigue sin luz: CFE”, publicado  el 30 de diciembre de 2020, por el periódico  El Universal.

CORRAL Y MARU: MARISELO Y SU “DAMA DE HIERRO”.

De sobra es conocida la letra de “Sola con mi soledad” que cantaba Marisela hace la friolera de treintaiséis años. El álbum que alberga a la canción se llama: “Completamente tuya” y constituye uno de esos fenómenos musicales que lleva a su intérprete a los cuernos de la Luna, pues junto a ese éxito indiscutible, hubo otros: “Mi problema”, “Cariño mío, amigo mío”, “Enamorada y herida” y “Muriendo de amor”.

Quien me conoce sabe que no soy el epítome de la diligencia (dice María: “mi papá es güevoncito”); lo mío, lo mío, lo mío, es echarme a leer. De chiquitos, mis hijos me preguntaban: “oye, ¿y tú como de qué vives?”; pues bien, cuando residía en México, sabedor de mis capacidades diferentes, solía mantener el departamentito donde vivía como una gota de agua pues, como dice el refrán, la casa pulcra no es la que más se limpia, sino la que menos se ensucia.

Sin embargo, como la naturaleza hace lo suyo, resultaba inevitable que cada cierto tiempo el departamento comenzara a resentir las inclemencias de mi dejadez y había que limpiar ese polvo, que quien sabe cómo se mete en los resquicios más imprevistos, y esa méndiga pelusa, que quién sabe de dónde carajos viene. A veces pienso —tan lleno de chipotes ando por la vida en esta pelea contra la obesidad que no termino de perder ni de ganar—, que yo estoy relleno de ella y, de repente, en alguna costura rota insospechada, se me empiezan a escurrir pedacitos de vida.

Así las cosas, a la hora de ponerme a hacer el quehacer: barrer, trapear, limpiar el baño o la alfombra, llevar la ropa a la planchaduría, etc., cosa de cada quince días más o menos, no hallaba mejor compañía que Marisela, vayan ustedes a saber el porqué. Ahí andaba yo a grito pelón por la casa entera a cante y cante: completamente tuyo, enamorado y herido, muriendo de amor.

No usaba delantal ni me ponía un paliacate en la cabeza, lo juro, pero ni falta me hacían. Cada quince días, Marisela vestía de fiesta —y dolor— mi hogar; mientras yo, sacudidor en ristre, le daba pelea a la suciedad y me desgañitaba con aquello de: “fueron lágrimas de adiós que mis ojos derramarooooon, al sentir mi corazón, que una herida le ha causado… SUFRIRÉ por tiiii…” y un sinfín de dramones con música los cuales, después de acicalar mi modesta morada, me metían en el alma unas ganas inmensas de cortarme las venas con un pincel teñido de rojo oscuro.

Todo lo anterior, para venir a decirles a ustedes que Javier Corral me recuerda a Marisela. Por eso el título de estos párrafos.

En las postrimerías del bendito quinquenio, el Gobernador se encuentra solo con su soledad en medio de una tragedia de dimensiones épicas, donde el techo se le empieza a caer a pedazos sobre la cabeza y el decorado de cartón-piedra se le está viniendo abajo.

Ya lo había escrito yo: el 26 de enero de 2021, el Gobernador sufrió su sexta derrota al hilo: la primera fue que el Congreso local le negó la “segunda vuelta”; la segunda, cuando el Consejo del PAN negó la posibilidad de alianzas; la tercera, negarle un oscuro préstamo; la cuarta, la imposibilidad de llevar a Maru a los tribunales antes del 24 de enero; la quinta, la victoria de Maru en esa fecha; y la última, cuando la autoridad judicial confirmó lo ya sabido: después de cuatro años de indagatorias no había expediente para entregar. [1]

De entonces al día de hoy, Corral ha recibido otras dos o tres desconocidas con tufo a sopapo: el 3 de febrero de 2021, otra vez, un Juez resolvió no celebrar la audiencia de formulación de cargos ya que el Ministerio Público “no otorgó la carpeta de investigación completa”;[2] el gancho al hígado fue porque, ese día, el Gobernador celebraba en Chihuahua un amargo IV Informe de Gobierno… con las manos vacías.

Otro golpazo a la reputación gobiernista llegó dos días más tarde, de la mano del Notario Luis Flores, quien categórico afirmó: “No conozco esos recibos… ¡qué me voy a acordar!”.[1] Sin embargo, la puntilla para tanto desamparo se la acaba de dar Sergio Valles —quien fuera su leal alfil durante los últimos ocho años—, mismo que en una entrevista memorable (por su significación implícita) prácticamente le dio pauta a María Eugenia para que metiera entre nueve y diez goles mediáticos. Si no me cree, juzgue usted: “¿te trataron mal, es decir hubo descortesías, inclusive en actos protocolarios?”;[2] ni qué decir que la Maru se dio vuelo relatando, por primera vez en medios, cómo fue ser víctima de semejante energúmeno misógino.

Así entonces, para Corral y como cantaría Marisela, Maru sigue siendo su “Dama de Hierro” aunque no su esclava.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com


[1] CORRAL: seis derrotAs al hilo y contando.

[2] Artículo de Ricardo Holguín titulado: “Suspenden audiencia de Maru hasta tener notificación federal”, de fecha 3 de febrero de 2021, publicado por el periódico El Heraldo de Chihuahua.

[3] Artículo de la redacción titulado: “No conozco esos recibos… ¡qué me voy a acordar!”: Notario Luis Flores”, de fecha 5 de febrero de 2021, publicado por el periódico El Heraldo de Chihuahua.

[4] Visible en el sitio: https://www.facebook.com/MaruCamposG/videos/5259571750751121

DISCULPAS

Resultado de imagen de disculpas

Parece ser que mi último editorial causó cierto escozor en algunas almas.

No faltó quien se quejara de lo que consideró una crítica acerva a la Iglesia, al desempeño de los curas y, en general, una burla al sacramento del bautismo o al acto de confesión.

Para todos ellos, he de decir, primero, que sí, fue una crítica y, si se quiere, hasta una denuncia, a lo que considero un abuso: que un cura, con criterios poco transparentes decida bautizar a unos infantes sí y a otros no, me parece lamentable. No existe ningún argumento ni ninguna razón que justifique su actuación discriminatoria. Punto.

Segundo, la lenidad, entendida como falta de cuidado o atención en el desempeño de una labor cualquiera, es lamentable en todos los casos; pero cuando se trata de actos de fe, y está en medio el bautismo de una criatura, me parece absurdo que no se empleen reglas claras y, sobre todo, que no nazcan de la caridad y amor al prójimo; confundir la burocracia imbécil con la voluntad de Dios nuestro Señor me parece casi una blasfemia, por decir lo menos. El actuar de la famosa secretaria me recordó a esos idiotas que trabajan de “cadeneros” afuera de los antros y se sienten amos y señores de míseros dos metros cuadrados de terreno, para hacer y deshacer con quien se les para enfrente. No todos son así, aclaro, pero hay muchos patanes en ese oficio.

Tercero, en términos generales, me considero un católico mediocre pero un creyente como el que más; no pocas veces he escrito en favor de las causas que la Iglesia defiende, entre ellas y la principal, la irrestricta defensa a la vida; sin que pueda faltar el reconocimiento absoluto y sin matices, a la labor que desempeña en multitud de países; muy mala leche debe uno tener para no admitir que, con todo y sus defectos, humanos como son sus fieles, la Iglesia constituye un bastión contra multitud de males que asolan al orbe.

Cuarto, el asunto todo lo abordé en forma jocosa, irónica e irreverente; cierto, pero ese es mi estilo. Quien me lee lo sabe. Sin embargo, si a alguien ofendí en sus creencias religiosas, desde aquí le ofrezco disculpas. No era mi intención agredir a nadie. Bueno, al cura sí y a la famosa secretaria de parla voluble, pero nada más.

Ya puestos, hay también en mis escritos, de vez en vez, algunos gazapos que, tras leerlos, me provocan vértigo y hasta me duelen los ojitos nomás de verlos. Recuerdo más o menos el último, porque algunos de mis lectores con diligencia digna de encomio me lo hicieron ver; me refiero a una palabra a la que le faltaban diéresis; la verdad es que, por ese y todos los demás, ofrezco disculpas; en abono mío he de decir que escribo, leo, releo y adiós; ya luego vienen esos meaculpa que tanto lamento, pero para entonces ya mandé el correo y pues ni modo. De veras, lo siento.

Como sea, agradezco infinito a mis lectores, su gentileza, su generosidad, su paciencia y su constancia. Sirvan estas líneas para ofrecerles disculpas porque bien sé que no siempre es de su agrado mi lectura, pero como lo he escrito en el pasado: siempre hay alguien que parece “tocado” por mis palabras y por uno (o dos o tres) a quien merece un gesto airado mi comentario de ocasión, no falta otro que se sonríe o se conmueve.

Gracias a ambos, para ustedes escribo.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

LA IGLESIA EN MANOS DE LUTERO

Resultado de imagen de la iglesia en manos de Lutero

Tengo una apuesta con Lily; Lily es mi sobrina mayor. La semana pasada, mientras comíamos, hicimos una apuesta: si ella se confiesa grabadora en mano, yo la invito a comer a donde ella elija.

Yo quiero mucho a mis tres sobrinos, pero con Lily tengo una relación especial. De bebé, yo la cuidé por unos meses, así que hubo una época lejana en que Lily, junto a mi hermana Patty y a mi mamá, me decía “mamá” a mí también, así que, en teoría, Lily carecerá de muchas cosas, pero se supone que madre le sobra. Yo tengo mis dudas, juzgue usted.

La semana pasada, Lily, quien tiene boca de carretonero, pero es muy creyente, estaba que echaba lumbre. Resulta que Carolina, su hija menor, nació hace casi un año y todavía no la bautizan; ello, a consecuencia del COVID y la cerradera de templos.

Pues bien, la semana pasada —estando con una amiga de quien omito la célebre descripción porque podría verse identificada en estos párrafos—, Lily vio las fotos del bautizo de su hija. “¡Ay, qué linda! ¿Dónde fue el bautizo?”; “en San Ch.”; “¿En san Ch? Pero si ahí no están bautizando”; “pues qué te digo, el Padre M. es un primor”.

Ahí fue donde a Lily, con su léxico de cuartel, pero fe inquebrantable, parecieron abrírsele las puerta del Infierno porque ella tenía casi un año sin poder bautizar a su retoña y venía esta, que al parecer ni siquiera es de esa parroquia, a decirle, en su cara, que sí, que el padre M., de San Ch., está bautizando el muy cretino.

Se despidió a las carreras, salió del convite y no se había subido a la camioneta cuando ya estaba marcando al templo: “buenos días, señorita, quiero pedir fecha para un bautizo”; “no estamos bautizando” (¿estamos? Dijo la mosca); “¡Cómo de que no! Vengo de desayunar papatzules y una amiga nos enseñó las fotos del bautizo de su hija, que por cierto parecía piñata (no aclaró quién, si la amiga o la hija)”; del otro lado de la línea, a Lily le respondió un silencio de ultratumba.

Pues bien, entre dejar a Carolina malamente con los cuernos —Lily dixit— o bautizarla, Lily sensatamente optó por lo segundo y ahí empezó su calvario (nótese lo idóneo de la metáfora). Un peregrinar de parroquia en parroquia para que la mayoría dijera que no y la que dijo que sí, que creo que fue la del SCdJ, le dio una fecha tan lejana que Caro iba a celebrar tres acontecimientos juntos: el bautizo, la confirmación y sus quince años. Como sea, en SIdL, un alma caritativa se hizo eco de su penar y le dijo que sí, que para el sábado.

Resulta que para bautizar en una parroquia que no es la propia, es necesario integrar un expediente con la papelería de la parroquia que corresponda y llevarlo a la otra para que lo validen y procedan. Pues bien, Lily volvió a marcar al templo y esta vez, la señorita de los prolongados silencios, tuvo voz para decirle qué papeles iba a requerir para dar la autorización.

Ahí anda Lily, que el acta de matrimonio, la de bautizo —la propia y la de los padrinos—, las de confirmación, etc. y llegó muy contenta con la señorita de parla caprichosa: “ya, aquí están”; “mmm, no, faltan”; “¿Faltan? ¿Qué faltan?”; “papeles, ¿pos qué iba a faltar?”; “pero es que por teléfono usted me dijo…”; “sí, pero es que por teléfono no damos toda la información”; Lily, que tiene unos ojos muy bonitos, ya puesta en plan Sodoma, de haber podido la fulmina con la mirada, pero se contuvo, y sin el florido lenguaje que la caracteriza, le dijo: “es que por eso le marqué, tengo mucho quehacer y el sábado es el bautizo”; la mujer de habla voluble, la miró de pies a cabeza y con mirada gélida le respondió:  “para las cosas del Señor, hay que darse su tiempo”. Ahí fue también donde Lily empezó a ver visiones, la cabeza empezó a torcérsele como a la niña de El Exorcista y no descalabró a la susodicha con el cirio pascual que tenía al lado, solo porque Dios es grande.

Fue entonces que Lily y yo hicimos la apuesta: “Tío, ¿si voy y me confieso con el padre M. y nos grabo, me invitas a comer a donde yo quiera?”; “”, le respondí; “es que odio al padre, tío. Mira, voy a llegar y le voy a decir: ‘padre M., lo odio y quiero ponerlo como Santo Cristo’; y ya cuando él me pregunte que si me arrepiento y vaya a imponerme la penitencia, le voy a decir: ‘no puedo, padre, mejor aquí nos vemos otra vez el sábado; y así, hasta que se me pase el coraje’”.

Lo cierto es que, en asuntos de fe, la Iglesia debería ser menos exigente y más accesible. Esos expediente voluminosos y ese trámite —propio de un ucraniano lleno de tatuajes y con lentes negros que viene a abrir una cuenta millonaria en euros—, habría que dejarlos para ocasiones especiales y no para el sacramento indispensable de bautizar a una criatura. Lo demás son historias y ganas de fastidiar.

En SIdL fueron más comprensivos y tolerantes, le dieron por buenos los papeles y Lily bautizó el sábado. No hubo jolgorio, una prima salió con COVID y Patricia había estado con ella días atrás.

La apuesta sigue en pie.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

EL AGUJERO NEGRO DE CORRAL.

Los agujeros negros son, dicho en pocas palabras, una región finita del espacio con una concentración de masa tan elevada que genera un campo gravitatorio tan singular que ninguna partícula, ni siquiera la luz, puede escapar de él. Es decir, su poder de atracción es tan grande, que todo a su alrededor se distorsiona merced a su influjo.

En la actualidad, la fuerza específica de Javier Corral, su presencia y condición de primer mandatario en la Entidad, es tal, que simplemente no hay nada en la política local que no resienta su ascendencia. Así, Javier Corral, gracias al poder intrínseco e inherente a su carácter de Gobernador, ha sometido, tergiversado y manipulado la realidad política en una forma tan brutal que, después de su paso por la administración chihuahuense, será poco menos que imposible reconocerse en los despojos.

La primera víctima de la sinrazón corrarlista es, obvio, el PAN. Poco le importa a Javier comprometer el futuro de Chihuahua y el del que todavía es su Partido de origen, con tal de llevar, más que agua a su molino, sangre a sus fauces. Hace tiempo que Corral dejó de pensar en construir, para conformarse, como Demonio de Tasmania, con destruirlo todo a su paso.

Ahí tienen ustedes el caso de las cuatro candidaturas a la Gubernatura que, como malabarista de feria, lo tienen entretenido desde hace meses. Igual que su némesis, César Duarte, en los estertores del sexenio, Javier Corral se ha esforzado por impulsar a varios contendientes, uno de los cuales (Gustavo Madero), ya se le cayó, pero le quedan tres de repuesto para concretar su revancha: “Chela” Ortiz, por el PRI; Juan Carlos Loera, por MORENA; y su consentido —el más consentido—, “El Caballo” Lozoya. 

¿O qué decir de Miguel Riggs y su abrupta salida de su Partido de toda la vida —mismo que lo vio nacer—, para ir a engrosar las filas de Movimiento Ciudadano? ¿Y del clan Borruel? Cuyo paterfamilias coquetea descaradamente con MORENA tras la Presidencia Municipal de Chihuahua, luego de militar por décadas en el mismo Partido que su expatrón. Los Borruel, ¡cómo no iba a ser!, se lo llevan todo, impedimenta y bagajes, a engrosar las filas de la rebelión.

Por no hablar de la reciente traición a sus aliados de ocasión. Como modernos Ulises, “El Pony” Lara, “El Pelón” la Torre y el propio Miguel Riggs, se dejaron seducir por el canto de las sirenas palaciegas y apoyaron con todo la causa madero-corralista para que, al final, los dejaran con un palmo de narices —sin siquiera un “gracias” por sus sacrificios— para beneficiar al amigote del alma, Fernando Álvarez.

En el ínter, Mocken se fue al PAN en Juárez, Cruz Pérez parece que se perfila como su contendiente por MORENA, Cabada olvidó su pretendida orfandad ideológica para irse a cobijar bajo las siglas de este último Partido y el impresentable Carlos Olson, ¡Ay! ¡Olson!, hace mancuerna con sus experseguidos políticos para alzarse con la Candidatura del Distrito XVII local. ¡Mocos!

Total, en las postrimerías de su quinquenio, Javier Corral deja Chihuahua como deja Batman la Baticueva por las mañanas: hecha un batidero.

Alguien tiene que ponerle un alto, hacer oídos sordos a sus despropósitos y dejarlo que se adobe, él solo, en el caldo de su delirio, rencor, ineptitud e impotencia. De lo contrario, como agujero negro, terminará por devorarlo y destruirlo todo.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

CORRAL: SEIS DERROTAS AL HILO Y CONTANDO.

Con la comparecencia de María Eugenia Campos el pasado martes 26 de enero de 2021 ante la Jueza penal Delia Valentina Jiménez, se consuma el sexto descalabro al hilo en los vanos intentos del Gobernador Javier Corral por desbarrancar el proyecto de la Alcaldesa con licencia.

La audiencia, en tiempo efectivo, duró menos de diez minutos. Así es, a raíz de su deficiente actuación, el Ministerio Público deberá entregar copias físicas, certificadas, ordenadas y legibles de la carpeta de investigación; lo anterior, por la falta de formalidad de la autoridad investigadora al entregar la documentación en la que se basaron las acusaciones pues las copias entregadas carecen de folio, están en desorden y se hallan amarradas de manera burda con ligas. En total, se trata de quince expedientes que acumulan más de catorce mil hojas.[1]

Dicho en resumen: cuatro años y el órgano procurador de justicia no tenía, ni siquiera ordenadas, las pruebas correspondientes, como es público y notorio. Lo cual confirma dos cosas: Maru no mentía cuando afirmaba, una y otra vez, que no le permitían una defensa adecuada (ni siquiera tenían integrada la averiguación como Dios manda); y que el Gobernador Corral sí incurrió en falacias al afirmar que se trataba de “los temas más sólidos y consistentes que forman parte de las investigaciones realizadas por la FGE, dentro de la operación Justicia para Chihuahua”.[2] Falso, falso, falso.

De ese modo, se consumó la sexta y la peor derrota en la larga historia de descalabros, tropiezos, coscorrones y fracasos que han jalonado su gris administración.

Así es; la primer derrota ocurrió cuando el Congreso del Estado le negó a Corral la “segunda vuelta”; subterfugio que empleó para intentar llevar a votar a la interna del PAN a ciudadanos “maiceados” por su administración.[3]

La segunda, cuando el Consejo del PAN le negó la posibilidad de tejer alianzas locales; jugarreta que pretendía que la designación directa fuera el método para fraguar candidaturas a modo y capricho.[4]

La tercera, fue a negativa del colosal préstamo que pretendía endeudar, aún más, al Erario chihuahuense;[5] iniciativa que se negó por el desaseo (otro) en la solicitud y datos que servían para avalarla.

La cuarta, fue la imposibilidad de llevar a Maru a los tribunales antes del 24 de enero; trampas, mentiras, calumnias, testigos a modo, falsificación de documentos, etc., fueron algunas de las estrategias de las que se sirvió el equipo corralista para poder decir, antes del 24 de enero, que la habían llevado a proceso y nada. Hasta al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fue Corral a llorar como Magdalena lo que aquí, no pudo o no supo, litigar como hombre.

La quinta, fue la victoria abrumadora de María Eugenia el pasado domingo 24 de enero;[6] tras una victoria contundente de casi dos a uno, quedó claro que al Senador con licencia Gustavo Madero lo desdibujó el pleito del Gobernador y el resultado no se hizo esperar: perdió el Gobernador (no Madero), frente a una imbatible María Eugenia.

Finalmente queda el antes dicho revés que debió padecer la Fiscalía cuando la autoridad judicial confirmó lo ya sabido: no había expediente o, en todo caso, se trata de un mugrero.

Pues bien, como ya dije: van seis seguidas y contando.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com


[1] Artículo de César Lozano titulado: “Ordena jueza entregar carpeta de investigación completa a defensa de Maru”, publicado el 26 de enero de 2021, por el periódico El Diario de Chihuahua.

[2] Artículo de Ricardo Holguín titulado: “Herrera es contundente, termina con mentiras: Gobernador”, publicado el 21 de enero de 2021, por el periódico El Heraldo de Chihuahua.

[3] Artículo de Jesús Estrada titulado: “Rechaza el Congreso de Chihuahua elección abierta de candidatos”, publicado el 26 de junio de 2020, por el periódico La Jornada.

[4] Artículo de Juan José García Amaro titulado: “PAN irá sin alianza a elecciones de 2021 en Chihuahua”, publicado el 22 de noviembre de 2020, por el periódico Milenio.

[5] Artículo de J. Estrada y R. Villalpando titulado: “Niegan a Corral elevar deuda en mil 898 millones de pesos”, publicado el 22 de enero de 2021, por el periódico La Jornada.

[6] Artículo de Rubén Villalpando titulado: “Maru Campos se dice ganadora de la contienda del PAN en Chihuahua”, publicado el 24 de enero de 2021, por el periódico La Jornada.