RAZONES PARA NO LEER (2ª DE DOS PARTES).

Cómo gastar mi dinero... en libros

Si lees, tendrás que tomar muchas decisiones difíciles, verás las aristas de las cosas, aprenderás a ponerte en el lugar del otro y a veces tendrás la sensación de que las buenas palabras –el amor, la protección, la familia— esconden significados dañinos. Como en La piedad peligrosa de Stefan Zweig y en todas esas novelas donde las madres o los padres devoran a sus propios hijos. Estar expuesto a tanta lucidez de golpe duele más que un pinchazo de reúma en la articulación.

Si lees, querrás comprarte muchos diccionarios, usar todas las bibliotecas. Y entenderás que nos roban las palabras. Y leerás doscientas veces, como si estuvieses castigado, El nombre de la rosa.

Si lees, te transformarás en el lobo de Caperucita y tendrás los ojos muy grandes para verlo todo más y mejor. Luego el cazador te arrojará al río con la barriga llena de piedras porque no conviene ver más de la cuenta ni mirar lo que pasa en los cuartos cerrados. Todos los lectores son mirones que observan a través de un agujerito.

Si lees, puede que pases muchos ratos en silencio, pero cuando encuentres un interlocutor, ése sabrá escucharte y compartir contigo los momentos más reveladores de tu vida.

Si lees, vivirás otras vidas que de un modo irremediable empezarán a formar parte de tu propia existencia. Se te quedarán ahí dentro del estómago y en el intestino delgado. Allí habitan sin que tú te des cuenta de ello: Anna Karenina, Peter Pan, Zalacaín, el Lazarillo, John Silver el largo, Holden Caulfield, el Pijoaparte, Sam Spade y todas las mujeres fatales, el conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas, el comisario Montalbano y David Copperfield.

Ten cuidado, si lees, si piensas, puedes acabar en la cárcel. Como El extranjero de Camus. Como los incinerados personajes de Fahrenheit 451 de Ray Bradbury. Como Las brujas de Salem. Y todas las mujeres que fueron estigmatizadas a causa de su ansia de conocimiento: Eva, Medea, Carmen, la marquesa de Merteuil…

Si lees, separarás mejor el grano de la paja. Y esa separación a menudo puede provocarte un disgusto.

Si lees, ya nunca podrás leer un libro sin acordarte de todos los demás. Porque leer es haber leído y es muy posible que empieces a sospechar que ni la pureza ni la inocencia existen verdaderamente. Te darás cuenta de que dentro de Lolita están las hadas y las ninfas y las traviesas libélulas con rostro femenino. También todas las mujeres que se abandonan y se ponen gordas de tanto comer bombones y cortezas de cerdo.

Si lees, te insultarán llamándote “Aguafiestas, pejiguero”.

Si lees, te darás cuenta de que la libertad pasa por la conciencia de sus límites. Y comprarás un cuchillo para romper las cuerdas. Sudarás mucho mientras estés cortando las ataduras.

Decide si quieres leer. No es una decisión fácil ni cómoda. Es una decisión subversiva. Es una decisión que a la vez nos alivia y nos hace daño. Lee porque, entre los artefactos y maquinaciones de la literatura, es posible que encuentres ciertas verdades y a ti mismo. Sé valiente, lee. Hazlo, no por contentar a nadie ni por razones estúpidas, ramplonas, hazlo por agrandar tu vanidad o por un egoísmo que paradójicamente hará de ti un ser muy generoso. Lee por lo que de verdad merece la pena de la literatura: salir transformado de cada buen libro. Como la mariposa surge de la crisálida o como Gregorio Samsa reducido a cucaracha, escarabajo o bicho bola.

Atrévete. No es fácil. No siempre compensa. Pero cuando compensa ya no hay vuelta atrás. Ésa es la gracia y el peligro de los libros.

Ya lo ven: no es que yo sea raro (o que, ¡horror!, sea igual a Javier Corral, un lectorcillo de cuarta), es que, yo sí, llevo toda una vida leyendo.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

Respuesta a queja de Rocío Reza

Contestación denuncia Rocío Reza

A LA OPINIÓN PÚBLICA:

Desde hace quince días, circulan en medios notas relativas a la queja interpuesta en contra del suscrito por la Ing. Rocío Esmeralda Reza Gallegos, en su calidad de militante del Partido Acción Nacional, y como Presidenta del Comité Directivo Estatal de dicho instituto político en el Estado, por la comisión de diversos actos constitutivos de violencia política contra la mujer en razón de género.

Hasta el día de hoy he guardado silencio, pero resulta intolerable consentir con esa agresión dirigida en mi contra y la consiguiente persecución política.

En mi descargo, debo decir que las acusaciones en que se funda son falsas; sí existió un intercambio de mensajes vía Facebook entre ella y yo, pero en ningún momento la hice objeto de agravio alguno en razón de sexo o género; me limité, en su momento, a hacer una serie de señalamientos respecto de su omiso proceder, en torno a la confrontación y ataques infundados, múltiples y reiterados, que el Gobernador constitucional del Estado, Lic. Javier Corral Jurado, ha dirigido, de manera constante, en contra de la persona de la Lic. María Eugenia Campos Galván, Presidenta Municipal de Chihuahua, por una parte; y por otra, el descarado, y vil, apoyo que el primero ha demostrado en beneficio del Lic. Gustavo Enrique Madero Muñoz, actual Senador de la República, con el tácito consentimiento del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional en el Estado, a cargo de la propia Ing. Rocío Esmeralda Reza Gallegos.

Por razones de equidad mediática creo justo informar a la opinión pública el contenido de mi respuesta a dicha queja, lo que hago agregando al presente correo copia de la misma, pues se trata de más de sesenta páginas y más de ochenta medios de prueba que demuestran, sin ningún lugar a dudas,  que el intercambio de notas entre la quejosa y el suscrito se suscitó en medio de una serie de hechos que ESTÁN DIRECTA E ÍNTIMAMENTE LIGADOS AL CASO QUE NOS OCUPA, pues del 1.º de julio de 2020 al 16 del mismo mes, e incluso semanas después, el señalado Gobernador constitucional del Estado, Lic. Javier Corral Jurado, se vio envuelto en una dinámica que ha sido señalada en el párrafo anterior, cuyo contenido fácilmente se puede apreciar del siguiente esquema:

  1.  Ataques a la Lic. María Eugenia Campos Galván, puntera en los sondeos para elegir Gobernador en el Estado de Chihuahua, como queda dicho;
  2. Apoyo descarado al Senador, Gustavo Enrique Madero Muñoz, también como ya se dijo;
  3. Uso del aparato estatal para emprender una persecución en contra de la Lic. María Eugenia Campos Galván;
  4. Caso omiso a las mujeres panistas que pidieron a la Ing. Rocío Esmeralda Reza Gallegos investigar la violencia de género perpetrada por el Gobernador constitucional del Estado, Lic. Javier Corral Jurado, en contra de la Lic. María Eugenia Campos Galván, Presidenta Municipal de Chihuahua, y
  5. “Desplantes” y groserías por parte del Gobernador constitucional del Estado, Lic. Javier Corral Jurado, en contra de la Lic. María Eugenia Campos Galván, Presidenta Municipal de Chihuahua.

Todos estos hechos se demuestran plenamente merced al caudal probatorio que, como queda dicho, agregué a mi respuesta; sin embargo, lo verdaderamente relevante no es si la Comisión de Atención a la Violencia Política en razón de Género contra las Mujeres Militantes del Partido Acción Nacional me sanciona o no, eso es lo de menos.

Lo importante, lo trascendente, lo destacable, es que en medio de ese desorden propiciado por el titular del Poder Ejecutivo Estatal, la respuesta institucional del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional en el Estado, a cargo de la Ing. Rocío Esmeralda Reza Gallegos, sean el linchamiento y la persecución políticos para acallar a las miles de voces disidentes (por eso en estas líneas no me ocupo de demostrar mi inocencia, lo que detallo en la contestación a la infundada denuncia, misma que acompaño a este escrito, como queda dicho).

Tengo entendido, no me consta, que no soy la única persona en esa lista de perseguidos políticos; a todos ellos, por este medio, les convoco para que hagan contacto con el suscrito y emprendamos una lucha conjunta por la dignificación del Partido Acción Nacional en el Estado de Chihuahua para deponer a quien es incapaz de atender en forma adecuada los asuntos de la institución por estar alimentando apetitos personales o de facción.

En efecto, no es atacando a adversarios inexistentes, ciudadanos todos, compañeros de ideales y de lucha, como se alcanzarán los objetivos, mediatos o inmediatos, de la Institución. En todo caso, es de tener en cuenta que la dirigencia debería constituirse en árbitro imparcial, promotora del diálogo y procuradora eficiente en la solución de los diferendos propios de cualquier comunidad de personas.

Otra cosa, alzarse, como de hecho se alza, en diligente verdugo para acallar las voces disidentes solo sirve para debilitar a un organismo que, visto los tiempos que corren, debería estar más fuerte que nunca.

Esa actitud es no solo irresponsable, es también estúpida.

En mi descargo, sólo diré una cosa: en lo medular, la denunciante se escandaliza y se siente agraviada por un solo comentario, hecho por el suscrito una sola vez, dirigido a su persona llamándola “ignorante” (lo que, por lo demás, demostraré en los párrafos subsecuentes) y no toma en cuenta la lesión de que una mujer como la Lic. María Eugenia Campos Galván, Presidenta Municipal de Chihuahua, debió sufrir en su estado de ánimo, honra, fama pública y buen nombre, pues a pesar de ser una reconocida panista, bien posicionada, con buena imagen y con todas las posibilidades de ser la próxima Gobernadora en la Entidad, debe padecer el escarnio y los ataques indemostrados perpetrados en su contra por el Gobernador constitucional de la Entidad, Lic. Javier Corral Jurado, quien de manera pública y falaz, en medios locales y nacionales, la ha insultado de múltiples maneras, con una serie de epítetos y calificativos esos sí denigrantes y del todo injustificados.

Es decir, en el ánimo de la ahora denunciada, Ing. Rocío Esmeralda Reza Gallegos pesa más que el suscrito, con justa razón y en medio de la crisis política que nos circunda, la haya llamado “ignorante”, que el hecho de que el supuesto panista con el más elevado cargo público en el Estado, el Gobernador constitucional de la Entidad, Lic. Javier Corral Jurado, agreda, ataque, vilipendie, calumnie y difame, de lo que multitud de medios dan cuenta, a una exitosa mujer panista. Eso demuestra de manera palmaria, y sin ningún lugar a dudas, el desinterés en los asuntos del partido, su parcialidad evidente a favor de un displicente irracional como es el Gobernador constitucional de la Entidad, Lic. Javier Corral Jurado, y la poca, o nula, diligencia que dicha dirigente partidista pone en los asuntos propios de su responsabilidad.

Sin que pueda soslayarse lo frívolo e ingenuo del proceder de dicha funcionaria, pues en medio de la grave y manifiesta crisis por la que atraviesa el Partido, a causa del actuar del referido funcionario público, y como ella misma lo confiesa, su acción se limita a enviar mensajitos de texto en vez de emprender una serie de acciones contundentes y manifiestas, que no dejaran lugar para la duda, como son: a) Exigir el estricto cumplimiento del estado de derecho y b) Exigir del Gobernador que cese en sus amagos, insultos y amenazas en contra de la Lic. María Eugenia Campos Galván, Presidenta Municipal de Chihuahua; lo anterior porque eso sí —y no llamados confusos y equívocos, vacíos de contenido— le abonaría a la unidad y a reivindicar la imagen del Partido.

Y es así, porque a mi comentario, que fue del tenor literal siguiente:

Qué pena, Rocío, que pierdas la oportunidad de poner las cosas en orden. Como panista, líder de panistas y mujer, tendrías que exigir el estricto cumplimiento del estado de derecho y pedirle al energúmeno, loco, enfermo de poder y actual gobernador del estado de Chihuahua, que cese en sus amagos, insultos y amenazas. Eso sí le abonaría a la unidad y a reivindicar la imagen del Partido. Créeme, entiéndelo, Corral es un lastre que va a hundir al PAN y entregarle el gobierno a MORENA. Es un loco que debe ser ignorado y rebasado por la militancia; y tu única obligación ES LOGRAR QUE EL PAN GANE EN 2021. NO hacerle caso a un pobre demente que cree que gobierna. Ojalá y puedas entender esa verdad tan simple. Lo contrario sería traicionar tu deber”.

La Ing. Rocío Esmeralda Reza Gallegos, respondió, textualmente: Luis Villegas que pena estimado Magistrado que con su investidura se exprese de esa manera. En efecto como Presidenta del PAN debo actuar con prudencia y firmeza, situación que no tengo porque hacer público. Le pido como Presidenta del partido en el q ud sigue militando abone a la unidad”.

Ese fue el momento en que, con toda razón, la llamé ignorante. La llamé ignorante:

  1. Primero, porque la denunciante parece ignorar la diferencia entre ciudadano, militante y magistrado.

Por ciudadano, el diccionario[1] entiende al natural o vecino de una ciudad o, ya más en lo específico, a la persona considerada como miembro activo de un Estado o el titular de derechos sometido a las leyes; por “militante”, el mismo diccionario entiende a “quién milita” [en favor de algo]; y por “magistrado”, al miembro de la carrera judicial “con categoría superior a la del juez”.

De esa guisa, cuando la denunciante responde con eso de que: que pena estimado Magistrado que con su investidura se exprese de esa manera”, demuestra su ignorancia pues NO EXISTE ninguna relación lógico-jurídica o causal entre mis dichos o expresiones y la investidura que ostento.

Es decir, no existe ningún vínculo, de ningún tipo, entre las expresiones vertidas por el suscrito y una de tantas de las características que, como ser humano, me definen; pues, en efecto, además de Magistrado y militante de un Partido político como ciudadano que soy, soy también mexicano, comunicador, licenciado en derecho, especialista en cultura de la legalidad, Maestro en Políticas Públicas, Doctor en Derecho Judicial, padre de familia, abuelo, hijo, hermano y un etcétera enorme que me define en lo que soy y en quién soy; de tal suerte que mis dichos, dirigidos a la denunciante, junto a decenas de mujeres panistas, exigiéndole una conducta en concreto a raíz del grave problema político-partidista-mediático-preelectoral provocado por el Gobernador constitucional de la Entidad, Lic. Javier Corral Jurado, NO GUARDAN RELACIÓN de ningún tipo con mi investidura; lo que demuestra, insisto, una ignorancia grosera de las distintas condiciones que me definen.

  • Segundo, por destacada y destacable, la llamé ignorante porque saltaron a la vista una serie de lamentables yerros lingüísticos plasmados por la denunciante; en efecto, como se aprecia de la transcripción que ella misma hace de su texto, escribió lo que escribió ignorando en la especie que:
  1. La palabra “qué”, es tónica y se escribe con tilde diacrítica cuando tiene sentido interrogativo o exclamativo, como es el caso;
  • Otro tanto puede decirse de la palabra “porque”, la cual, en la especie, hace las veces de un sustantivo masculino que equivale a causa, motivo o razón; por lo que se escribe con tilde por ser palabra aguda terminada en vocal;
  • Sin que pueda obviarse que cuando escribe: “En efecto como Presidenta”, lo hace también en forma incorrecta pues falta una coma (,) entre la expresión “En efecto” y la de “como Presidenta”, pues la primera tiene como finalidad reiterar una afirmación previa, de tal suerte que se trata de dos ideas que, aunque conectadas, se deben escribir por separado;
  • Situación que se repite cuando escribe: “Le pido como Presidenta del partido en el q ud sigue militando abone a la unidad”, pues entre las palabras “partido” y “en” y “militando” y “abone”, debió escribir sendo par de comas, pues la expresión “en el q ud sigue militando”, es una idea secundaria del enunciado principal: “Le pido como Presidenta del partido abone a la unidad”;
  • Por no hablar de la falta del pronombre relativo “que”, el cual sirve para introducir una oración en la que se indican ciertas características del nombre al que dicha oración complementa, entre las palabras “militando” y “abone”, pues efectivamente como Presidenta del Partido me estaba pidiendo “que abonara a la unidad”;
  • La palabra “público” también está mal escrita pues en el caso concreto se emplea como adjetivo y complementa al sustantivo “situación”, que es femenino; y como se sabe, entre el sustantivo y el adjetivo debe existir concordancia, por lo que debió escribir “pública” y no como lo hizo;
  • Aunque las anteriores son minucias, al alcance solo de quienes sí tienen experiencia en la escritura, donde ya sí resulta lamentable, y visible, la ignorancia de la autora del texto, es cuando escribe la letra: “q”, misma que, en español, carece de significado; y
  • Seguido de esa letra aislada carente de significado, agrega otras dos letras sueltas “ud” que también en español no significan absolutamente nada, a menos, claro está, que las siga un punto, mismo que constituye la abreviatura de la palabra “usted”.
  • Ocuparme de los detalles lingüísticos referidos con antelación no constituye un afán gratuito de evidenciar la ignorancia de la denunciante, sino destacar el hecho de que una persona incapaz de redactar sin errores ortográficos un texto de dos o tres líneas, difícilmente podrá captar el entorno jurídico-político-partidista-preelectoral que reseño en mi contestación en forma detallada y la encomienda a su cargo en dicho trance, como queda demostrado por lo que ya apunté líneas atrás, es decir, que frente a una agresión actual, con claros tintes de misoginia, enderezada por un varón (el ahora denunciado, Gobernador constitucional de la Entidad, Lic. Javier Corral Jurado), en contra de una mujer, para descalificarla públicamente y destruir su carrera política de cara a la elección de Gobernador del año próximo, en claro beneficio de un varón (el Senador Gustavo Enrique Madero Muñoz), se limitó a emitir un comunicado confuso y equívoco, en el mejor de los casos, o grotesco y ofensivo en el peor.

Por las razones anteriores, es que no me limito a responder la infundada denuncia interpuesta en mi contra, sino que respondí presentando a mi vez, una queja en contra de la militante Ing. Rocío Esmeralda Reza Gallegos, en su carácter de Presidenta del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional de Chihuahua; y del Lic. Javier Corral Jurado, Gobernador Constitucional del Estado de Chihuahua, por hechos constitutivos de violencia política en contra de las mujeres en razón de género.

Antes de concluir, es de tener en cuenta el dicho de la propia quejosa en su escrito inicial, donde textualmente refirió: “Por tanto, es necesario que el Partido Acción Nacional no pase por alto este tipo de acciones violentas de un militante en contra de otra mujer militante, pues de lo contrario no se estaría cumpliendo con el objetivo que tenemos como institución pública y como sociedad para sancionar y erradicar la violencia política en contra de las mujeres en razón de género”; mismo que al tenor de los principios jurídicos de: “a confesión de parte, relevo de prueba” y de adquisición procesal, solicito que se tome en cuenta para determinar la gravedad y trascendencia de los hechos que se denuncian.

Así es, el que la denunciante estime que es necesario que el Partido Acción Nacional no pase por alto este tipo de acciones violentas de un militante en contra de otra mujer militante, pues de lo contrario no se estaría cumpliendo con el objetivo que se tiene como institución pública y como sociedad para sancionar y erradicar la violencia política en contra de las mujeres en razón de género, debe servir para orientar la actividad sancionatoria que se enderece en contra del Lic. Javier Corral Jurado, Gobernador Constitucional del Estado de Chihuahua, por hechos constitutivos de violencia política en contra de las mujeres en razón de género, primero; y segundo, en contra de la propia denunciante, por su omisión culpable para poner fin, y sancionar, a dicho funcionario, por los mismos motivos.

En síntesis, sobre esos ejes es que gira la respuesta del suscrito a los ataques y a la persecución política de que se me pretende hacer objeto; además de alegar que a quejosa no prueba sus dichos y que el suscrito está amparado por el derecho a la libre expresión.

Termino reiterando un llamado a todos aquellos que se sienten agraviados o perseguidos por una dirigencia que en vez de actuar de conformidad con la lógica y el sentido común, actúa con la víscera y el desconocimiento en claro beneficio de apetitos personales y de facción.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Chihuahua, Chih. a 26 de septiembre de 2020.

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com


[1] RAE.

RAZONES PARA NO LEER (1ª DE DOS PARTES).

screenshot_2018-09-27-00-03-552


Para Patty, quien me regaló El Quijote en versión facsimilar, hace la friolera de cuarenta años.

La semana pasada, Patty, mi hermana, me endilgó uno de los peores insultos que nadie, jamás, me ha hecho en la vida. Le había comentado yo sobre mi estrategia para desfacer un torpe intento destinado a perturbar mi “aura” y va y me dice con voz dulce que soy igualito a Javier Corral.

Describir los estertores trepidatorios que recorrieron mi anatomía, como la sierpe kundalini, del perineo a la coronilla, me resulta casi imposible por doloroso.

Total que, tan grave ofensa, la guardé en mi pecho (que no es bodega) con singular resquemor; y ahí me tienen ustedes, a dale y dale, a mañana tarde y noche, preguntándome: “¿a poco sí?”.

Bien, pues resulta que, sin querer, me topé con un texto maravilloso que da la respuesta certera a esa interrogante existencial de porqué soy así: huraño, retraído, medio rarito-amargosito y porqué me siento a disgusto en la mayor parte de los lugares que habito y mi mundo es más bien estrecho (o inmenso, todo sea cosa de cómo lo quieran ver) y se limita a la pantalla de mi ordenador o a unos pocos cientos de miles de páginas leídos o pendientes de leer.

Me refiero a un texto basado en una conferencia de Marta Sanz.[1]

Pues bien, algunas de las razones que Marta Sanz esgrime para no leer, son las siguientes:

Si lees, corres el riesgo de que de pronto muchos de los seres humanos que te rodean empiecen a convertirse en animalillos. Salvajes o domésticos.

Si lees, dejarás de tener tiempo para ver la televisión y cabe la posibilidad de que los gritos de los tertulianos empiecen a resultarte incomprensibles. Ahora hablas en otro idioma porque has leído La hoguera de las vanidades de Tom Wolfe.

Si lees, cabe la posibilidad de que te despistes a menudo y se te dibuje en la boca una sonrisilla que muchos pueden calificar de tonta. Leer no es más barato que consumir drogas y también genera adicción. Te darás cuenta cuando leas Los paraísos perdidos de Baudelaire o Yonqui de William Burroughs.

Si lees, quizá todo el mundo piense que eres un empollón, que te crees superior a los demás. Puede que te segreguen y te aparten. Que no te consideren una persona normal, que te llamen friki.

Si lees, cuando escuches los telediarios puedes llegar a saber hasta qué punto te engañan.

Todas las noticias y ciertas actitudes se te pueden clavar en la niña de los ojos como una esquirla de cristal. Eso te hará sentir casi enfermo. Como Heinrich Böll cuando escribió El honor perdido de Katharina Blum o Evelyn Waugh se rio del mundo del periodismo en ¡Noticia bomba!

Si lees, verás que muchos emperadores van desnudos y puede que incluso te atrevas a decirlo.

Si lees, llorarás a menudo: de tristeza o de felicidad. Notarás cómo la sangre te corre por las venas y puede que enfermes del mal de la hipocondría como aquel enfermo imaginario de Molière.

Si lees, certificarás que no eres de madera ni de trapo, paja u hojalata como el muñeco del mago de Oz que anduvo, junto a Dorothy, por el camino de baldosas amarillas, para conseguir un corazón.

Continuará…

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

[1] Ver: https://www.youtube.com/watch?v=ZGes5afjcQM Consultado el 19 de septiembre de 2020, a las 16.00 hrs.

LOS CUADROS DE MORENA O “A LA VÍVORA DE LA MAR”

Cuadros

   En política, se entiende por “cuadros políticos” a “los miembros más entrenados y dedicados de un partido político, a partir de los cuales se desempeñan sus tareas básicas y puede expandirse su organización”.[1]

   Es decir, los cuadros políticos son las personas destacadas dentro de las estructuras de un partido político; y, por definición, quienes constituyen el núcleo ideológico, organizacional y directivo de la institución.

¿Dónde están los cuadros de MORENA? Simplemente no existen. No hay cuadros en MORENA.

MORENA no tiene estructura ni infraestructura partidaria, pues conserva y mantiene un liderazgo único, ubicuo, último: el cabeza de Pañal sin Usar y párele de contar. Todo lo demás son excrecencias (excrecencias, ¿eh?, no excrementos); meros apéndices que van a terminar por hacer su real gana o, como seguramente lo ve él, su “santa voluntad”. Eso por un lado.

Por el otro, absolutamente todos los morenistas de cierto relieve (ni modo de hablar de renombre, menos de prestigio), con el propio Andrej Manuel a la cabeza, provienen de otros partidos. La “cantera” del morenismo es el PRI, luego reciclado en PRD —con unas pinceladas de izquierdismo recalcitrante e imbécil (como cualquier izquierda furibunda)— y ya después con algunos panistas caídos de acá o acullá.

Por eso, en ese muro de las lamentaciones tropical, en esa tapia de silencios cómplices, en esa pared solitaria no caben, siquiera, naturalezas muertas, solo existen cuadros vacíos. Marco tras marco de lienzos en blanco.

Será por eso, tal vez, que el Prejidente es un hombre tan necesitados de imágenes, de íconos. Sin ideas, con los recuerdos desperdigados, con raquíticos conocimientos pepenados por aquí y por allá, con una barnizadita de dos o tres conceptos que adquirió luego de catorce años de universidad para obtener un título huérfano, con un costal de mañas que aprendió de su militancia priísta y con una locura senil galopante, AMLO necesita como desesperado aferrarse a algo, a cualquier cosa, que sirva para encarnar los esfuerzos de su calamitoso y convulso gobierno.

Solo así se explica que haya reprobado con tanta vehemencia la manifestación de los colectivos de feministas y familiares de víctimas en una de las oficinas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, cuando pintarrajearon una pintura de Francisco I. Madero.

Como el loco que es, ignorante e ignorando, el sentido y el alcance de las fundadas quejas de ese colectivo de mujeres, se atrevió a decir que: “El que afecta la imagen de Madero o no conoce la historia, lo hace de manera inconsistente o es un conservador, es un proporfirista”.[2] En su estulticia, agregó: “tienen derecho a manifestarse, pero esa no es la mejor forma”.[3]

Olvida su pasado rijoso, el Presidente; cínicamente se desentiende de su carrera política pautada de exabruptos y desmanes peores: “Era lunes, 5 de febrero de 1996. El ‘líder moral’ de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, acababa de llegar. ‘Unos 1.500 chontales vitorearon a López Obrador cuando el dirigente perredista arribó a la plaza, tras los estallidos de cohetones’, leería la crónica de Filomeno Plata en la edición del diario El Sureste del día siguiente”. Publica el diario El País,[4] para rememorar cómo, el “guía”, el “líder moral” de su partido, el PRD en ese entonces, en pocos días encabezó la toma de 51 pozos petroleros en seis municipios de la Entidad.

Sin cuadros, MORENA va a la cola del loco cantando: “A la víbora, víbora de la mar…”.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

[1] Ver: http://diccionario.inep.org/C/CUADROS-POLITICOS.html Consultado el 12 de septiembre de 2020, a las 12.00 hrs.
[2] Artículo de Alberto Morales titulado: “AMLO reprueba pintas a imagen de Madero en oficina de la CNDH”, publicado el 7 de septiembre de 2020, por el periódico El Universal.
[3] Ibídem.
[4] Artículo de Pablo Ferri titulado: “López Obrador, cuando bloqueó 51 pozos petroleros en 1996: ‘La cárcel es un honor cuando se lucha por la justicia’”, publicado el 7 de septiembre de 2020, por el periódico El País.

¿YA PASÓ LO PEOR?

El pasado 2 de septiembre, en uno más de sus “informes” —con la diferencia de que este sí es legal y duró menos de la mitad de los de a diario—, el Cabeza de Pañal sin usar afirmó contundente: “Ya pasó lo peor y ahora vamos para arriba”.[1]

No debería extrañarnos.

No es la primera vez que el Presidente de la República nos salpica con sus patéticas gotitas de optimismo.

El 15 de junio de este año —había 17 mil víctimas de COVID[2]—, nos deslumbró con la noticia de que ya había pasado lo peor.[3]

Quince días después, el 1.º de julio —ya sumaban un poco más de 27 mil 550 muertos[4]—, otra vez trató de convencernos de que ya había pasado lo peor.[5]

Medio mes más tarde, ya con 44 mil cadáveres por el mismo motivo,[6] ¿qué dijo el Cabecita de Pañal? Pues eso mismo: “ya pasó lo peor”.[7]

Hace un mes, orondo, conforme, satisfecho —vamos, como es él—, declaró (¡Síiiiii! ¡Usted lo adivinó!): “‘pasó lo peor’”; y eso que en ese momento la economía mostraba una caída de “18.9% del PIB nacional en el segundo trimestre del año y la pérdida de más de 1.1 millón de empleos formales a causa de la pandemia”.[8]

Pero, ¿saben?, eso no es lo peor, lo peor no es la indolencia, son la ceguera, la ignorancia, la altanería, la estupidez y la soberbia, con las que conduce los destinos del país.

Y si usted es de los imbéciles que todavía piensa que el Ejecutivo federal lo está haciendo bien, le voy a demostrar que aunque pruebas sobre esa apatía criminal abundan, basta un solo penoso ejemplo para demostrarlo: el de los niños con cáncer.

Hace exactamente un año y medio, se daba cuenta de que en México, cada cuatro horas moría un niño a causa del cáncer.[9] Hace justo un día, el 5 de septiembre de 2020, la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) informaba que en los últimos nueve meses, en México, han muerto mil 615 niños con cáncer.[10]

Tal vez las cifras no le digan nada a Usted, querida lectora, apreciable lector, pero, tal vez, una simple operación aritmética nos sirva para aclarar el asunto; hace un año y medio, morían 121 niños con cáncer al mes, al día de hoy fallecen 179; es decir, el número de decesos por esta enfermedad se ha incrementado un 47%, ¡casi un 50% en solo año y medio!

¿Ya pasó lo peor?

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com


[1] Artículo de la redacción titulado: “Ya pasó lo peor, AMLO” publicado el 2 de septiembre de 2020. [En línea] Visible en el sitio: https://www.animalpolitico.com/2020/09/discurso-completo-amlo-segundo-informe-gobierno/ Consultado el 6 de septiembre de 2020, a las 10.30.

[2] Artículo de la redacción titulado: “Coronavirus México 15 de junio; resumen de las últimas noticias, contagios y muertes” publicado el 16 de junio de 2020. [En línea] Visible en el sitio: https://www.marca.com/claro-mx/trending/coronavirus/2020/06/15/5ee6fb7722601dda1d8b4582.html Consultado el 6 de septiembre de 2020, a las 10.50.

[3] Artículo de la redacción titulado: “Considero que ya pasó lo peor: AMLO” publicado el 15 de junio de 2020. [En línea] Visible en el sitio: http://cadenapolitica.com/2020/06/15/considero-que-ya-paso-lo-peor-amlo/ Consultado el 6 de septiembre de 2020, a las 10.35.

[4] Artículo de la redacción titulado: “Coronavirus México 27 de julio: Resumen, últimas noticias, contagios y muertes” publicado el 27 de julio de 2020. [En línea] Visible en el sitio: https://www.marca.com/claro-mx/trending/coronavirus/2020/07/27/5f1e5c95ca47413a338b4622.html Consultado el 6 de septiembre de 2020, a las 10.50.

[5] Artículo de Pedro Villa y Caña y Alberto Morales titulado: “Ya pasó lo peor de la crisis económica por Covid-19: AMLO; inicia recuperación, dice”, publicado el 1 de julio de 2020, por el periódico El Universal.

[6] Artículo titulado: “Coronavirus México 27 de julio: Resumen, últimas noticias, contagios y muertes”, op. cit.

[7] Artículo de la redacción titulado: “Ya pasó lo peor, asegura AMLO sobre la crisis económica”, publicado el 25 de julio de 2020 por el periódico La Jornada.

[8] Artículo de la redacción titulado: “AMLO DESCARTA CAMBIAR ESTRATEGIA CONTRA COVID-19: ‘SE APLANÓ LA CURVA’, INSISTE”, publicado el 7 de agosto de 2020, por la revista FORBES.

[9] Artículo de la Notimex titulado: “Cada cuatro horas muere un niño por cáncer en México”, publicado el 16 de febrero de 2019 por el periódico El Sol de México.

[10] Artículo de Isela Hinojosa titulado: “Mil 615 niños con cáncer han muerto en México en los últimos 9 meses: AMANC” publicado el 5 de septiembre de 2020. [En línea] Visible en el sitio: https://latinus.us/2020/09/05/mil-615-ninos-cancer-muerto-mexico-9-meses-amanc/ Consultado el 6 de septiembre de 2020, a las 10.45.

CHIHUAHUA 2020: MICRORELATOS.

APUNTES SERRANOS

Pidió el maestro rural a sus alumnos, estaban en lo más profundo de la cañada:

—A ver niños, apunten.

         Y todos sacaron su .45.

CORRESPONDENCIA FATAL

En medio de la pandemia, ordenó el cacique a sus hombres, sin mirar siquiera al mensajero, quien temblaba de pies a cabeza con el paquete enorme todavía entre las manos desnudas.

—¡Embálenlo!

Tronaron las escuadras.

PRIMERA PESTE

En Chihuahua, a mediados de marzo del 2020 empezó la segunda pandemia. Su número de muertos, ni de lejos, se acercó a la primera… no hablemos de los muertos por llegar.

CUESTIÓN DE ENFOQUES ARITMÉTICOS

Lunes 6 de Abril de 2020, en una escuela enclavada en la sierra de Chihuahua.

—A ver, niños, ¿a qué es igual 35 entre 23? ¡Sin calculadora!

—Yo, profe, ¡yo!

—A ver, Javiercito

—Al número de muertos del viernes pasado, ejecutaron a treintaicinco en menos de veinticuatro horas.

—¡Reprobado, Javier!

CHIHUAHUA 2020

—¿Quién gobierna en Chihuahua? —preguntó el niño con voz triste, después de escuchar el noticiero.

—La muerte —respondió la viuda.

CALAMITOSA NOVEDAD

—Una mala noticia: sobrevivió.

DESCUENTO

—10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, 0…

En Chihuahua, a la mitad del quinquenio, los muertos dejaron de contar.

ESTABLO PROMETIDO

Un rastro (de sangre), así fue el estado de Corral Jurado.

Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

COMIENDO BURRO Y LLAMANDO AL SANTO

Corral comiendo burros

   Este artículo bien podría llamarse, también: “con la brújula rota” o “el horno no está para bollos pero sí para burros”.

   Parece que el Gobernador Corral no sabe, o no se quiere dar cuenta, de dónde está parado, ni qué está haciendo, ni para qué sirve (o si de verdad sirve para algo).

   En justa manifestación de protesta por la criminal extracción de agua (criminal porque se realiza en la peor temporada del año, en las peores condiciones y en un mes que se considera el más seco en la historia del Estado durante los últimos noventa años), los productores agrícolas de la zona centro-sur del Estado emprendieron una serie de acciones para hacerse oír por parte de un gobierno que, tal pareciera en su inanidad (o insanidad), se encuentra, como diría don Guillermo Prieto Luján: ciego, sordo, mudo, ataráxico e hijo de…

   Frente al agravio real, actual e infundado como es privar a los agricultores de un insumo vital para llevar a cabo su labor, el gobierno del Estado ha actuado de modo irresponsable, primitivo e incluso francamente ilegal: cerrarles el paso en la carretera y llegar al extremo de encañonarlos y “cortar cartucho” para amedrentarlos e impedirles el acceso, legítimo, a la ciudad capital.[1]

   No conforme con la medida, días después, ordenó el desalojo del Palacio de Gobierno[2] y de la caseta de Saucillo[3] con el uso de la fuerza pública (la misma que ha servido para un carajo en el combate a la delincuencia organizada).[4]

   Lo grave de este asunto es no solo la falta de comunicación efectiva entre los productores y el gobierno del Estado, sino la brutal falta de sensibilidad y la nula empatía que el gobierno ha mostrado durante las últimas semanas.

   Así es; no puede pretender “razonarse” que el agua es un asunto de competencia federal pues, aunque así fuera, existen varios asegunes dignos de tomarse en cuenta por su trascendencia, como son las declaraciones recientes del Cabeza de Pañal sin Usar (entiéndase el Presidente de la República), quien públicamente ha acusado a los productores del campo chihuahuenses de “huachicoleros”[5] (¡horror!) y mentirosos,[6] ante la mirada impávida y complaciente de la autoridad local, cuya única respuesta, visible, ha sido, como ya vimos, la represión.

    Represión matizada de evidente desdén (ni te miro ni te oigo) si se toma en cuenta  que, en el colmo de la ineptitud, con el Palacio de gobierno tomado por los agricultores, el mandatario subió una selfie comiendo burros en Ciudad Juárez muy contentito él.

   Lo que hasta cierto punto se explica, claro, pues no podían ser bollos, porque el horno no está para eso.

   Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com 

[1] Artículo de Salud Ochoa titulado “Encañonan y cortan cartucho estatales a productores”, publicado el 22 de agosto de 2020 por el periódico El Diario.

[2] Artículo de Genaro Fuentes titulado: “Rubén Villalpando” publicado el 24 de agosto de 2020 en el periódico La Jornada.

[3] Artículo de Genaro Fuentes titulado: “Con cadena humana, agricultores impiden desalojo” publicado el 26 de agosto de 2020 en el periódico El Heraldo de Chihuahua.

[4] Artículo de la redacción titulado: “Más crimen organizado y menos paz en Chihuahua”, publicado el 30 de junio de 2020, por el periódico El Diario del Noroeste.

[5] Artículo de la redacción titulado: “Acusa AMLO al PAN de estar detrás de protestas de campesinos en Chihuahua”, publicado el 30 de julio de 2020 por el periódico El Universal.

[6] Artículo de Alonso Urrutia y Néstor Jiménez titulado: “Descarta AMLO riesgo de que Chihuahua se quede sin agua” publicado el 30 de julio de 2020 en el periódico La Jornada.

ENTRE LA UBRE, LA URBE, EL ORBE Y EL HUBRIS

URBE UBRE ORBE HUBRIS

   El país está vacío.

   Lo han vaciado.

   El 2018 podría ser el último llamado para hacer de México un lugar donde pudieran relanzarse una serie de valores necesarios para reivindicar la vida pública y, a partir de ahí, la vida institucional.

   Ciertamente quienes votaron por AMLO se engañaron a sí mismos. ¿Por qué? No lo sé, sólo sé que fue así. Al día de hoy, nadie que tenga dos dedos de frente y haya creído en sus promesas de campaña, puede apoyar los grotescos desfiguros que exhibe cada mañana.

   De la bufonería a la baladronada, de la ignorancia a la incontinencia verbal, de la franca mentira al autoengaño, Andrés Manuel se precipita en una vorágine que parece no tener fin y de la que solo se atisba la posibilidad de un porvenir aterrador: plantearse con toda seriedad la exigencia de controlar al país entero bajo ese engendro cuyas siglas sirven para cobijar cualquier cosa: MORENA.

   Ni salud, ni educación, ni desarrollo, ni seguridad, ni justicia, considerados en sí mismos, sirven para articular su discurso diario —del que ya reconoció, públicamente, que se trata de meras ocurrencias—;[1] en cambio, todo sirve de pretexto para legitimar cualquier exceso tendente a convertirlo en dueño del país y su futuro.

   Prueba de ello es cómo magnifica las declaraciones sesgadas y parciales de un delincuente confeso. En un ataque de demencia senil (no hay otro modo de entenderlo) afirmó que México podría erigirse en “ejemplo mundial” si se hace justicia y se va a fondo en los casos de Lozoya y García Luna: “sin venganzas”, ni “juicios sumarios”, ni castigos “sin pruebas”.[2] Olvida el vejete el juicio de Nuremberg, el de Menen; los seguidos a Fujimori, a Nixon, a Galtieri, a Toledo; los de Alan García, Dilma Rousseff, Lula da Silva, Álvaro Uribe o Ricardo Martinelli, entre otros muchos.

   Sin duda, AMLO padece de un trastorno mental conocido como “Síndrome de Hubris”,[3] el cual se caracteriza por la forma mesiánica de exponer los resultados de la propia gestión de gobierno (“vamos requetebién”[4]), la tendencia a identificarse con la nación (“yo ya no me pertenezco”[5]); la propensión a ejercer el poder y buscar la gloria personal, en vez de entender que el país es un lugar con problemas que necesitan ser resueltos en vez de sentirlos como ataques personales (“nadie había sido tan atacado en 100 años”[6]), tendencia a emprender acciones que engrandezcan su imagen (“4.ª Transformación”, “Tren Maya”, “Santa Lucía”, “Dos Bocas”, etc.), desmedida autosuficiencia que lo lleva a desdeñar consejos y críticas (renuncias de Javier Jiménez Espriú, Carlos Urzúa, Josefa González-Blanco, Germán Martínez, etc.), pérdida de contacto con la realidad (la curva de la pandemia se ha aplanado y vuelto a aplanar y sin embargo van ya más de 60 mil muertos[7]); sólo por destacar los más visibles e innegables.

   Hace casi cuarenta años, el célebre escritor Milan Kundera escribió: “La agresividad de la fuerza es perfectamente desinteresada; inmotivada; sólo quiere su querer; es absolutamente irracional”.[8] Ese es el espectáculo que los mexicanos contemplamos todos los días: un AMLO, atacado por el Hubris, ya no tiene claro qué es la urbe ni qué el orbe y, sin embargo, no deja de mamar.

   Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

[1] Artículo de Sergio Negrete Cárdenas titulado: “Un Presidente mentalmente limitado”, publicado el 14 de agosto de 2020, por el periódico El Financiero.
[2] Ver el sitio: https://www.excelsior.com.mx/nacional/mexico-seria-ejemplo-mundial-por-casos-lozoya-y-garcia-luna-lopez-obrador/1401409 consultado el 23 de agosto de 2020 a las 9.55 hrs.
[3] Artículo de Raymundo Riva Palacio titulado: “El síndrome de Andrés Manuel”, publicado el 11 de febrero de 2020, por el periódico El Financiero.
[4] Artículo de la redacción titulado: “‘Vamos requetebién ‘, dice AMLO sobre la economía”, publicado el 14 de noviembre de 2019, por el periódico El Heraldo de México.
[5] Ver el sitio: https://www.youtube.com/watch?v=vQGeKjuILxM consultado el 23 de agosto de 2020 a las 9.50 hrs.
[6] Artículo de Pedro Domínguez titulado: “AMLO dice ser el Presidente más atacado en los últimos 100 años”, publicado el 30 de junio de 2020, por el periódico El Heraldo de México.
[7] Artículo de la redacción titulado: “AMLO descarta cambiar estrategia contra Covid-19: ‘se aplanó la curva’, insiste”, publicado el 07 de agosto de 2020, por el medio electrónico Forbes. Ver el sitio: https://www.forbes.com.mx/politica-amlo-estrategia-covid-19-aplano-curva/ consultado el 23 de agosto de 2020 a las 9.45 hrs.
[8] KUNDERA, Milan. El arte de la novela, TusQuets, 1986, p. 4.

QUE DEVUELVAN EL ANILLO

117840621_10164554344130311_6956933988530819454_o

   El sábado por la noche, una querida amiga mía, Angélica Mendoza, fue a cenar con su marido; como un lindo gesto de pareja, Héctor intentó regalarle a Angie un anillo de… no sé qué. Me imagino que por buena onda, pues más detalles no tengo, así que si están como yo, intrigados, se quedan con su curiosidad insatisfecha y las ganas de saber los motivos.

   Digo que Héctor “intentó” hacer el obsequio pues resulta que, para hacerla más de emoción y como detalle sorpresa, Héctor le dio el anillo a un mesero para que fuera él el que hiciera la entrega material de la sortija a su mujer en el postre (yo creo); no obstante, resulta que el mesero se equivocó y entregó el anillo en otra mesa.

   ¿Qué habría hecho usted si estuviera en la mesa equivocada? Caben un montón de posibilidades. Esbozo unas cuantas:

  1. La más sencilla: haberle dicho al mesero: “oiga, joven, yo creo que aquí hay un error, resulta que el postre nos llegó con un anillo para una tal ‘Angélica’ y mi pareja se llama Torcuata; hágame el favor de devolverlo o, si sí es para la Torcu, cambiar la tarjetita”.
  2. La épica: “Dime, Andrómaca (la mujer se llama “Torcuata”, pero Ifigenio de la Garza —así se llama el anónimo galán— es más bien dado a la tragedia), ¿quién es? ¿Quién es ese tal Héctor que osa infligirme tamaña afrenta? ‘Orita voy y lo mato a espadazos… p’a ahorrar balas”.
  3. La regia: “¡Ay! ¡qué lindo! ¡Qué detalle de tu parte! Desde que te di la ‘prueba de amor’ no me habías vuelto a mandar ni flores. Adió, ¿de qué hablas despistada? De este anillo. No es mío ni es p’a ti, ámonos al monte. ¿Detrás de los matorrales? No, zonza, al de Piedad”.
  4. La de Otelo: “óigame, tal por cual, ¿con qué derecho le hace usté la corte, y en mi presencia, a la Torcu? Véngase para acá fuera que ahorita mismo nos vamos a arreglar”.
  5. La de Otela: “Óyeme reca…, ¿quién es la tal Angélica a quien le ibas a regalar este anillo?”.
  6. La de la vida real: “¡ay, Ifigenio! ¡Qué lindo detalle de tu parte! ¿Pos de qué hablas mujer? Del anillo. ¿Cuál anillo? El que me regalastes (Torcu le agrega una “s” a los verbos conjugados en la segunda persona del singular, como el Presidente Andrés Manuel)”. En este punto, Ifigenio mira a Torcu como se mira a una loca. Ella lo mira a los ojos y levanta el dedo de en medio. Confundido, Ifigenio la mira y empieza a enca…nijarse pues piensa que Torcu le está recordando a su jefecita. “Éste, mira (ella le pone el dedo frente a los ojos, él bizquea). Yo no te regalé nada. ¡Ahhh! ¿No? Pos no. Y vámonos, antes de que se den cuenta; ya te rayates (Ifigenio también habla como el Cabeza de Pañal sin usar)”. Después excusarse con el capitán de meseros: “no, qué, pus qué o qué, ya se lo di a mi ruca, adiós”. Ran, raaaan, ambos huyen, raudos, en una camioneta blanca.

  Casualmente, la semana pasada hablaba de la impunidad y la profunda descomposición social que, por los cuatro costados, asuela a los hombres y mujeres de bien en nuestro país. Ya ven, una parejita que sale a cenar y, sin motivo alguno ni aparente justificación, salvo la de esa podredumbre que nos circunda y hace florecer los peor de nosotros mismos, decide convertirse en un par de delincuentes.

   Sólo espero que si la Torcu e Ifigenio tienen el más mínimo sentido de decencia, hagan lo correcto… no, no es borrar su Feis, es devolver el anillo robado.

   Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

EN LA COMBI VAMOS TODOS

Ratero combi

   Mucho se ha escrito ya sobre el linchamiento del ladrón en la combi.

   Hay quien lo festeja y se congratula de la justicia sumaria y quien defiende la noción estricta del estado de derecho contenida en el célebre artículo 17 constitucional que la prohíbe.

  Hace casi veinte años, Carlos Monsiváis escribió: “¿Por qué la masificación del linchamiento? Insisto, ésta es una situación absolutamente latinoamericana: en Perú, en Bolivia, en Guatemala, en Honduras, en El Salvador, en Ecuador, existen climas semejantes. El linchamiento se masifica, fundamentalmente, por el entrecruce entre la vuelta a la barbarie, como signo de afirmación justiciera, y el crecimiento de las tasas de homicidio”.[1]

   En veinte años, nada ha cambiado. Ese sentimiento de revancha e impotencia (o viceversa) continúa intacto y sólo se explica por la frustración colectiva frente a una bárbara impunidad que, en México, alcanza niveles insólitos cercanos al 99% (98.7%).[2]

   Con datos de hace apenas cinco meses —es decir, el Cabeza de Cotonete parado ya gobernaba, a quince meses de que asumiera el poder—, estas cifras demuestran de manera palmaria dos cosas: en materia de procuración de justicia las cosas continúan idénticas a como estaban en las administraciones pasadas (o peor) y el “pueblo bueno” brilla por su ausencia.

   El sonoro, elocuente, sabio y pertinente “Fuchi Caca” presidencial nomás no funciona. No sirve para enfrentar al crimen organizado ni a la delincuencia común y corriente.

   Como en el asunto de la pandemia, cuya curva ha descendido más veces que el Espíritu Santo, las declaraciones del Gobierno federal van por un lado y la realidad por otro. Exactamente a año y medio de haber entrado en funciones la actual administración (mayo de 2020), se suscitó el fin de semana más cruento, con 248 asesinatos;[3] y, por las mismas fechas, se señalaba como “un error crucial” la política del Cabeza de Pañal sin estrenar (la porquería la trae por dentro) por estimar que, si la Guardia Nacional no usaba la fuerza, el crimen organizado también haría lo mismo.[4]

   No, no puede festinarse el linchamiento, el ladrón tenía derecho a un juicio justo donde se respetaran todas sus garantías jurídicas; pero tampoco puede perseguirse a los culpables, ese pueblo que ya demostró de qué es capaz en su bondad y sabiduría. Ni puede condenarse a quien harto ya, en su ignorancia y en su miseria, de ser víctima, pretenda convertirse en verdugo por sus propios fueros.

   ¿O qué esperaba el Presidente de la República con su Ley de Amnistía? Descarada invitación para que, bajo ciertas “circunstancias atenuantes”, se robe o asalte de manera impune a la población. El mensaje es claro: cualquier mexicano de bien está solo, constreñido a atenerse a sus propios medios.

   Este gobierno necesita a delincuentes y criminales en las calles para engrosar las filas del clientelismo electoral o servir de agent provocateur, “porro”, activista o agitador.

   A título de víctima o victimario, en la combi vamos todos.

   Contácteme a través de mi correo electrónico o sígame en los medios que gentilmente me publican, en Facebook o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.comluvimo6614@hotmail.com

[1] MONSIVÁIS, Carlos. “Justicia por propia mano” en Justicia por propia mano, Comisión Nacional de los Derechos Humanos, México, 2002, pp. 11-28, p. 17.
[2] Artículo de Lidia Arista titulado: “Crisis de impunidad; en México, solo 1.3% de las víctimas alcanza justicia”, publicado el 1 de marzo de 2020 por Expansión Política, visible en el sitio: https://politica.expansion.mx/mexico/2020/03/01/crisis-de-impunidad-en-mexico-solo-1-3-de-las-victimas-alcanza-justicia, consultado el viernes 7 de agosto de 2020 a las 18.30 hrs.
[3] Artículo de la redacción titulado: “El fin de semana más cruento del coronavirus en México: se registraron 248 homicidios”, publicado el 26 de mayo de 2020, visible en el sitio: https://www.infobae.com/america/mexico/2020/05/26/el-fin-de-semana-mas-cruento-del-coronavirus-en-mexico-se-registraron-248-homicidios/, consultado el viernes 7 de agosto de 2020 a las 18.45 hrs.
[4] Artículo de la redacción titulado: “Los cárteles de la droga recibieron con balazos la propuesta de abrazos de AMLO: Eduardo Guerrero”, publicado el 26 de mayo de 2020, visible en el sitio: https://www.infobae.com/america/mexico/2020/05/28/los-carteles-de-la-droga-recibieron-con-balazos-la-propuesta-de-abrazos-de-amlo-eduardo-guerrero/, consultado el viernes 7 de agosto de 2020 a las 18.50 hrs.