3ª. carta abierta a Javier Corral (3ª parte).

images-4
publicidad-de-hoteles

          Por otro lado, si va a seguir en ese tono mesiánico, viendo la paja en el ojo ajeno sin ver la viga en el propio, acostúmbrese a un rapapolvo periódico en el ídem -porque seguro lo va a tener-. Como ejemplo de  lo que Usted entiende por respeto a la división de poderes, lo dejo con la invitación a su evento de toma de protesta como Gobernador Constitucional, hecha por Usted en nombre de una Legislatura que todavía no se instala, es decir, que NO existe; imponiéndole al Poder Legislativo un tipo de sesión (solemne), una fecha (4 de octubre), una hora (11 de la mañana), pero sobre todo, imponiéndole ¡un recinto! (Centro de Convenciones); acompañada la invitación de: La presentación de su gabinete, ¿qué tiene que ver con el Congreso?; una carrera con tintes evidentemente populistas, ¿qué tiene que ver con el Congreso?; una reunión con fines eminentemente políticos -donde me imagino que Usted decide cuáles son las fuerzas democráticas y cuáles no-, ¿qué tiene que ver con el Congreso?; y hasta la recomendación de tres hoteles, seguro propiedad de sus amigos los golfistas, ¿qué tiene que ver con el Congreso?; sólo le faltaron los payasos y el mago.

         En cambio, si quiere actuar como un auténtico gobernante, uno con dignidad, respeto a la investidura, cordura y valor civil: Si asume ilícitos, denúncielos; si tiene pruebas, preséntelas; fájese, dé la pelea legal y no en medios; demuestre sus dichos; llame al orden sometiéndose a él; no clame por la ayuda del poder económico que -a sus 50 años de edad debería saberlo- es vil, voluble o voraz; sea Usted hombre cabal e íntegro (no un muñeco de ventrílocuo) y gobierne con el ejemplo (el buen ejemplo).

          Finalmente, le dejo como colofón una carta que, si sí redactó (los dos sabemos que, a diferencia mía, no todo lo que publica bajo su firma lo escribe Usted), debe recordar muy bien; y que refleja, a la perfección, el estatus actual entre Usted y yo, con la diferencia, también a favor mío, de que yo sí soy capaz de demostrar mis dichos, como lo debe tener perfectamente claro después de leer el envío previo:

Se equivoca: dentro de los muchos defectos que tengo no está el entreguismo ni actuar en nombre o a cuenta de otros (y le consta).

          Desde joven, cuando yo era un virtual desconocido y mi responsabilidad pública era hacerle el trabajo jurídico que Usted habría de votar más tarde en el Pleno del Congreso del Estado, me enfrenté al PRI; me he opuesto a multitud de abusos en estos casi 25 años de trayectoria, entre ellos, aquel por el que conseguí ganar la diputación plurinominal para Usted en 2009; y el otro, el más memorable, por el que fui el factor decisivo para anular la elección que lo llevó al Senado de la República en 2012; con absoluta franqueza le he dicho lo que pienso, en su cara, no como otros. Nunca le he tenido miedo.

         La razón por la que nos hemos enfrentado es su negativa a atender razones; en todo caso, no temo (sólo evito) sus exposiciones interminables donde Usted monologa, no dialoga, sobre las maravillas de su trayectoria y lo bien que solo, Usted solo -como Llanero Solitario sin Toro-, lo ha hecho todo, todo, todo; donde es incapaz de reconocer la aportación de todas y cada una de las campañas (a las presidencias municipales, a síndicos, a diputados), de los panistas de a pie y del propio Partido, en la victoria pasada que lo llevó a Usted a estar en donde está.

       Fuera totalmente de la realidad, está diciendo cosas muy delicadas y sigue insultando a sus críticos, debería cuidar (Usted también) su investidura.

        No es difícil comprender que su malestar contra mí proviene de dos cosas: Que fui incapaz de seguirlo en su penosa aventura tras la huella de Ramón Galindo en la contienda interna que casi terminó en victoria para su compadre Cruz Pérez Cuéllar -en la persona de otro- y a que defendí públicamente el no ser insultado ni reconvenido con falsedades ni calumnias por parte de quien se asume poseedor de la verdad y la integridad absolutas; como sea, si alguien le ha dado la pelea, a cara descubierta, he sido yo.

       En el pasado, todo sea dicho, he reconocido sus cualidades de orador y legislador extraordinario. He defendido su gestión como Diputado y Senador de representación proporcional -y nunca, jamás, lo llamé la ‘Reina de las Pluris’ (eso lo hizo el hermano de Margarita Zavala)-, tanto en artículos periodísticos como en debates derivados o no del quehacer público. Fuera de eso, he censurado la postura de una gran cantidad de hombres y mujeres, dentro y fuera del PAN y no sólo la de Usted, no olvide esto… Aunque sé que en el fondo quiere sólo incondicionales.

         Al acusarme públicamente de actuar por consigna, sin ofrecer ni aportar ninguna prueba para ello, se ha pasado de la raya. Pero podemos aprovechar su desahogo discutiendo nuestras diferencias cuando quiera, en donde quiera y ante quien quiera -Los apartados previos de este texto le pueden servir de referente o guía-.

         De su desempeño en el cargo de Gobernador del Estado no es momento de hablar… al tiempo. Ya veremos los resultados de su gestión, los compromisos que asume, las promesas que cumple, el partido que deja, el beneficiario de sus quereres en el 2018 (Morena o el PAN), su deslinde (o su entrega) con el sector empresarial que tan arropadito lo trae, los “muertos” que deje en el camino (sobre todo panistas, porque a la izquierda la trae cerquitita de su corazón), si se olvida de Chihuahua y sus promesas para ir tras la “Grande”, etc.

          En todo caso, me quedo con su dicho: ‘Tirar la piedra y esconder la mano eso sí es cobardía. No tener valor para decir lo que se piensa eso sí es cobardía. No ser congruente con lo que siempre se ha pensado y luchado, eso sí es cobardía’.

          Innegable es su forma de tratar a los panistas, ha perdido todo sentido de civilidad política. Empezando por la falta de respeto a varios compañeros y a sus propios colaboradores, su afianzamiento en la izquierda y su desdén por el PAN (Partido que lo llevó al poder, no se haga bolas) y su rudeza innecesaria para quienes disienten de sus opiniones. ¿Y qué ha logrado?: Deslindes, deslindes y más deslindes de la inmensa mayoría de sus amigos y colaboradores (finalizando con el mío por respeto a la propia dignidad y a la independencia de juicio y de criterio); lo que le ha costado, incluso, varios compadrazgos y amistades largas. Las peores críticas a su carácter, por cierto, las he oído en voz baja, en murmullos, de gente muy cercana a Usted. Ésa es la verdad inocultable.

         Espérese a que conozca la condición humana a partir de que deje el poder y entienda que lo que más le ha perjudicado es Usted, su carácter colérico al que le gana el coraje en cualquier momento. 

           En cualquier caso, discutamos lo que le agravia: Usted tiene la palabra’.

      Sin más por el momento, con el reconocimiento perenne a su desempeño como legislador, me reitero a su amable consideración, no sin antes ponerme a sus órdenes para brindarle algunas clases gratuitas de derecho constitucional y administrativo que luego, luego se ve, le están haciendo una falta bárbara.

Luis Villegas Montes.

Magistrado sub iudice”.

3ª. carta abierta a Javier Corral (2ª parte).

descarga-copiadescarga-2images-2images-5descarga-3-final-finaldescarga-1images-7images-8descarga-5images-6

          ¿O qué decir del demócrata intachable quien, como Presidente de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados (2009-2012), negoció con el PRI la designación de Sergio García Ramírez como Consejero Electoral del extinto IFE;1 y cuyo voto ‘fue decisivo -ante un empate en el consejo- para no imponer multas al PRI por el caso Monex’?2

          ¿O qué del recién desempacado paladín de la justicia, héroe de la anticorrupción, quien, como Presidente de la citada Comisión, JAMÁS INTEGRÓ UN EXPEDIENTE DE JUICIO POLÍTICO pese a existir decenas, cientos, de solicitudes? Al día de hoy, según los diputados del PAN y PRD, Jorge Triana Tena y Rafael Hernández Soriano, ‘la última ocasión en que se instaló la Subcomisión de Examen Previo de la Cámara de Diputados, data de 2003, por lo que a la fecha se han acumulado un gran número de solicitudes, que rebasan los 300 casos […] algunos de ellos han quedado sin materia’.3

          2º. ¿O cómo debe entenderse su interés por los asuntos públicos del Estado, señor Gobernador electo? Bájese de la tribuna… ya no es legislador; no se apresure, deje -como decía don Daniel Cosío Villegas del Presidente Luis Echeverría- de confundir el sexenio con un semestre;4 y absténgase de declarar a tontas y a locas: ‘Desde el primer minuto […] que tome posesión como gobernador de Chihuahua […] El 80 tiene 72 horas para irse, ya que voy a limpiar la Sierra del narcotráfico’,5 dicho así, con todas sus letras, sin ninguna facultad jurídica para ello; enemigo acérrimo de las concertacesiones según Usted, crítico de la dirigencia de su Partido, a la que acusó de tener una relación vergonzosa6 con el Presidente Enrique Peña Nieto, ‘algo que ha influido negativamente en la imagen del albiazul’,7 desde hace semanas entró en pláticas con el futuro diputado -y dueño del PT en Chihuahua- Rubén Aguilar Jiménez;8 mientras Víctor Quintana establecía el axioma de que la izquierda debía ganar en 2018 y que su voto sería para López Obrador,9 Usted lo comisionaba para el proceso de entrega-recepción en la Secretaría de Desarrollo Social10 -posiblemente la dependencia con más presencia y peso específico en cualquier contienda electoral-; ‘yo voy a viajar en vuelo comercial, a mí no me verán en aviones privados’ -dijo-;11 para terminar trepado, un día sí y otro también, en jets particulares propiedad de empresarios locales12 -como ha sido probado por el PRI y vergonzosamente admitido por el PAN-13 (a 25 mil pesos la hora de vuelo en un Pilatus); cercanía sospechosa, por decir lo menos, si se considera que dos de los abogados panistas chihuahuenses más destacados, uno de ellos compadre suyo -para mayores señas-, han estado muy cerca de un proceso judicial de valor multimillonario en contra de Gobierno del Estado…14 mismo Gobierno que Usted va a representar en menos de un mes; o preocupante -según se mire- pues tal parece que ahora no sólo va a gobernar para ellos (los empresarios), sino con ellos, como se infiere de pedirles su intervención directa en asuntos públicos, como lo hizo ante el Consejo Consultivo de Banamex días atrás.15 Así se empieza: Jugando al golf, para convertirse luego en rehén del poder económico que empieza a moverlo ya no sólo literal sino también metafóricamente.

           El argumento del 5 de junio no puede emplearse a despecho ni ser pretexto constante para emplear la ‘llave’ que abra la ‘cerradura’ de su verborrea en cualquier ocasión; ni mucho menos puede Usted erigirse como el intérprete o la encarnación de la voluntad popular. El primer obligado para con el pueblo de Chihuahua es Usted y lejos de estar haciendo declaraciones sin fundamento a diestra y siniestra, jugando al golf con los chicos ricos del pueblo -o viajando a costa suya con cafecito y toda la cosa (¡ahhh, chingüengüenchón!)-,16 es preciso que se aboque a sentar las bases de sus numerosos compromisos de campaña para darle certidumbre y rumbo a lo que será un quinquenio difícil.

          Déjese de confrontar, insultar, vilipendiar, amenazar y agredir a sus adversarios -o a quienes así concibe desde la torre áurea de su autoconcebida (e indemostrada) trayectoria inmaculada-; deje de maquinar complots, organizar conjuras y orquestar traiciones con individuos (de toda laya y condición) que se prestan para el sucio juego de intervenir en el Poder Judicial local en un torpe afán por someterlo; empiece a hablarle a los chihuahuenses de los cómos y, sobre todo, de los cuándo -de los ques, de los porqués y de los para qué ya habló mucho-.

          Empiece a detallar: Cómo y cuándo va a integrarse el Poder Constituyente originario para emitir la Nueva Constitución Política del Estado que prometió;17 las bases para transmitir las juntas municipales de agua a los municipios;18 las bases que servirán para transmitir tránsito a los municipios que no lo tienen a su cargo;19 los mecanismos tendentes a resolver el grave problema del transporte -particularmente el diseño constitucional y legal que integre el régimen de concesión del servicio público (Vivebús, taxis, etc.) y el funcionamiento de los prestadores de servicios públicos de libre mercado, como Uber, por ejemplo-;20 ¿quiénes serán los abogados (¿externos o internos?) encargados de los innumerables juicios que se sigan contra una nube de funcionarios estatales que quiere meter a la cárcel, destituir o inhabilitar?; que el ridículo que hizo con el asunto de la Universidad no lo amilane ni desmoralice, los jóvenes (pero sobre todo los padres de familia) están deseosos de escuchar cuándo empiezan las clases gratuitas en todos los niveles de educación21 (perdón por mi morbo ciudadano ¿de dónde va a sacar el dinero?); y, si de verdad está preocupado por la autonomía e independencia del Poder Judicial, comprométase públicamente en garantizar el 3% del presupuesto estatal, como mínimo, para su funcionamiento;22 lo demás es retórica huera; mera pirotecnia verbal.

          Eso para empezar, entre un considerable montón de propuestas cuyo listado haría interminable esta misiva.

[…]

Continuará…

          Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog:https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 Acuerdo por el que se declara concluido el proceso de selección de candidatos a ocupar el cargo de consejeros Electorales del Consejo General del Instituto Federal Electoral para el periodo 2010-2019, publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 14 de diciembre de 2011.

2 Nota suscrita por Fabiola Martínez, con el título: “García Ramírez renuncia al IFE; su voto, decisivo para exculpar al PRI por Monex”, publicada el 2 de febrero de 2013, por el periódico La Jornada.

3 Nota suscrita por Roberto José Pacheco, con el título: “Oposición pide acelerar solicitudes de juicio político”, publicada el 24 de mayo de 2016, por el periódico Excélsior. Énfasis añadido.

4 Nota de la redacción, con el título: “El crítico frente al ejecutivo”, publicada el 6 de noviembre de 1976, por el semanario Proceso.

5 Visible en el sitio: http://parralminutoaminuto.com/Periodico/index.php/2016/08/09/ultimatum-de-gobernador-electo-javier-corral-al-narco-el-80/ Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 18.15 hrs.

6 Nota de Milton Martínez, con el título: “‘Vergonzosa’ la connivencia de líderes del PAN con Peña: Corral”, publicada el 21 de julio de 2015, por el semanario Proceso.

7 Visible en el sitio: http://www.javiercorral.org/?p=34166 Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 19 hrs. Énfasis añadido.

8 Columna Ráfagas, publicada el 10 de junio de 2016, por el periódico El Heraldo.

9 Columna Ráfagas, publicada el 20 de julio de 2016, por el periódico El Heraldo.

10 Visible en el sitio: http://www.omnia.com.mx/article/se-alista-desarrollo-social-para-iniciar-entrega-recepci%C3%B3n-pr%C3%B3xima-semana Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 19.20 hrs.

11 Nota suscrita por Luis Fierro, con el título: “‘Sólo con Cárcel a Duarte habrá reconciliación’: Corral”, publicada el 24 de mayo de 2016, por el periódico El Universal. Énfasis añadido.

12 Visible en el sitio: http://www.larednoticias.com/noticias.cfm?n=183531 Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 19.05 hrs.

13 Visible en el sitio: http://laopcion.com.mx/noticia/150463/corral-no-esta-utilizando-recursos-publicos-para-volar-riggs Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 19.10 hrs.

14  Columna Ráfagas, publicada el 11 de agosto de 2016, por el periódico El Heraldo.

15 Visible en el sitio: http://entrelineas.com.mx/local/corral-pide-a-empresarios-sumarse-para-preservar-estado-de-derecho/ Consultado el 8 de septiembre de 2016, a las 19.45 hrs.

16 Visible en el sitio: http://laopcion.com.mx/noticia/150482/se-partidiza-poder-judicial-la-idea-fortalecer-carrera Consultado el 8 de septiembre de 2016, a las 19.45 hrs.

17 Visible en el sitio: http://www.javiercorral.org/?p=38586 Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 19.45 hrs.

18 Nota suscrita por Araly Castañón, con el título: “Pasará Corral Junta de Agua al Municipio”, publicada el 11 de junio de 2016, por el periódico El Diario.

19 Visible en el sitio: http://ahoramismo.mx/maru-campos-y-javier-corral-tratan-de-manera-formal-el-paso-de-jmas-y-transito-al-municipio/ Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 19.45 hrs.

20 Visible en el sitio: http://www.acento.com.mx/noticia.cfm?n=77612 Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 20.00 hrs.

21 Visible en el sitio: http://www.javiercorral.org/?p=38954 Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 20.10 hrs.

22 ANDRADE SÁNCHEZ, Eduardo. “El Presupuesto como instrumento para garantizar la independencia del Poder Judicial” en Economía y Constitución. Memoria del IV Congreso Nacional de Derecho Constitucional IV. Diego Valadés y Rodrigo Gutiérrez Rivas (Coords). Serie: Doctrinas jurídicas. Núm. 65. Instituto de Investigaciones Jurídicas, Universidad Nacional Autónoma de México. México. 2001. Págs. 147-156. Pág. 153.

 

3ª. carta abierta a Javier Corral (1ª parte).

 

descarga-1

          Estaba yo muy tranquilo, lamentando públicamente la muerte de Juan Gabriel, cuando vino a incomodarme con sus declaraciones el hasta hace unas pocas horas Gobernador Electo, sub iudice, Javier Corral Jurado; tras sus improperios me sulfuré (lo que es muy frecuente en mí) y dado que mi pecho no es bodega, va esta carta dividida en tres partes:

Gobernador Electo Javier Corral:

          En términos generales, yo había decidido dejar las cosas en paz. Sin embargo, a raíz de su exabrupto de esta semana, resulta necesario (casi imprescindible) aclararle a Usted algunos puntos, conceptos e ideas.

        Empecemos por sus afirmaciones, dice Usted: ‘La división de poderes no debe ser obstáculo para que con todo respeto, pero también con toda franqueza señalemos el deber que tienen los magistrados de garantizar y fortalecer la autonomía del poder judicial. […] Hay indicios de un posible albazo judicial que pretende alargar el daño que se le ha infringido a este poder en Chihuahua para que continúe su regresión autoritaria; […] El proyecto de lineamientos que se pretende aprobar, no asegura un proceso objetivo, transparente, abierto y secreto, en donde se tomen en cuenta los méritos y que verdaderamente garantice la independencia del poder judicial’.1 En el texto completo al que hace alusión la nota, termina Usted afirmado además que: ‘Es evidente que urge una reforma integral al Poder Judicial de Chihuahua que le devuelva su autonomía e independencia’; y en un bello y esperanzado giro esdrújulo (ético-cívico-poético-político) concluye con esta sentencia memorable: ‘La esperanza que se alberga en cada corazón ciudadano debe ser inspiración, deber y compromiso para quienes tienen la grave responsabilidad de impartir justicia. Por eso confío en que el Pleno del Tribunal Supremo de Justicia del Estado estará a la altura del mandato popular que se manifestó en la pasada jornada electoral’.2

         En primer lugar, le sugiero que se aprenda Usted bien el nombre de las instituciones de la Entidad que aspira a gobernar; conforme al artículo 31, fracción III, de la Constitución local, el poder público del Estado se divide para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial; y este último se deposita en un ‘Tribunal Superior de Justicia’.3

        En segundo, que atienda -y entienda- a la naturaleza de estos párrafos. Es preciso responder a sus invectivas porque de manera gratuita, sin fundamento para sus desahogos, afirma Usted de manera tácita, que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia hemos sido omisos en cumplir con el deber de ‘garantizar y fortalecer la autonomía del Poder Judicial local’; que con nuestro actuar, se pretende ‘alargar el daño que se le ha infringido a este Poder en Chihuahua’; que el mismo, es víctima de una ‘regresión autoritaria’; y, lo que es peor, que el Poder Judicial en la Entidad no es autónomo ni independiente.

          Afirmo categórico que el suyo es un lamentable desahogo porque no tiene manera de demostrarlo; ¿en qué situaciones, señor Gobernador electo, se han manifestado ese sometimiento, esa regresión, ese daño? ¿Cuáles son los parámetros que emplea para afirmarlo? Pero, sobre todo, ¿cuáles son útiles y resultan pertinentes para establecer en qué punto, en qué momento de la historia perdió su autonomía e independencia dicho Poder -que según Usted ya poseía por eso hay que devolvérsela-? Así como no conoce su nombre correcto, estoy cierto de que no tiene ni idea de qué es y para qué sirve el Poder Judicial.

        En esta ocasión, como en el pasado inmediato, hace gala Usted de su parafernalia retórica sin aportar un solo medio de prueba que sea útil para demostrar sus dichos. Le recuerdo que, de mí, ha sostenido Usted públicamente que ‘he actuado por consiga’4 sin haber ofrecido una sola prueba, por mínima que fuera, al respecto. Agresión que comenzó desde muy temprano; basta leer uno de sus editoriales de 2014, precisamente titulado: ‘Amañada la selección de magistrados al STJE de Chihuahua’,5 para darse cuenta de su encono y enfermiza, por decir lo menos, fijación en contra del Poder Judicial en el Estado.

          Fijación que contrasta notablemente, señor Gobernador electo, con su proceder de las últimas semanas, como podría ser:

1º. Su descuido en los asuntos que -ésos sí- le atañen y le son (o le deberían ser) propios, como, por ejemplo, la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH). Sí señor; todavía no es Usted Gobernador y ya incurrió en una de las pifias más brutales -y lamentables- de su No Administración toda. Más urgente que la reforma al Poder Judicial, entidad que le es (o le debería ser) ajena, se encuentra la UACH. Que si bien es cierto goza de autonomía (académica, financiera y administrativa), no menos cierto es que, como organismo descentralizado se halla inmersa dentro de la Administración Pública estatal, cuyas características más notables son dos: Encontrarse dentro de la órbita de atribuciones del Poder Ejecutivo y ocuparse de la satisfacción de las necesidades colectivas -a través de la prestación de los servicios públicos-. Organismo cuyo presupuesto iguala o rebasa el del Municipio de Chihuahua y que pide a gritos una reforma de fondo (aunque fuera de facto) que Usted por estulticia dejó ir.

         Arrebato, descuido o incapacidad, por otro lado, que no deberían de sorprender a nadie; después de todo, el flamante Gobernador que todavía no es Gobernador, cuando era representante del Poder Legislativo por el PAN en el Consejo General del INE, participó en la integración del Consejo Estatal del IEE de Chihuahua;6 el mismo órgano que está sujeto a investigación por las omisiones en que incurriera durante el proceso electoral pasado7 y que son las que lo tuvieron a Usted en esa festiva condición de Gobernador electo, sub iudice, por tres meses exactos. Si no fuera grotesco, sería hilarante.

[…]

Continuará…

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog:https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 Énfasis añadido.

2 Visible en el sitio: http://www.javiercorral.org/?p=39608 Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 17 hrs.

3 Nota suscrita por David Piñón, con el título: “Denuncia Javier Corral ‘albazo’ de César Duarte en el Poder Judicial”, publicada el 6 de septiembre de 2016, por el periódico El Heraldo.

4 Visible en el sitio: http://codigodelicias.com/ver.noticia.new.php?id=53341 Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 17.10 hrs.

5 Visible en el sitio: http://www.javiercorral.org/?p=27439 Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 17.15 hrs.

6 Acuerdo INE/CG896/2015 del Consejo General del Instituto Nacional Electoral.

7 Visible en el sitio: http://nuestraopinion.com.mx/nota/noticia/investiga-ine-irregularidades-en-el-iee Consultado el 7 de septiembre de 2016, a las 17.30 hrs.

ADIÓS JUAN GABRIEL. 1ª. DE DOS PARTES.

 

jg

      Hasta hace unos días, a Juan Gabriel sólo lo había escuchado; con estados de ánimo distintos si Usted quiere, con atención, con desdén, con desgana, a las de a fuerza, con nostalgia, con unos traguitos encima, pero sólo lo había escuchado; desde el júbilo desbordante de “Buenos Días Señor Sol” o el “Noa Noa”, hasta la melancolía propia de “Yo no nací para amar”. Entre esos dos extremos hay prácticamente un sinfín de canciones que guardan relación con momentos decisivos de mi vida toda: “No tengo dinero”, “Esta rosa roja”, “Uno, dos y tres”, “Esta noche voy a verla”, “He venido a pedirte perdón”, “Caray”, “Costumbres” (sólo por mencionar algunos de los títulos de los primeros tiempos) o “Adorable mentirosa”, “Abrázame muy fuerte”, “Adiós amor te vas”, “Amor del alma”, “Amor de un rato”, “Amor es amor”, “Ases y Tercia de reyes” o -la inolvidable y sempiterna- “Amor eterno” (sólo para no salir de la letra “a”). Decir que he oído todo Juan Gabriel es decir mucho; decir que soy (fui) su fan, también lo es; pero, a no dudarlo, forma parte de mi bagaje de vida y de esos altibajos emocionales que la hacen parecer montaña rusa.

     Por no ir más lejos, entre mi hermana Patty y yo había una especie de cuenta pendiente: Ir a verlo juntos alguna vez. Por razones distintas no habíamos podido hacerlo y por fin, el pasado mes de mayo se nos hizo; precisamente, a principios del mes de junio escribí: “Al inicio y a mitad de la semana asistí a sendos espectáculos; el domingo, a ver a Juan Gabriel; el miércoles, a Raphael. ¿Qué le puedo decir? Sobran las palabras. Espléndidos los dos. A su edad, no falta quien les cuestione la calidad de su voz y les reclame que tal vez no sea la de hace 30 o 35 años; pero, ¿a quién le importa? Pocas veces tiene uno la oportunidad de gozar del talento y de la magia que despliega un verdadero artista. Yo no sé qué voy a estar haciendo dentro de 20 o 25 años y ni siquiera tengo una certeza meridiana de continuar vivo; pero sí sé que, de llegar, me gustaría tener la mitad de su brillo, de su enjundia, de su entusiasmo, de su lucidez, de su pleno dominio de la actividad a la que decidieron entregar sus vidas. No voy a describir el desarrollo de la presentación, baste decir que cantaron, cantaron, cantaron; y en el ínter, actuaron y entregaron lo mejor de sí mismos: Con un donaire, una bonhomía, un talento, una generosidad y una capacidad sin límites. Si Usted me constriñe a emplear una sola palabra para describirlos ésta salta a mis labios sin pensarlo: ‘¡Grandes!’. Eso es lo que son ambos; artistas magníficos que no saben de sus límites y son pura pasión, puro ánimo, toda voluntad y toda entrega”.

      Pero vayamos al punto; empecé estos párrafos escribiendo: “Hasta hace unos días, a Juan Gabriel sólo lo había escuchado; […]”, queriendo decir con ello que había leído muy poco sobre él; en estos días, tras su deceso, un alud de información lo llena todo; me quedo con dos escritos, un breve ensayo del desaparecido Carlos Monsiváis, publicado en su libro Escenas de pudor y liviandad (1988) y un editorial ése sí de fecha recientísima titulado: “No me gusta ‘Juanga’ (lo que le viene guango)”, firmado por Nicolás Alvarado. Por razones distintas los dos me gustaron.

     Escribe Monsiváis: “Había una vez una ciudad llamada Juárez en la frontera de México con Estados Unidos. Allí vivía un adolescente solitario, ajeno a la política y a la cultura, aficionado irredento de las cantantes de ranchero, de Lola Beltrán y Lucha Villa y Amalia Mendoza la Tariácuri… y ese joven, furiosamente provinciano (cosmopolita de trasmano, nacionalista del puro sentimiento) creaba por su cuenta una realidad musical nomás suya, la síntesis de todas sus predilecciones que no existía en lado alguno, […] de la casualidad de que en el país decenas de miles intentaban lo mismo: componer para hacerse famosos, componer por no hacer arte sino con tal de representar sentimientos y situaciones (enamorarse, desenamorarse, frustrante, narrarle a todos el dolor de no poder contarle a nadie el sufrimiento, desahogar el rencor, aceptar que todo acabó y todo empieza)”.1

      El escritor da en el clavo; no en eso de que todo mundo quisiera “componer para hacerse famoso”, sino en la necesidad perpetua de los hombres y mujeres de todos los tiempos de representar sentimientos y situaciones: Enamorarse, desenamorarse y “narrarle a todos el dolor de no poder contarle a nadie el sufrimiento”; desahogar el rencor, aceptar que todo acabó y que todo empieza, por un lado; y por otro, en eso de que Juan Gabriel creaba por su cuenta una realidad musical sólo suya, síntesis de todas sus predilecciones y que no existía en lado alguno. No es poca cosa, en un mundo (en un México) saturado de letras y canciones. En uno donde campeaban por sus fueron Agustín Lara, pero todavía más José Alfredo, parecería prácticamente imposible desarrollar un estilo propio sin encasillarse en un género, en una idea, en un leitmotiv; Juan Gabriel la canta a todo, en distintos tonos y de diferente forma: A la alegría, a la tristeza, a la soledad, a la esperanza, a la malquerencia, a la distancia, al deseo, pero sobre todo le canta al amor; al amor en todas sus variables, desde las más luminosas, hasta las más oscuras; e incluso, él -que no era muy formalito en estos trances- le canta a la mujer y la adora y la maldice.

Continuará…

      Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog:https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 Énfasis añadido.

FLORENCIA.

 

Florencia y yo

Como suele ocurrir, tenía ya casi escrito el artículo de esta semana.

Me salió muy bonito. Hablaba de Rotary, asistí a la Conferencia Bidistrital en El Paso, Texas; me di con la puerta en las narices básicamente por no tener muy claro a qué iba (aunque no se crea, de los errores se aprende); hablaba de una cantante de voz exquisita que conocí en Juárez merced a los buenos oficios de un amigo entrañable, cuyo nombre omito por razones no tan obvias; y, sobre todo, refería pormenorizadamente los sentimientos que me licuaron los ojos cuando leí el último poema de Adolfo.

Pero no; todo se quedó atorado en la garganta de la pluma virtual que enristro de nuevo para darles a ustedes la triste noticia: Se murió Florencia.

Los que me leen, saben perfectamente quién era Florencia. Florencia era una bolita de pelo blanco que yacía solitaria y temblorosa al fondo de una caja de cartón, cuando vino a rescatarla de su desamparo el dedito regordete de María. Tenía María 6 o 7 años y Florencia se metió de inmediato -y de lleno- en nuestras vidas.

Hace justo dos años escribí: Lejos estaba de imaginarme, muy, muy lejos, a Florencia (la cual, por cierto, en estos días luce un aspecto de rata, la pobre, pues con estos calorones decidieron “pelonarla” quesque porque se iba a sentir más cómoda y la mandaron rapar; “así que nada más quedaron sus peludas orejas y sus ojotes dulces para recordarme a la bolita blanca que solía ser”).

Y un año antes, luego de la absurda reforma fiscal del Presidente Peña Nieto, escribí también: “Resulta que a Florencia y a mí nos pasaron a fregar. Yo no sé si usted, amable lectora, gentil lector, sabe quién es ‘Florencia’. Florencia es la perrita de la casa. Dicho así, ‘perrita’; no mascota. Porque mascotas, mascotas, mascotas, teníamos dos: ‘Cuco’ y ‘Manzanita’; ‘Cuco’, el hámster, amaneció muerto. […] En cambio a Florencia, la verdad es que yo la veo como otro miembro de la familia. Más chaparrita y más peluda, pero como a una hija más. En ocasiones, pareciera que a la única que le importo es a ella, llego a casa y es una de jaranas y de fiestas que si algún día decidiera irme, me vería en la necesidad de litigar su custodia, por sobre la de Adolfo y María que ya no me hacen mucho caso. Claro que también puede ocurrir que los pedacitos de carne que le doy a hurtadillas tengan algo que ver con esas muestras de afecto arrasadoras. […] Aunque la Florencia es una french poodle, simpática y querendona, traga como pelón de hospicio; ahora, con el alza anunciada, mis precarias finanzas se verán afectadas en grado sumo, visto que la muy ingrata es capaz de comerse su propio peso en una sentada. Lo sé, lo sé, no es sano que los perros coman así, pero, ¿qué quieren? Pone una carita tan tierna y su mirada es tan, tan, ni modo, hay qué decirlo, tan de perro triste, que se amuela uno; hasta mi mamá ha dicho: ‘Díganle a Florencia que no me vea así; porque parece que se está muriendo de hambre’ (la hipócrita -La hipócrita de Florencia, quiero decir, no mi mamá-)”.

Ya ven; así como suelo escribir de mi gente, escribía de Florencia y sus avatares. Tan adentro estaba, hecha bolita (como en la lejana caja de cartón), metida en el fondo de mi pecho. Cuando hablo de los hijos -con personas que no tienen-, de cómo los quiere uno, de cómo los extraña, de cómo los padece, de cómo nos alegran la existencia, suelo explicarles el asunto del siguiente modo: “¿Tienes mascota?”, les pregunto; es frecuente que respondan: “Sí”; y les vuelvo a preguntar: “¿Y cómo te sientes cuando la ves? ¿No te dan ganas de reír de sus pequeñas bobadas, de sus locuras, de sus dislates? ¿No sientes una simpatía y un cariño difíciles de explicar de los pequeños gestos? ¿No sientes que te derrites; qué te deshaces por dentro en una mezcla de ternura y júbilo? Pues multiplícalo por mil; eso es tener un hijo”.

Pues bien, eso era para mí Florencia, una parte mi familia. Me siento culpable porque en los últimos meses casi no la vi; no reparé en ella; no la atendí como debería; perdido en mis asuntos, Florencia pasó a un segundo, un tercero, un cuarto plano; no la volví a cargar; no le volví a rascar la cabecita ni la panza; ¡necesitaba tan poco para ser feliz! Apenas un pequeño gesto de mi mano y ella se agitaba y se sacudía toda de alegría. Alguna vez, el regocijo la llevó a la incontinencia y de sólo verme en el vano de la puerta se hizo pipí. Y nunca, nunca, nunca, de veras, he visto tanto rendimiento, tanta devoción, tanta entrega, como en sus ojos de un café claro que solían seguirme -sí, ya lo escribí-, atentos, enormes, apacibles y acuosos, por toda la casa. ¡Me puede tanto! Que no tengo modo de expresar lo que siento, excepto estos párrafos de lástima. Mea culpa.

Me dice Adolfo que no sufrió. Que la inyección la puso a dormir y así se fue: Callada, mansa, dócilmente; así como vivió; sin pelarle los dientes a nada ni a nadie, excepto al odioso gato de los vecinos que se pavoneaba orgulloso y desafiante frente a la ventana de la biblioteca. Me duele mucho pensar que infructuosamente me esperó muchas tardes tras ese mismo cristal.

Sin saber qué hacer o qué decir en estos trances, sólo me gustaría pensar que no se ha ido; que por aquí ronda; inquieta y jubilosa, a la espera de una caricia, una sola, la postrera. Sea ésta, querida Florencia; sean estas letras las que guíen mi mano a donde sea que estés para rascarte por última vez detrás de las orejas peludas y te digan todo lo que te quise y no fui capaz de expresar en su momento.

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog:https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

“EL COCO” 3ª. DE TRES PARTES.

 

 Algunos indicadores así lo demuestran: Mientras que en enero de 2015, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) preveía un crecimiento del producto interno bruto (PIB), del 4% en 2015, así como el fortalecimiento de la confianza de los inversionistas;1 la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado del Banco de México, desde el mes de junio de 2015 daba a conocer que las expectativas de crecimiento del PIB real para 2015 y 2016 habían disminuido y lo situaban apenas arriba del 2.5%;2 y así lo corroboran las declaraciones del Secretario de Hacienda,

descarga

        Luis Videgaray Caso, del mes de agosto de ese mismo año.3 Y en tanto que la citada Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado situaba al dólar para 2015 en un máximo de 15.08 pesos; y para 2016 en 14.81;4 hace exactamente un año el tipo de cambio llegó a estar en 17.72 unidades a la venta;5 en tanto que el Sistema Administración Tributaria (SAT) lo fijó en 17.10 pesos por dólar.6 12 meses después el dólar se cotiza arriba de los 18 pesos, pero -y este es un pero fundamental-, hace apenas 2 meses se cotizó a más de 19.7

           En resumen, el panorama para la economía mexicana no puede ser más lamentable; y dada la dependencia de las finanzas estatales y municipales de las Federación ya podemos estar aviados para el próximo año, cuando los efectos de la crisis se dejen sentir con mayor rigor. La razón es muy simple: La primera fuente de ingresos en importancia para los estados son los recursos que transfiere el Gobierno federal (que se dividen en participaciones y aportaciones) y que representan, en promedio, el 82.2% de los ingresos totales; en tanto, obviamente, los ingresos propios representan entre el 11 y 12% de los ingresos totales; por lo que “el financiamiento, en otras palabras la deuda pública, ha registrado un crecimiento constante en los últimos años para alcanzar el 6% en promedio de los ingresos totales”.8 Es decir, éste es el preludio de lo que, sin duda, será uno de los peores años para la economía nacional… particularmente para estados y municipios.

         Si a eso le suma las arenas movedizas de la elección estatal (sigue en el TRIFE el sainete y con la moneda en el aire); el tema del Vivebús (pegadito al del UBER, donde la opinión está dividida entre los ignorantes y los imbéciles); la seguridad pública que no es un asunto menor pues la violencia empieza a repuntar (En Ciudad Juárez, la violencia vinculada a los grupos criminales ha vuelto después de haber disminuido de forma constante desde 2011; los homicidios van al alza y al mes de julio de este año se habían registrado 245 asesinatos, 56 más que en el mismo periodo de 2015; en tanto que para este mes se habían registrado 13 ejecuciones, “con lo que la cifra total a la fecha es de 258 homicidios, por lo que, a casi cinco meses de que termine 2016, faltan apenas 53 crímenes para alcanzar los 311 del año pasado”),9 es obvio que lo que nos sobran son problemas en puerta y que “El Coco” está a la vuelta de la esquina… acechante.

      Hablar de finanzas estatales durante los próximos meses -o, para el caso, del transporte o de la seguridad pública-, será, entonces, un asunto muy parecido al del famoso don Policarpo de Santomé del que ya hablábamos; algo así como apretar un botón casi mágico para poner a temblar a cualquiera que tenga dos dedos de frente.

        En nada abonan a ese clima de incertidumbre, por decirlo de manera amable, los amagos y amenazas (explícitos e implícitos), ni el amedrentamiento a quienes no comulgan con los detentadores del poder público y en ese trance se les estima, más que opositores o incluso adversarios, auténticos enemigos, sólo por el hecho de no coincidir, en todo y de manera incondicional, con éstos. Aunque no basten para todo, la reflexión, la conciliación, el diálogo, la concordia y el acuerdo, son indispensables para generar condiciones que permitan la sana convivencia.

         Los desplantes a nadie ayudan y a nada nos llevan, por no hablar de que en política, como en la vida, es imposible tener la razón definitiva; pues, como luego se dice: “Nadie gana todo y nadie pierde para siempre”.

       Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog:https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 1 Estudios económicos de la OCDE México enero 2015. OCDE. Pág. 11.

2 Visible en el sitio: http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/resultados-de-encuestas/expectativas-de-los-especialistas/%7BC409388F-8CF8-63C7-5EFA-DEDEB0F57E98%7D.pdf

Consultado el 16 de agosto de 2016 a las 13.00 hrs.

3 Nota suscrita por Carlos Acosta Córdova, con el título: “Hacienda ajusta a la baja pronóstico de PIB”, publicada el 20 de agosto de 2015, por el semanario Proceso.

4 Visible en el sitio de Internet: http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/resultados-de-encuestas/expectativas-de-los-especialistas/%7BC409388F-8CF8-63C7-5EFA-DEDEB0F57E98%7D.pdf Consultado el 16 de agosto de 2016 a las 15.00 hrs.

5 Nota suscrita por Esteban Rojas, con el título: “Positivo; dólar al menudeo baja a $17.00”, publicada el 28 de agosto de 2015, por el periódico El Financiero.

6 Visible en el sitio de Internet: http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/tablas_indicadores/Paginas/tipo_cambio.aspx Consultado el 17 de agosto de 2016 a las 18.00 hrs.

7 Nota suscrita por Ricardo Jiménez, con el título: “Tipo de cambio rompe barrera de 19 pesos por dólar”, publicada el 14 de junio de 2016, por el periódico El Economista.

8 ISUSQUIZA MARTÍNEZ. Edgar Enrique. Desigualdad, crecimiento económico y descentralización fiscal: Un análisis empírico para México. Centro de Estudios de las Finanzas Públicas. México. 2014. Pág. 33. Énfasis añadido.

9 Nota del Reforma, con el título: “Repunta violencia en el País”, publicada el 07 de agosto de 2016, por el periódico El Diario.

“EL COCO” 2ª. DE TRES PARTES.

descarga

"Duérmase mi niño,

duérmaseme ya,

porque viene 'El Coco' y se lo comerá".

Decía yo -antes de ser interrumpido por acontecimientos diversos -de lo que dan entera fe mis escritos de estas semanas- que, en realidad, no era a ese “Coco” al que quería referirme en mis líneas primigenias sino a otro. El “coco” del que quiero hablar… Antes de proseguir -y sólo para ilustrar mi punto de vista-, le cuento un chiste: Llega un niño y le pregunta a un paletero: “Oiga, señor, ¿tiene paletas de coco?”; “”; “¡Uuuuy! ¿Y no le da miedo?”. Pues de ese “Coco” es del que quiero hablar.

El “Coco” como macabrona entelequia -como el súmmum del pánico-, se parece mucho a ese legendario “Policarpo” del que da cuenta Benedetti en “La Tregua”. “Escribe” Martín Santomé: “Anoche, después de treinta años, volví a soñar con mis encapuchados. Cuando yo tenía cuatro años o quizá menos, comer era una pesadilla. Entonces mi abuela inventó un método realmente original para que yo tragase sin mayores problemas la papa deshecha. Se ponía un enorme impermeable de mi tío, se colocaba la capucha y unos anteojos negros. Con ese aspecto, para mí terrorífico, venía a golpear en mi ventana. La sirvienta, mi madre, alguna tía, coreaban entonces: ‘¡Ahí está don Policarpo!’. Don Policarpo era una especie de monstruo que castigaba a los niños que no comían. Clavado en mi propio terror, el resto de mis fuerzas alcanzaba para mover mis mandíbulas a una velocidad increíble y acabar de ese modo con el desabrido, abundante puré. Era cómodo para todos. Amenazarme con don Policarpo equivalía a apretar un botón casi mágico […]”.

Tal pareciera que en Chihuahua el “Coco” campea por sus fueros.

Con su aspecto terrorífico viene a golpear en nuestras ventanas -o en las pantallas de nuestra televisión o de nuestro ordenador- o se cuela por el Smartphone, a derribar la puerta casi; se nos mete por los ojos; no se está quieto y no se limita a acecharnos en la media noche; pertinaz, empieza su labor desde temprano y nos asalta, impune, a las nueve o diez de la mañana. La diferencia es que el “Coco” de nuestros días, ya no es esa especie de monstruo que castigaba a los niños que no comían; el de ogaño, es un ente amorfo, insidioso, prolífico, omnipresente, que nos embosca a todas horas, un día sí y otro también.

Desde una elección a Gobernador que empieza a prolongarse un poco quizá demasiado -con la amenaza latente e innegable, por un lado, de esta vez sí ir y quemar Palacio de Gobierno por parte de furibundas huestes albinegras o azuráureas (depende de cómo quiera Usted verlas), si las cosas no marchan a su gusto y modo; y por el otro, la de, ¡Ái, Dió mío!, anularla por parte de un TRIFE muy celoso de su deber-, hasta un ambiente de incertidumbre que va de la seguridad al dinero, pasando por el transporte público.

Hace tiempo, en otro lado, escribí: En el arranque del año de 2009, la Presidencia de la República, con un panista como titular, puso en marcha el Acuerdo Nacional en Favor de la Economía Familiar y el Empleo; entre otros aspectos, con el aval de las organizaciones empresariales y patronales de la República Mexicana, por este acuerdo se propuso: En apoyo a las familias mexicanas, a efecto de reducir el gasto en energéticos y ampliar su ingreso disponible: Congelar los precios de las gasolinas en todo el país y reducir el precio del gas LP en 10 por ciento, manteniéndose en ese nivel por el resto del año; en apoyo a la industria, para fomentar una mayor competitividad de la planta productiva nacional: Modificar la fórmula de determinación de las tarifas eléctricas industriales, a fin de reducir los costos operativos de la planta productiva nacional; reducir las tarifas eléctricas industriales en todas sus modalidades (20 por ciento para alta tensión, 17 por ciento para media tensión y 9 por ciento la de baja tensión y comercial); y permitir que un mayor número de empresas opten por una tarifa de cargos fijos por 12 meses con objeto de reducir su incertidumbre; en apoyo a las pequeñas y medianas empresas, también para fomentar una mayor competitividad: Realizar cuando menos el 20 por ciento de compras del Gobierno Federal a las PYMES mexicanas; y finalmente, se asumió el firme compromiso de garantizar un gasto público transparente, eficiente y oportuno.

En contraste, casi siete años después, luego de una serie de promesas de campaña incumplidas, la situación de la economía mexicana no puede ser peor (se halla en el fondo y escarbando), con las consecuencias negativas previsibles en perjuicio de los mexicanos; sin que la política de la Federación vea más allá de los índices macroeconómicos, completamente ajena a las necesidades y apremios cotidianos de la población que, a la postre, es la más afectada por la desastrosa política económica a cargo de la autoridad federal.

Continuará…

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog:https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com