ESCARBANDO.

images

Léame con cuidadito. Todo lo que yo escribo aquí lo escribo yo, pero no. Haga Usted de cuenta, querida lectora, gentil lector, que soy una especie de “medium”, de intermediario entre Usted y esa realidad agobiante que nos envuelve como un capullo o, permítame la licencia literaria y terrífica, como la trampa que teje la araña para zamparse a la mosca.

Se trata de una enfermedad que nos cerca por todos lados sin que nosotros podamos verla. Y mire Usted qué cosa, pero lo cierto es que no se trata de un germen o un bicho diminutos, asequibles para nuestra realidad solo a través del microscopio. ¡No señor! Esto que le voy a decir es una verdad de a kilo; grande como una casa; inmensa, gigantesca y, a menos que Usted o yo hagamos algo al respecto, va terminar por matarnos a todos de la peor manera; ese mal se llama: “Pobreza”.

Certificada por instituciones, varias de ellas con -cosa extraña en este país de suspicacias matadoras- un amplio prestigio en la materia, la pobreza nos pone en la antesala -como nación, como país- del desahucio. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), con base en la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares 2015, dio a conocer su evaluación de la pobreza; y según el informe Resultados de pobreza en México 2014, en 2010 había 52.8 millones de pobres; en 2012, 53.3 millones; y en 2014, 55.3 millones. Esto es, para el año pasado ya se habían incorporado a las filas de la pobreza dos millones de personas.1

Pero esa situación no es posible entenderla como un hecho aislado. Los pobres no son producto de una maléfica generación espontánea y algunos indicadores macroeconómicos así lo prueban: A principios de 2015, la OCDE preveía un crecimiento del PIB mexicano de un 4% así como el fortalecimiento de la confianza de los inversionistas;2 meses más tarde, la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, publicada en junio de este año por Banxico, dio a conocer que las expectativas de crecimiento del PIB real para 2015 y 2016 habían disminuido y lo situaban apenas arriba del 2.5%.3 Situación que confirmó el titular de la SHCP este mismo mes de agosto.4 Y en tanto que la citada Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado situaba al dólar para 2015 en un máximo de 15.08 pesos y para 2016 en 14.81;5 durante este mismo mes, el tipo de cambio llegó a venderse hasta en 17.72 pesos;6 en tanto que el SAT lo fijó en 17.10 pesos por dólar el día de ayer.7

Hablando de generar riqueza, los indicadores macroeconómicos no pueden ser más desalentadores: La actividad económica nacional creció apenas un 0.1% en mayo; la industria tuvo una caída del 0.4% mensual, su descenso más severo en más de 2 años según el INEGI; en números redondos, la construcción decreció 1.5% en mayo, su peor caída en 3 meses; mientras que las actividades manufactureras descendieron un 0.9%, el más pronunciado del año; y, de acuerdo al propio INEGI, las exportaciones mexicanas cayeron 8.8% anual, su descenso más severo desde octubre de 2009; en tanto que las ventas al extranjero de productos manufacturados, que significan el 88% del total, reportaron una contracción de 5.2%, la peor también de casi seis años.8

Por eso, si cuando sale Usted a la calle, siente un sabor a tierrita en los labios, ya sabe el porqué; porque estamos en el hoyo y…

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

 Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 Visible en el sitio: http://www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx
2 Estudios económicos de la OCDE México enero 2015. OCDE. Pág. 11.
3 Visible en el sitio: http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/resultados-de-encuestas/expectativas-de-los-especialistas/%7BC409388F-8CF8-63C7-5EFA-DEDEB0F57E98%7D.pdf
Consultado el 26 de agosto de 2015 a las 13.00 hrs.
4 Nota suscrita por Carlos Acosta Córdova, con el título: “Hacienda ajusta a la baja pronóstico de PIB”, publicada el 20 de agosto de 2015, por el semanario Proceso.
5 Visible en el sitio de Internet: http://www.banxico.org.mx/informacion-para-la-prensa/comunicados/resultados-de-encuestas/expectativas-de-los-especialistas/%7BC409388F-8CF8-63C7-5EFA-DEDEB0F57E98%7D.pdf
Consultado el 26 de agosto de 2015 a las 15.00 hrs.
6 Nota suscrita por Esteban Rojas, con el título: “Positivo; dólar al menudeo baja a $17.00”, publicada el 28 de agosto de 2015, por el semanario El Financiero.
7 Visible en el sitio de Internet: http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/tablas_indicadores/Paginas/tipo_cambio.aspx Consultado el 27 de agosto de 2015 a las 18.00 hrs.
8 Nota suscrita por Tláloc Puga, con el título: “La economía de México enfrenta difícil panorama”, publicada el 25 de julio de 2015, por el semanario El Universal.

		
Anuncios

ÓSCAR.

Foto Óscar

Como me ha ocurrido en distintas ocasiones, concluido un texto, debo reescribirlo o simplemente olvidarme de él para recomenzar uno nuevo. Hoy es de esas veces en que, elegido el tema y redactados los párrafos que lo componían, debí desistir y empezar otras líneas.

Ser rotario me ha deparado hondas alegrías y multitud de experiencias inéditas; sin embargo, me quedo con una: La posibilidad de conocer gente. Para mí, hombre retraído como soy (escribí “retraído”, que conste, no “retrasado”) y, aunque Usted no lo crea, excepcionalmente tímido, Rotary ha significado la posibilidad de conocer personas de diferentes lugares, de profesiones distintas, de talantes heterogéneos y en fin, de “abrirme” a otros. Por naturaleza, la política es díscola y chocarrera; Rotary no; en él, confluyen personas de creencias y pareceres disímbolos que enriquecen a la organización y la dotan de una singular vitalidad y frescura. No otro es el espíritu que guía al Club en su encomienda ecuménica.

“Seguía pensando en que lo que me sucedía, también le pasaba a cientos o miles en la gran ciudad… Estaba seguro de que había otros jóvenes del campo o pueblitos recién llegados a Chicago… ¿Por qué no reunirlos? Si otras personas también deseaban compartir un ambiente de camaradería, a buen puerto íbamos a llegar”. Escribió Paul Harris hace más de cien años. Sobre esa base, tejer relaciones y hacer amigos  se cimentó una de las organizaciones más importantes del Mundo -cuya definición y perfil ulteriores se consolidaron en breve-, para llegar a ser lo que en efecto es: Una institución de servicio, a nivel internacional, cuyo lema: “Dar de sí antes de pensar en sí”, resume la visión que los rotarios tienen de sí mismos y la misión a que consagran, dependiendo del grado de compromiso, buena parte de su existencia.

Pues bien, gracias a Rotary conocí a Óscar. Ignoro cuántos años nos separaban en edad, pero quiero pensar que eran más las afinidades que las discrepancias; y que el afecto, en el poco tiempo que logramos coincidir, se tejió sobre la base de la camaradería y un propósito común. Sin embargo, en esta fecha no deseo hablar del rotario ni del amigo, no; quiero hablar del ejemplo de vida que me deja su muerte.

No sé qué pensamientos cruzaron por su cabeza en sus últimos instantes de lucidez; pero me gustaría pensar que estuvieron dedicados a sus seres queridos, él, a quien vi por última vez el jueves pasado mientras se le graduaba una hija. Me gustaría pensar que las últimas imágenes que poblaron su mente fueron los hielos de Alaska, a donde se fue de viaje hace unos pocos meses; o las selvas chiapanecas, en donde estuvo semanas atrás. Me gustaría creer que, enfermo como estaba -y él lo sabía-, optó por posponer la fatal operación, esa que le costó la vida, para vivir un poco más y terminar por exprimir el jugo de las últimas vacaciones, sacar las últimas fotografías, gozar la postrer experiencia que la vida le deparaba y, en vez de languidecer en un hospital, dejó que le templaran el alma y el cuerpo los fríos polares y los calores húmedos de un rincón entrañable de México. Quiero pensar que esa y no otra, es la mejor manera de agotar la propia existencia: Viviéndola al límite, al filo de la incertidumbre, gozándola a plenitud y sin saber cómo ni cuándo ha de acabarse; viviéndola a la intemperie, sin certidumbres ni precauciones matadoras que asesinan en su anticipación más que la propia muerte.

Me consta porque lo vi, que era un hombre que vivía de una pensión modesta, pero con una pasión desbordada. Pocos hombres, pocos seres humanos en realidad, he conocido que sin ser ricos en lo material puedan decir, como él, que recorrieron el camino de Santiago con un par de odres de vino a la espalda como única vitualla; o que hayan pensado, con seriedad, arrojarse de un taxi en movimiento (cuando pensó que lo habían secuestrado) al borde de la Muralla China. Por más señas, a ninguno he conocido que tuviera un Cementerio de Mascotas; y a nadie he visto planear con tanto entusiasmo un viaje a los gélidos páramos del Polo Norte después de cumplir los sesenta y cinco años, sin más compañía que su gusto por ver y estar y ser.

Lo único que lamento, como suele ocurrir en estos casos, es no haber departido más tiempo con él; el no haber gozado más de su compañía y de la experiencia de escucharlo contar sus anécdotas de viajero infatigable; pero, sobre todo, de no haberle dicho, en persona, esto que estoy escribiendo: Que me gustaría mucho ser como él; parecérmele un poco aunque fuera; y vivir la vida con cierto desenfado pero con un gusto y una generosidad desbordantes que se reflejan en el brillo de la mirada; toda júbilo, toda recordación, toda esperanza.

Descanse en paz Óscar Pasillas y que en gloria de Dios esté.

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

ESPERANZA BAJO SOSPECHA.

jovenespobreza

No seamos sectarios: La infancia es a veces un paraíso perdido. Pero otras veces es un infierno de mierda”.

Mario Benedetti.

Vinculada a los jóvenes en la mayoría de los casos, la expresión que sirve de título a estos párrafos es útil porque resume -de manera poética además- el escepticismo que el tema produce en muchos de nosotros quienes hace un buen número de años dejamos de serlo para adentrarnos con pie firme en la antesala de la “Tercera Edad” (otra metáfora para decir que me estoy haciendo irremediablemente viejo).

Ver a mis hijos me deja claro el asunto pues el suyo, es el signo de la incertidumbre. Por un lado están sus sueños, sus anhelos, los retos en puerta y aquellos por venir; por el otro, la imperiosa exigencia de no terminar de desterrarlos de mi vida (cosa que además no quiero) pues de algún modo -de muchos en realidad- sigo haciéndoles falta. No es que su futuro, su éxito o su felicidad dependan de mí, en lo absoluto, todos están condicionados a la suma y al resultado de las decisiones individuales que cada uno adopte; sin embargo, el piso firme (escrito así, como el Programa de la SEDESOL), el aire fresco, el imprescindible golpe de timón, que sus vidas demanda, sí me atañen y me hacen activo partícipe en el desarrollo de sus respectivas vidas.

Eso por lo que hace a mis hijos.

Pero, ¿y en el otro extremo?

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Juventud 2010, de la población de 12 a 29 años que habita en nuestro país, su situación educativa-ocupacional presenta que 21.6% de ellos, casi una cuarta parte, no estudia ni trabaja;1 O dicho de otro modo, son ninis. Y aunque la existencia de los ninis no es un problema únicamente de las naciones en vías de desarrollo; no deja de ser un problema acuciante pues frecuentemente constituye la causa de multitud de problemas ulteriores: Crimen, violencia, uso de sustancias ilegales, madres a corta edad, deserción escolar; falta de ocupación en una profesión elegida o deseada, prácticas sexuales riesgosas, etc.2

Hablando de pobreza, el CONEVAL informó en 2008 que 14.9 millones de personas entre 12 y 29 años se encontraban en pobreza multidimensional, 3.3 millones estaban en pobreza extrema y 7.6 millones tenía rezagos de acceso a la alimentación. En 2011, 6.3% de los jóvenes mexicanos tenían rezago educativo, 15.6 millones no contaban con servicios de acceso a la salud, 23.7 millones no tenían acceso a la seguridad social, 6.3% millones presentaban carencia en la calidad y servicios de vivienda, 2.1 millones no tenían acceso a servicios básicos, alrededor de 40 millones padecían de pobreza multidimensional y 9.2 millones estaban en pobreza patrimonial.3

Respecto de la violencia, México reporta 95.6 muertes por cada 100 mil adolescentes de 15 a 19 años de edad; es decir, este año de 2015, México se convirtió en el país con la tasa más alta de mortalidad infantil y adolescente, de acuerdo con el Mapa da Violencia 2015 que el sociólogo y educador Julio Jacobo Waiselfisz produce desde 1998: “Con tasas de 55.8 y de 54.9 muertes por cada 100 adolescentes, El Salvador y Brasil ocuparon, respectivamente, el segundo y tercer casillero de un comparativo de 85 países contenido en este estudio editado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso)”; es decir, México casi duplicó las estadísticas de violencia juvenil de los países situados en 2º. y 3er.  lugar.4

Asimismo, el 70% de las madres adolescentes están en situación de pobreza;5 cifra que resulta alarmante si se toma en cuenta que México es “el principal país con embarazos adolescentes entre jóvenes de 15 a 19 años”.6

Existen, pues, fundadas razones para la desesperanzadora sospecha. ¿No cree?

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 Visible en el sitio: http://www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/2249/1/images/vf-jovenes-educacion-ninis.pdf
2 AGUILA, Emma; MEJÍA, Nelly, PÉREZ-ARCE, Francisco y RIVERA, Alfonso. Pobreza y Vulnerabilidad en México: El caso de los Jóvenes que no Estudian ni Trabajan. RAND Labor & Population. México. 2013. Pág. 3.
3 AGUIRRE QUEZADA, Juan Pablo. Pobreza multidimensional en los jóvenes. Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública. México. 2011. Págs. 2 y ss.
4 Nota de Carmen Álvarez, publicada bajo el título: “México el país más letal para jóvenes; violencia en AL”, en fecha 1º de agosto de 2015, por el periódico Excélsior.
5 Nota de Laura Poy Solano, publicada bajo el título: “En la pobreza, 70% de jóvenes embarazadas”, en fecha 16 de marzo de 2015, por el periódico La Jornada.
6 Nota de Carolina Gómez Mena, publicada bajo el título: “México, primer país en embarazos de adolescentes de entre 15 y 19 años”, en fecha 21 de mayo de 2015, por el periódico La Jornada.

FANTOMAS SE FUE A VIVIR A MÉXICO. 2ª. DE 2 PARTES.

fantomas-la-amenaza-elegante-varios-numeros-novaro-144-200-17364-MLM20136475846_072014-F 2

El segundo problema lo constituía la cercanía de México con los Estados Unidos y la dependencia del peso respecto del dólar. Que él supiera, México era el único país cuya moneda, si el dólar se debilitaba, se devaluaba; y si el dólar se fortalecía, ¡también se devaluaba! ¡No tenía sentido!

Por ello, el tercer problema consistió en responder a la interrogante: “¿En qué ocupar su fortuna?”; y la respuesta providencial fue la autorización para invertir capital privado en la extracción de crudo. A diferencia de otros países exportadores, que junto con China, Alemania y Japón mantuvieron un superávit interno, México desaceleró su crecimiento económico.1 Se había dicho: “¿Cómo es posible que el costo de producción de un barril de petróleo mexicano ronde los 4 dólares, que su precio internacional haya superado los 100 dólares y que, a pesar de ello, Pemex exhiba números rojos?”.2 El neocapitalismo (el neoliberalismo era cosa del pasado remoto) en todo su esplendor: No de balde, las familias más afortunadas en México, eran aquellas cuya bonanza relámpago tenía su origen en empresas otrora públicas: Teléfonos de México, Altos Hornos de México, Televisión Azteca, así como su sociedad con grandes compañías extranjeras como IBM, Bell Atlantic, Rupert Murdoch’s News Corp, AT&T, Visa, Wal Mart y NBC (beneficiarios de privatizaciones, desregulación financiera, apertura comercial y crisis).3

En algún momento Fantomas pensó: “¿Y si falla todo lo anterior?”. No se quebró mucho la cabeza: “Me postulo como candidato independiente a la Presidencia de la República”. No por nada, él era uno de los ladrones más famosos de la historia del Mundo, con un merecido lugar al lado de célebres y míticos colegas como Caco, Robin Hood, Alí Babá, Raffles y “El Padrino Mexicano”, don Carlo Salas de Gordari, il Capo di tutti i capi, a cuyo cuñado, por cierto, Gerónimo Gerardo Rivera, lo acababa de financiar con poco menos del 50 por ciento del capital necesario para hacerse con la primera licitación en materia de hidrocarburos, después de 76 de monopolio estatal. “¿Cómo decían los mexicanos? ¡Ajúa!”.

Pero ¿cuál fue la nota decisiva que lo impulsó a abandonar Francia? La fuga de “El Chapo” Guzmán Loera del penal del Altiplano, por supuesto.

La idea se la dio al famoso ladrón internacional el hecho de que, en una prisión de máxima seguridad, en donde según el dicho de los propios reclusos era posible escuchar “roncar” al vecino y oír las caminatas de los custodios, así como los ruidos de los otros pasillos; en donde los alimentos son llevados a las celdas pues no hay comedor; en donde los prisioneros solo pueden salir de manera individual una hora diaria; en donde las luces permanecen encendidas durante las 24 horas; en donde las celdas se vigilan a través de un sistema de cámaras de seguridad; y en donde a los reos les cortan el cabello al rape cada 15 días; haya sido posible cavar un túnel de 1.5 kilómetros de longitud sin que nadie escuchara los trabajos de excavación (pese a que algunos reos se quejaban de que el ruido nocturno no los dejaba dormir); reducir las revisiones físicas a los visitantes, bajo el argumento de que se violaban los derechos humanos; flexibilizar las aproximaciones al penal hasta convertirlo en un reclusorio “normal”; desmantelar el sistema que permitía, en tiempo real, detectar la identificaciones falsas de los visitantes; eliminar el monitoreo espejo desde la ciudad de México y cancelar el audio de las imágenes; dejar, juntitos y en el mismo pabellón, a varios de los líderes del narcotráfico más conspicuos de México; garantizar el acceso irrestricto de los abogados del narcotraficante fugado; así como permitir que tuviera televisión, el pelo largo e, incluso, un canario en la celda; permitir a CONAGUA hacer obras a un costado del reclusorio (lo que viola los protocolos de seguridad) y desconectar los sensores subterráneos de vigilaban en una profundidad de 20 metros (que ya después, alguien olvidó reconectar).

A sus ojos, México era el Paraíso. “Un Paraíso sin serpientes”, se reiteró con una sonrisa. Cómodamente instalado, Fantomas se arrellanó en el mullido asiento y en tanto Tauro le servía un tequila con limón -había que ir acostumbrándose a este asunto-, comenzó a planear su próximo golpe: “¿Y si robaba el ayate de la Virgen de Guadalupe? ¿Cuánto pagarían de rescate los mexicanos?”. Se preguntó.

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 1 AGABEKIAN, Grigor y otros. World Economic Situation and Prospects 2012. Rob Vos (coord.) United Nations. USA. 2012. Pág. 21.
2 SOLÍS GONZÁLEZ, José Luis. “Reforma petrolera: Lo dicho y lo oculto” en revista Trayectorias, volumen X, número 26, enero-junio 2008. México. Pp. 106-109. Pág. 108.
3 ACUÑA SOTO, Víctor. Las crisis en la era de la economía global: la tormenta financiera en México. Revista Argumentum. Vitória, v. 1, n. 1, p. 28-49, jul./dez. 2009.

FANTOMAS SE FUE A VIVIR A MÉXICO. 1ª. DE 2 PARTES.

fantomas-la-amenaza-elegante-varios-numeros-novaro-144-200-17364-MLM20136475846_072014-F

Cansado de las locuras de François Hollande, Fantomas se fue a vivir a México.

Abogados como Diego Hernández de Carvallo o Hernán Martínez Cáceres, juristas espléndidos ambos, de inmaculada trayectoria y que conocían su oficio a la perfección, le sirvieron como una especie de Renfield a Drácula para allanarle el camino -aunque, claro, sin ese tipo de truculencias-. Al principio batallaron para ponerse de acuerdo pero tan luego se dieron cuenta de que los euros se cotizaban mejor que el dólar -y que el pago sería en efectivo-, todo transcurrió terso como la seda, muy pulcro, nada de ataúdes sellados repletos de tierra hasta los bordes y barcos en donde no se deja títere con cabeza, no señor. Un avión privado con un montón de lujos, un viaje trasatlántico y ¡voilà! ¡C’est Mexique! Directo a la Colonia Polanco, en el Distrito Federal -cosa en la que se lució el Gobierno de Macedo, todo sea dicho-, y de ahí, al centro del país, a un lugar llamado “La Huasteca Potosina” o algo así. A una enorme propiedad de varias hectáreas, enclavada en el corazón de un ejido paupérrimo (donde el Secretario de Agricultura se portó ¿de pelos?). Un lugar sin amenazas de sismo ni de tsunamis (o surimis, ¿cómo lo había dicho aquella furcia esa noche loca en la costa de Marbella?), total, El Paraíso sin serpientes… o con el antídoto a la mano marcado con el signo del águila que tenía devorándosela ya ¿cuántos años?

Los abogados le ayudaron con todo: Permisos, autorizaciones, licencias, etc. y tras largos meses de espera por fin pudo trasladarse de Polanco al búnker de más de 4 mil metros cuadrados, todo fasto y esplendor, equipado como una minifortaleza subterránea y situado a 250 metros de la superficie (el departamento valuado en 15 millones de pesos se lo vendió a un político de cuarta que luego se lo regaló a su querida, con quien luego se casó -algo así como como una remasterización de José López Portillo y Shasha Montenegro versión opositora-).

Al concluir las obras le quedó el problema de los trabajadores y qué hacer con ellos para no dejar testigos. “Sin truculencias”, se repitió a sí mismo por enésima ocasión. A través de los señores abogados les facilitó las cosas y los mandó a todos de “braceros” (¿o “mojados”? ¿Cómo les decían aquí en México?). Nada de “polleros”, no señor, al final del día, de acuerdo a su lugar de origen, a unos los envió a Los Ángeles, a otros a Nueva York, a otros más a Pittsburgh y así. ¡Que Donald Trumph reventara!

Le daban mucha risa los mexicanos. A veces, le daban mucha pena también; pero se la aguantaba “¡como los meros machos!” (había que irse acostumbrando a la simpática manera de hablar de sus neocoterráneos).

¿Por qué se fue a vivir a México siendo tan ancho el Mundo? Una nota periodística, una sola, lo persuadió de golpe. Después de leerla hizo unas cuantas investigaciones por su cuenta ayudado por Piscis (abogada), Acuario (economista), Leo (socióloga), Tauro (historiadora) y Sagitario (administradora); y tomó una decisión que fue desarrollándose conforme a un meticuloso plan trazado entre los seis con Sagitario al mando. El resto de las chicas se ocupó de la mudanza del búnker francés.

Aunque en México los muertos, entre más sean, no dejan huella, Fantomas no quería problemas de consciencia; así que, el de los indocumentados que dejaron de serlo, fue el primer problema a resolver: Entre 230 y 330 mil mexicanos emigrarán cada año a Estados Unidos hasta 2017, según un informe elaborado por dos economistas nativos, Daniel Chiquiar y Alejandrina Salcedo.1 “Dos o tres mil mexicanos más de aquel lado no hacen ninguna diferencia”. Pensó Fantomas. Y era verdad.

Continuará…

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 

1 Visible en el sitio: http://voces.huffingtonpost.com/2013/04/04/migracion-mexico-estados-unidos_n_3016247.html
2 AGABEKIAN, Grigor y otros. World Economic Situation and Prospects 2012. Rob Vos (coord.) United Nations. USA. 2012. Pág. 21.
3 SOLÍS GONZÁLEZ, José Luis. “Reforma petrolera: Lo dicho y lo oculto” en revista Trayectorias, volumen X, número 26, enero-junio 2008. México. Pp. 106-109. Pág. 108.