ADOLFO Y ELVIRA. 1ª. DE DOS PARTES.

 

Sin título

No es que las ideas se aclaren con el tiempo, es que sólo te dejan de importar”.

Adolfo Villegas.

          Escritas estas líneas desde la semana pasada, se me atravesaron en el camino cosas menos importantes pero más urgentes -y que, por una extraña razón, causaron cierto revuelo entre mis escasos lectores-. Vuelvo al redil mansamente y retomo el carril de la prudencia.

          Hace quince días, sin venir a cuento, recibí un correo críptico pero evocador (lejos estaba yo de entenderlo como el presagio de lo que esa semana me deparaba) que decía -cito textual-: “No sé por qué, pero recordé la recomendación más hermosa que me han hecho: Yeats”. Pues bien, esa misma semana tuve una de las conversaciones más gratificantes de mi existencia toda. “¿Te gusta la poesía?”, me preguntó Adolfo. Y yo le respondí que sí. Que la poesía es fundamental en la vida de las personas. Que leer poesía nos hace más humanos. “Tal vez –le dije- yo no haya leído mucha; tal vez sea incapaz de apreciarla en su justa dimensión; y definitivamente no recuerdo muchos poemas de memoria; pero leer poesía ha sido una de las mejores experiencias de mi vida”. Ahí mismo me arranqué declamándole uno de los pocos poemas que recuerdo: “Para entonces”, del entrañable Manuel Gutiérrez Nájera. Luego le leí poemas de Jaime Sabines y rematé con una letra de Joaquín Sabina.

           La poesía -no se lo dije, pero huelga decir que estas líneas se las dedico- nos acerca a la fibra de las cosas; al centro de su ser; por la poesía nostalgiamos sin música, aprehendemos la esencia del Cosmos sin el concurso del pensamiento, recordamos con el corazón (un pálpito, un estremecimiento, una leve arritmia) y descubrimos el mundo -en lo que verdaderamente vale- sin el auxilio de todos los sentidos. Luego de esa vorágine de palabras, de ideas, de emociones, me miró con simpatía y preguntó: “¿Conoces a Elvira Sastre?”; “no”, respondí escuetamente; “léela”, fue su breve sugerencia. De inmediato nos pusimos a buscarla, tête à tête, en Internet (Nada más por eso se ha morigerado mi juicio sumario contra La Web).

         ¿Qué les puedo decir? Fue toda una revelación. Lo más significativo, lo más hermoso, lo más memorable, es que haya llegado yo a esas letras a través de los ojos de mi hijo más pequeño, quien demuestra una saludable pasión por los libros (leyó siete las pasadas vacaciones), quien recién acaba de descubrir la magia de la poesía y empieza verdaderamente a educarse en los misterios del Mundo. Al fin y al cabo, los seres humanos nos formamos merced a la experiencia vital (incluidas la emoción, la aventura, la excitación, el placer de leer un libro) más que en la escuela.

     Como sea, les dejo aquí, primero, unos cuantos versos de esta poetisa española, jovencísima (nació en 1992), lesbiana -por cierto-, que desde ya, será para siempre un trozo de vida vinculado a Adolfo y a la constatación de su auténtico azoro enfrentado a la maravilla de unos pocos versos (nada me parece más triste que permanecer impávido de ara al sencillo milagro de la poesía).

         En segundo lugar (aunque de algún modo nada misterioso en primerísimo sitio), el primer poema de mi hijo que -papá cuervo como soy- me hizo enchinar la piel y derretirme por dentro.

           Van algunos de los versos de la española:

Cualquiera diría al verte
que los catastrofistas fallaron:
no era el fin del mundo lo que venía,
eras tú.

 

Te veo venir por el pasillo
como quien camina dos centímetros por encima del aire
pensando que nadie le ve.
Entras en mi casa
-en mi vida-
con las cartas y el ombligo boca arriba,
con los brazos abiertos
como si esta noche
me ofrecieras barra libre de poesía en tu pecho,
con las manos tan llenas de tanto
que me haces sentir que es el mundo el que me toca
[…]” (Quiero hacer contigo todo lo que la poesía aún no ha escrito).

A la mierda

el conformismo:

yo no quiero

ser recuerdo.

Quiero ser tu amor imposible,

tu dolor no correspondido, 

tu musa más puta,

el nombre que escribas en todas las camas

que no sean la mía,

quien maldigas en tus insomnios

quien ames con esa rabia que solo da el odio. […]

Yo no quiero

dejar huella en tu vida,

quiero ser tu camino,

quiero que te pierdas,

que te salgas,

que te rebeles,

que vayas a contracorriente,

que no me elijas,

pero que siempre regreses a mí para encontrarte. […]

 

Yo no quiero ser recuerdo,
mi amor,
quiero que me mires 

y adivines el futuro” (Yo no quiero ser recuerdo).

Continuará…

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

Advertisements

PORQUÉ JAVIER CORRAL NO PUEDE SER EL CANDIDATO.

javier-corral

Desde hace días, se especula sobre quién será el Candidato del PAN a la gubernatura. De todos los nombres, sólo destacan dos: Javier Corral y Juan Blanco. Al margen de los defectos que les puedan endilgar a estos “angelitos”, lo cierto es que difícilmente el primero de los citados podría ser designado. Lo anterior lo comento porque han menudeado las pláticas de café en donde me preguntan si es posible o no que lo sea; por este medio respondo a los curiosos: El artículo 84, fracción VI, de la Constitución local, señala que para poder ser electo Gobernador Constitucional del Estado, se requiere: “No ser servidor público federal con facultades de dirección y atribuciones de mando, ni militar con mando en el Ejército”; empero esta previsión contiene una excepción; a saber, que estos servidores podrán ser electos “siempre que al efectuarse la elección tengan seis meses de estar definitivamente separados de sus cargos o empleos”. El caso concreto de los legisladores federales pareciera no estar incluido en esa previsión. En todo caso, es preciso interpretar qué debe entenderse por “facultades de dirección y atribuciones de mando”.

Ahora bien, antes de proseguir, es necesario tener en cuenta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha sostenido, entre otros, los siguientes criterios: “Se puede concluir que, por lo general, el carácter determinante de la violación supone necesariamente la concurrencia de dos elementos: Un factor cualitativo y un factor cuantitativo. El aspecto cualitativo atiende a la naturaleza, los caracteres, rasgos o propiedades peculiares que reviste la violación o irregularidad, lo cual conduce a calificarla como grave, esto es, que se está en presencia de una violación sustancial, en la medida en que involucra la conculcación de determinados principios o la vulneración de ciertos valores fundamentales constitucionalmente previstos […]”;1 en otro orden de ideas, también ha sostenido que: “De la interpretación de los artículos 39, 40, 41, párrafos primero y segundo, base III, apartado C, y 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y de los numerales 2, párrafo 2, 237, párrafo 4, y 347 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, se concluye que las prohibiciones que rigen la propaganda institucional o gubernamental aplican igualmente para los legisladores del Congreso de la Unión como grupos parlamentarios. Lo anterior porque tales restricciones, en cuanto a los sujetos a los que están dirigidas, comprenden a los poderes federales y estatales, los municipios, los órganos de gobierno del Distrito Federal, así como cualquier otro ente público, quedando incluidos en el primero de los supuestos los legisladores, tanto en lo individual como en grupos parlamentarios, pues si bien no constituyen por sí mismos el poder legislativo, sí forman parte de él y no se les puede desvincular de la Cámara de Diputados o de Senadores a la que pertenezcan, en relación con las cuales ejercen las funciones propias del Poder Legislativo que integran. Una interpretación contraria conllevaría la posibilidad de vulnerar los principios de imparcialidad y equidad en las contiendas electorales que se tutelan en los preceptos constitucionales citados […]”.2

 No hay que ser un genio para concluir que el derecho de los partidos políticos y sus abanderados a participar en los procesos electorales (internos o externos), no puede entenderse como un derecho absoluto, sino limitado a las normas (constitucionales y legales) que rigen la materia, pues en ellas se establecen, las formas específicas de intervención de unos y otros, así como los términos y condiciones para ello, siendo una de ellas, la existencia de un período cierto y determinado para la separación de los cargos públicos, si fuera el caso, a fin de poder aspirar a otro. El establecimiento de dicho período tiene su origen en la necesidad de otorgar condiciones de certeza y equidad a la participación de los diversos actores políticos en un proceso electoral; y al ser éstos parte de los principios constitucionales y legales que deben observarse para considerar una elección válida, su cumplimiento es inexorable.

Sin que pueda soslayarse, en este punto, que en el Estado de Chihuahua todos los aspirantes que ocupan un escaño en el Congreso de la Unión (las senadoras Lilia Merodio y Graciela Ortiz, así como el diputado Juan Blanco) pidieron licencia en tiempo y forma para separarse del cargo.3

          Además, ya en un plano estrictamente práctico, ¿de veras querría el PAN correr riesgos con él? Porque claramente existen dos:

  1. El primero es que los flamantes integrantes del Instituto Estatal Electoral o del Tribunal Estatal Electoral (ambos integrados a ciencia y paciencia del Senador Corral e incluso, en el último caso, uno de los principales méritos para impulsar a uno de sus integrantes por el propio Corral es que es pariente de su amigo del alma Jaime García Chávez), le pongan “peros” a su candidatura precisamente por las razones reseñadas líneas atrás, con lo que el albiazul tendría que retrasar semanas el arranque de campaña mientras se resuelven las impugnaciones, y
  1. ¿Por qué podría ganar el Senador? ¿No se acuerdan ya de la “revolcada” que los chihuahuenses le pusieron el 2004? O para el caso, ¿en 2012? Mire Usted, en 2004, como candidato a Gobernador -el ahora y todavía Senador- obtuvo el equivalente al 41.38% de los votos, mientras que su contrincante, José Reyes Baeza (gulp) se hizo con el 56.48, una diferencia de casi 15 puntos.4 Ese no es el problema; el verdadero problema es que considerando la elección inmediata previa, la distancia entre el 1º. y el 2º. lugar casi se duplicó pues Ramón Galindo había perdido por menos de 8 puntos. Peor aún, en ese lapso, Corral no sólo consiguió que el PAN perdiera estrepitosamente, sino que obtuvo el dudoso mérito de conseguir menos votos; en 1998 Galindo obtuvo 416,888; en tanto que él consiguió apenas 411,162.5 Incluso Borruel (posiblemente uno de los peores candidatos de la historia) consiguió más votos que Corral en 2010: 423,409.6 En el 2012, cuando contendió contra Patricio Martínez -uno de los peorcitos candidatos que tenía el PRI- de nuevo perdió ¡por más de 13 puntos! Obteniendo, Corral, el 43.17% de los votos; y Martínez, el 56.82%.7

Javier Corral sólo gana en el escritorio; y créanme gente si les digo que yo lo sé mejor que nadie. El PAN dirá y que los agarren confesados.

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes). 

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

[1] Énfasis añadido. Tesis XXXI/2004, con el rubro: “NULIDAD DE ELECCIÓN. FACTORES CUALITATIVO Y CUANTITATIVO DEL CARÁCTER DETERMINANTE DE LA VIOLACIÓN O IRREGULARIDAD”.
2 Énfasis añadido. Jurisprudencia 10/2009, con el rubro: “GRUPOS PARLAMENTARIOS Y LEGISLADORES DEL CONGRESO DE LA UNIÓN. ESTÁN SUJETOS A LAS PROHIBICIONES QUE RIGEN EN MATERIA DE PROPAGANDA GUBERNAMENTAL”.
3 Nota de Martha Elba Figueroa, con el título: “Solicitan licencia legisladores para buscar candidaturas”, publicada el 3 de diciembre de 2015 por el periódico El Diario.
4 https://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_estatales_de_Chihuahua_de_2004
5 https://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_estatales_de_Chihuahua_de_1998
6 https://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_estatales_de_Chihuahua_de_2010
7 https://prep2012.ife.org.mx/prep/NACIONAL/SenadoresNacionalEdoEPF.html

TROZOS DE LITERATURA, RETAZOS DE VIDA ¿QUÉ MÁS DA?

IMG_20160113_205059IMG_20160113_205121

IMG_20160113_205139IMG_20160113_205039

Hurgando entre viejos libros, ¿podía ser de otro modo?, hallé unas cuantas fotografías que dan fe de cómo han pasado los años en mi rechoncha figura (sigo igual de cachetón). Ésas, quizá, constituyen el único -y mudo- testimonio de que, alguna vez, tuve un año de vida apenas. Adolfo dijo que estaba “simpático”. María fue lapidaria: “¡Aaayyy! ¡Te veías muy tierno!… ¿Qué te pasó?”. Recuerdo que durante años, Patty (celosa guardiana), Lola (indolente tenedora) y yo (directamente interesado), peleamos por hacernos de ellas. Entiendo el origen de la disputa pues mi dejadez y descuido proverbiales me hacen inseguro custodio; así que capturé las imágenes en mi celular y las dejé donde estaban; quién sabe cuándo y cómo vuelvan a ver la luz… si ocurre. Los dejo con las fotos y con estos otros “trozos de vida” que son las palabras en los libros; después de todo: “Dónde vivimos,/Sino en las identidades falsas/que nos atribuyen a los demás”.1

  • “Como dicen los escritos budistas: Algo tan pequeño como el pico de un ave está predestinado y tiene consecuencias”;2
  • “El romanticismo no es algo que se encuentre por ahí fuera […] Está en la mente de uno”;3
  • “Pero ¿será ella feliz si tiene que reprimir sus sentimientos constantemente?”;4
  • “Según Bertrand Russell, la pasión romántica alcanza su cima cuando los amantes luchan contra todo el mundo”;5
  • “No es más que un sueño,/del pasado, del presente./¿Quién consigue despertarse del sueño?/Sólo hay un ciclo interminable/de antiguas alegrías y de nuevos pesares”;6
  • “–Sí, todos esos altos cargos del Partido […] se convierten en multimillonarios, pero sin dejar de ser cargos del Partido–”;7
  • “Nos conocimos en el mar envuelto en noche:/tú tienes tu destino, y yo el mío./Recuérdalo si quieres,/pero será mejor que olvides/la luz que se produjo en el encuentro”;8
  • “Es imposible ofrecer un relato racional de la existencia humana”;9
  • “Tú y yo estamos tan locos/el uno por el otro,/como si nos envolviera el fuego del alfarero./De un trozo/De arcilla, moldea tu efigie,/ Moldea la mía. Aplástanos/ a los dos de nuevo para volvernos arcilla, mézclala/ con agua, vuelve a moldear tu efigie,/ vuelve a moldear la mía./ Así, te tendré en mi cuerpo,/ y tú me tendrás también en el tuyo”;10
  • “Según la obra de Denis de Rougemont, El Amor y Occidente, el amor romántico no existió hasta que lo inventaron los trovadores franceses”;11
  • “Wang era la mujer de otro hombre, y seguiría siéndolo. Eso lo decía todo. Había un límite que no podía franquear”;12
  • “¿Qué decía nuestro querido maestro Du Fu? ‘Sólo perdura lo que escribes’”;13
  • “El cielo o el infierno están en nuestra cabeza, no en las cosas materiales que poseemos”;14
  • “Es la mente la que ve y la mente la que oye”;15
  • “De modo que Robespierre acertó de lleno. Así son los revolucionarios: En la revolución la cagan, pero se les dan bien las mujeres”;16
  • “Sólo sus ojos seguían incitándole a uno a apostar por él”;17
  • “En esta sociedad capitalista, el conocimiento se paga o se roba. No hay más caminos”;18
  • “El dinero fácil suele ser negro”;19
  • “Es duro lo sé, pero cuando estás enamorado de alguien siempre quieres tenerlo a tu lado”;20
  • “No hay dicha/que se pueda dividir en tres./Para nosotros/no hay más remedio, ya ves”;21
  • “Me gustaría saber quién es el guapo que distingue a los corderos de los lobos”;22
  • “Tres necesidades acompañan al hombre hasta la tumba; mear, cagar y el deseo de venganza”;23
  • “Los pobres, como los gorriones, sólo tenemos dos opciones para llegar alto: O decidimos volar, o dejamos que nos pille el gato y nos suba al tejado entre sus fauces”;24
  • “En realidad, no es que en el mundo ocurra un asunto tras otro, ayer el pasado, hoy el presente y mañana el futuro. No, ver así las cosas es consecuencia de la simpleza de la gente. Todo acaece más bien al mismo tiempo, de modo que el futuro puede verse como pasado y viceversa, y el presente no es más que una ilusión, asunto de necios”;25
  • “Y le dio una clase sobre la distribución de la riqueza y cómo las leyes y religiones se encargaban de proteger los bienes y privilegios de quienes poseían más, en desmedro de los pobres, para concluir que el sistema era de una injusticia garrafal”;26
  • “Cómo actúa, habla, se ríe de un chiste o toma una decisión está influenciado por su experiencia”;27
  • ¿Qué estás dispuesto a perder?”,28 y
  • “En los niveles más elevados el arte y la ciencia aspiran de igual forma a la belleza. Al absoluto”.29

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes). 

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 1 XIAOLONG, Qiu. El crimen del lago. 1ª. reimpresión. TusQuets. México. 2013. Pág. 32.
2 XIAOLONG, Qiu. Visado para Shanghai. 1ª. reimpresión. TusQuets. México. 2012. Pág. 202.
3 Ibídem. Pág. 297.
4 Ibídem. Pág. 298.
5 Ibídem. Pág. 321.
6 XIAOLONG, Qiu. El crimen del lago. Op. cit. Pág. 59.
7 Ibídem. Pág. 87.
8 Ibídem. Pág. 301.
9 XIAOLONG, Qiu. El caso Mao. 1ª. reimpresión. TusQuets. España. 2011. Pág. 36.
10 XIAOLONG, Qiu. Seda roja. 1ª. reimpresión. TusQuets. Argentina. 2014. Pág. 93.
11 Ibídem. Pág. 210.
12 XIAOLONG, Qiu. Muerte de una heroína roja. 1ª. reimpresión. TusQuets. México. 2012. Pág. 199.
13 Ibídem. Pág. 214.
14 Ibídem. Pág. 257.
15 MÁRKARIS, Petros. Noticias de la noche. 1ª. reimpresión. TusQuets. Argentina. 2013. Pág. 24.
16 Ibídem. Pág. 106.
17 Ibídem. Pág. 192.
18 Ibídem. Pág. 195.
19 Idem.
20 Ibídem. Pág. 201.
21 MÁRKARIS, Petros. Defensa cerrada. 1ª. reimpresión. TusQuets. Argentina. 2014. Pág. 69.
22 Ibídem. Pág. 192.
23 Ibídem. Pág. 195.
24 Ibídem. Pág. 247.
25 RAMÍREZ, Sergio. Sara. Alfaguara. México. 2015. Pág. 139.
26 ALLENDE, Isabel. El juego de Ripper. Vintage español. EUA. 2014. Pág. 160.
27 DAZIERI, Sandrone. No está solo. 2ª. edición. Alfaguara. España. 2015. Pág. 129.
28 Ibídem. Pág. 271.
29 Ibídem. Pág. 535.

2016. Segunda de 2 partes.

PistaNuevaNovela (1)

En cuanto a Isabel Allende, me dejó buen sabor de boca; las dos novelas, “El Amante Japonés”1 y “El Juego de Ripper”,2 dan en el clavo sin llegar a ser obras maestras. En ambas, se nota el oficio de escritora de la autora pues una historia insulsa termina siendo una narración legible y entretenida. Si fueran películas diría de las dos que son “palomeras”, aunque la primera algo nos quede a deber. Yo la compré sólo por la frase promisoria que aparece en la contraportada (que constituía un preludio del libro del que la autora es capaz y no fue): “A los veintidós años, sospechando que tenían el tiempo contado, Ichimei y Alma se atragantaron de amor para consumirlo entero, pero mientras más intentaban agotarlo, más imprudente era el deseo, y quien diga que todo fuego se apaga solo tarde o temprano, se equivoca: hay pasiones que son incendios hasta que las ahoga el destino de un zarpazo y aun así quedan brasas calientes listas para arder apenas se les da oxígeno”. Total, como luego se dice: Mucho ruido y pocas nueces. “Sara”,3 de Sergio Ramírez, funciona sin ser cosa del otro mundo (a Ramírez lo conocí por “Margarita, está linda la mar”,4 premio Alfaguara de novela 1998); en esta novela cuenta la historia de Sara, la mujer de Abraham; dándole un enfoque y un giro interesantes (pero nada más) al relato bíblico.

Por último, aunque compré con sus duditas “Los Besos en el Pan”,5 de la extraordinaria Almudena Grandes, lo cierto es que la novela, sin ser entrañable, fue lo mejor que leí el mes pasado. Ambientada en el Madrid de nuestros días, la trama gira en torno a una veintena de personajes cuyas vidas se interrelacionan y van desde la esclavitud moderna de los inmigrantes chinos hasta el triste y solitario suicidio de un “parado”; vale la pena porque nos enfrenta con la terrible realidad española (y parcialmente europea -piénsese en Grecia-) que deberíamos ver, querámoslo o no, como una especie de preludio de nuestra propia realidad inminente.

Leí pues, querida lectora, gentil lector, imbuido de ese espíritu festivo (mitad azoro, mitad júbilo) que hace decir de los libros, a uno de los maravillosos personajes de Leonardo Padura: “Cada uno de los libros que están allá atrás -señaló el almacén del fondo- tiene su alma, tiene su vida, tiene parte del alma y la vida de los muchachos que, como tú, han pasado por esta biblioteca y los han leído en estos treinta años. […] Cada libro, cualquiera, es insustituible, cada uno tiene una palabra, una frase, una idea que espera por su lector”.6

          Amo lo libros y me aterra pensar que quizá los amo más que a algunas personas. En otra novela, agrega Padura: “En momentos así el Conde disfrutaba con la idea de que los libros podían hablar, cobraban vida y autonomía. Entonces comprendía que su amor por aquellos objetos, gracias a los cuales ahora vivía y de los que a lo largo de los años había obtenido una felicidad diferente a todas las otras modalidades posibles de la felicidad, era una de las cosas más importantes de su vida, en la cual cada vez quedaban menos cosas importantes”.7

Como sea, los dejo con algunas frases sueltas que pepené, por aquí y por allá, en días pasados:

  • “Dicen los chinos que crisis es peligro más oportunidad”;8
  • “-Voy a necesitar tiempo. /-¿Cuánto? Tengo cincuenta y cinco años, no me sobra tiempo, pero si eso es lo que quieres, tendré que esperar”;9
  • “A veces la conciencia puede ser más fuerte que el entrenamiento y todas las estupendas razones para la guerra -deber, honor, patria-”;10
  • “Los hombres son perros sin bozal, perros sin sesos, perros a los que domeñan sus instintos”;11
  • “Qué cosa es el destino y tuvo una sola respuesta. Decir sí o decir no. Si puedes”;12
  • “Por eso nunca vas a ser ni un escritor mediocre como yo, ni un oportunista elegante como Rafael, ni siquiera una buena persona como el pobre Carlos. No vas a ser nada, Conde, porque quieres juzgar a todo el mundo y no te juzgas nunca a ti mismo”;13
  • “Esta mañana me di cuenta de que habías cambiado mucho, Mario. ¿Por qué tienes esa amargura? ¿Por qué hablas de ti como si tuvieras lástima, como si los demás fueran canallas, como si tu fueras el más pobre y el más puro?”;14
  • “Seré en tu vida lo mejor de la neblina del ayer cuando me llegues a olvidar, como es mejor el verso aquel que no podemos recordar”;15
  • “Aunque a veces las mujeres -también los hombres, qué coño- se enamoran, y hacen lo que tengan que hacer y sobre todo lo que no deben hacer”;16
  • “Todos los días, cuando abro los ojos a las cinco de la mañana y descubro que sigo aquí, me hago la misma pregunta: ¿Hasta cuándo vas a seguir jodiendo, Rogelito? Es que hace rato estoy convencido de que lo único que me falta por hacer en esta vida es morirme”;17
  • “Y cuando vine a reaccionar ya estaba enamorado como un loco, o mejor dicho, como un comemierda, que es el único modo en que uno se enamora”,18 y
  • “Pues ni los olvidos más rígidos, los decretados con mayor encono, son capaces de enclaustrar de forma definitiva los gritos de la memoria, cuyo alimento único es, por supuesto, el pasado”.19

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com


1 ALLENDE, Isabel. El amante japonés. Plaza y Janés. Colombia. 2015.
2 ALLENDE, Isabel. El juego de Ripper. Vintage español. EUA. 2014.
3 RAMÍREZ, Sergio. Sara. Alfaguara. México. 2015.
4 RAMÍREZ, Sergio. Margarita, está linda la mar. Alfaguara. México. 1999.
5 GRANDES, Almudena. Los besos en el pan. TusQuets. Argentina. 2015.
6 PADURA, Leonardo. La Neblina del Ayer. TusQuets. México. 2015. Pág. 187.
7 PADURA, Leonardo. Adiós Hemingway. TusQuets. México. 2015. Pág. 133.
8 ALLENDE, Isabel. El juego de Ripper. Vintage español. EUA. 2014. Pág. 293.
9 Ibídem. Pág. 294.
10 Ibídem. Pág. 351.
11 VOLPI, Jorge. Las Elegidas. Alfaguara. México. 2015. Pág. 73.
12 PADURA, Leonardo. Adiós Hemingway. TusQuets. México. 2015. Pág. 143.
13 Ibídem. Pág. 156.
14 PADURA, Leonardo. Pasado perfecto. 1ª. reimpresión. TusQuets. Argentina. 2014. Pág. 91.
15 PADURA, Leonardo. La Neblina del Ayer. TusQuets. México. 2015. Pág. 155.
16 Ibídem. Pág. 115.
17 Ibídem. Pág. 147.
18 Ibídem. Pág. 157.
19 Ibídem. Pág. 167.

2016. Primera de 2 partes.

descarga (1)

Ya estamos en el 2016; dice Lola que, conforme pasan los años, el tiempo parece acelerarse; una hora tras otra, un día tras otro, una semana, un mes y, de pronto, ya pasó un año entero… y vuelta a empezar. Yo era escéptico; pero no, es verdad, conforme avanzan los años el tiempo se acelera y se convierte en una especie de vorágine. El tiempo de los viejos no es el mismo tiempo que el de los jóvenes y parece transcurrir a velocidad de escándalo.

Sin embargo, estas vacaciones me sirvieron para mitigar un poco los efectos de mi condición de hombre entrando en la cincuentena. Leí como loco. Por primera vez en muchos, muchísimos años, me fui sin mi computadora portátil y me instalé en el bendito ocio de una vacaciones no sé si merecidas, pero indispensables del todo.

Tenía años que no me daba un atracón de novela policiaca y fue lo que hice; aunque no faltaron autores como Almudena Grandes, Isabel Allende o Jorge Volpi. De la primera, leí “Los Besos en el Pan”;1 de la segunda, “El Amante Japonés”2 y “El Juego de Ripper”;3 del tercero, “Las Elegidas”;4 de Sergio, Ramírez, “Sara”;5 y de Paco Ignacio Tabo II, “Que sean Fuego las Estrellas”.6 En tanto que la zambullida en el género policiaco vino de otro lado, dos autores que no había leído en el pasado y otros tres que no he leído tampoco (los he devorado siempre que he podido). De Sandrone Dazieri leí “No está solo”7 y de David Lagercrantz “Lo que no te mata te hace más fuerte”;8 en tanto que los tres consagrados del género policiaco son: Petros Márkaris, de quien leí “Muerte en Estambul”,9 “Noticias de la Noche”10 y “Defensa Cerrada”;11 de Leonardo Padura, “Pasado Perfecto”,12 “Adiós, Hemingway”13 y “La Neblina del Ayer”;14 y de Qiu Xiaolong, “El Caso Mao”,15 “El Crimen del Lago”,16 “Visado para Shanghai”,17 “Muerte de una Heroína Roja”18 y “Seda Roja”.19

Le cuento: De los tres últimos, si a usted le gusta el género, no hay nada qué decir; magníficos, espléndidos. De su mano, en el caso de Petros Márkaris, recorre los barrios de una Atenas que apenas empieza a resentir los estragos previos del colapso económico que vive en la actualidad; de la de Leonardo Padura, recorre usted en todo su horror y en toda su belleza, las calles de La Habana; en tanto que el tercero nos guía por los meandros y recovecos de Pekín (hoy Beijín) y Shanghai, así como de la singular política china, en el seno del Partido Comunista.

Los dos desconocidos, Sandrone Dazieri y David Lagercrantz, fueron una agradable sorpresa; con novelas bien hechas y bien escritas y una historia bien contada; nos llevan, el primero, por Roma y sus alrededores a la caza de un asesino en serie; en tanto que el segundo nos traslada de San Francisco a Estocolmo en una narración trepidante que incluye dos de los personajes más entrañables de la literatura moderna: Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist. La Trilogía Millennium, escrita por el sueco Stieg Larsson (fallecido en el apogeo de su carrera), nos regaló tres de las mejores novelas policiacas (para mí lo son) que yo haya leído jamás: “Los Hombres que no Amaban a las Mujeres”, “La Chica que Soñaba con una Cerilla y un Bidón de Gasolina” y “La Reina en el Palacio de las Corrientes de Aire”; pues en esta historia Lagercrantz continúa con la zaga y pretende que “Lo que no te mata te hace más fuerte” se constituya en la cuarta entrega de la serie. Sin el oficio ni “el toque” de Stieg Larsson la novela cumple con las expectativas; y hablando de expectativas, dos de mis autores preferidos, Jorge Volpi y Paco Ignacio Tabo II, las defraudaron miserablemente. Burro yo, claro, pues ninguna de las dos obras promete en sus solapas nada fuera del otro mundo, pero como se trataba de ellos dos… ahí voy. Total, “Las Elegidas” es una historia contada en verso (así de clarito dice en la contraportada) y de todos modos la compré. Total. Si usted no la lee, no pasa nada. Y lo mismo ocurrió con Paco Ignacio Tabo II. Yo de ese señor he leído un montón; me gusta desde que leí, hace casi 35 años, “Días de combate”.20 Si Usted no lee “Que sean Fuego las Estrellas”, tampoco pasa nada.

Continuará…

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican cada semana, en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/ o también en Facebook (Luis Villegas Montes).

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 GRANDES, Almudena. Los besos en el pan. TusQuets. Argentina. 2015.
2 ALLENDE, Isabel. El amante japonés. Plaza y Janés. Colombia. 2015.
3 ALLENDE, Isabel. El juego de Ripper. Vintage español. EUA. 2014.
4 VOLPI, Jorge. Las Elegidas. Alfaguara. México. 2015.
5 RAMÍREZ, Sergio. Sara. Alfaguara. México. 2015.
6 TABO II, Paco Ignacio. Que sean fuego las estrellas. Planeta. México. 2015.
7 DAZIERI, Sandrone. No está solo. 2ª. edición. Alfaguara. España. 2015.
8 LAGERCRANTZ, David. Lo que no te mata te hace más fuerte. Destino. Colombia. 2015.
9 MÁRKARIS, Petros. Muerte en Estambul. TusQuets. México. 2014.
10 MÁRKARIS, Petros. Noticias de la noche. 1ª. reimpresión. TusQuets. Argentina. 2013.
11 MÁRKARIS, Petros. Defensa cerrada. 1ª. reimpresión. TusQuets. Argentina. 2014.
12 PADURA, Leonardo. Pasado perfecto. 1ª. reimpresión. TusQuets. Argentina. 2014.
13 PADURA, Leonardo. Adiós Hemingway. TusQuets. México. 2015.
14 PADURA, Leonardo. La Neblina del Ayer. TusQuets. México. 2015.
15 XIAOLONG, Qiu. El caso Mao. 1ª. reimpresión. TusQuets. España. 2011.
16 XIAOLONG, Qiu. El crimen del lago. 1ª. reimpresión. TusQuets. México. 2013.
17 XIAOLONG, Qiu. Visado para Shanghai. 1ª. reimpresión. TusQuets. México. 2012.
18 XIAOLONG, Qiu. Muerte de una heroína roja. 1ª. reimpresión. TusQuets. México. 2012.
19 XIAOLONG, Qiu. Seda roja. 1ª. reimpresión. TusQuets. Argentina. 2014.
20 TABO II, Paco Ignacio. Días de combate. Secretaría de Educación Pública. Serie: Lecturas Mexicanas. Segunda Serie; número 53 y Joaquín Mortiz. México. 1986.