MÁS QUE NUNCA: PAN Y CIRCO.

images

   Si lo de la bandera al revés es reflejo del estado de las instituciones a nivel nacional, la instalación del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción a nivel local1 es otro.

   Refiriéndome al pabellón nacional izado de cabeza, escribí semanas atrás, más o menos, que asumir que se trata de un asunto baladí constituye un error de perspectiva, pues si el hecho en sí es nimio, su significación es relevante pues “como Estado, como nación, como sociedad, como país, nos dibuja de cuerpo entero […] nos refleja en lo que somos: valen más la faramalla y la alharaca que el contenido; es más meritoria la forma que el fondo; cuentan más las intenciones que los hechos en sí”. Igual pasa con el Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción estatal; en la especie —dirían los españoles— se trata de un follón.2

    Para que no diga Usted que exagero o estoy de hocicón —que la verdad “sí soy amá”—, reparemos en los integrantes del engendro: si hablamos del Poder Judicial, su Presidente está a punto de caer por su ilegal elección, hecha a modo y a la cerrera. Aunque él jura y perjura que no, no, no, no es “florero” ni títere de naiden3 (hágame Usted el refabrón cavor, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia declarando esas estupideces), lo cierto es que está parado en un banquito y el banquito se tambalea.

   Otro tanto se puede decir del Consejo de la Judicatura en funciones; asunto más peliagudo que el anterior porque, por lo menos en el caso de Jiménez Castro, el banquito lo tiene para él solo; en el del Consejo son cuatro haciendo malabares (esto léalo Usted imaginando música de fondo —música de circo evidentemente—: tan tarararantan…); y uno de sus integrantes, con cuchillos, botellas de vidrio y cazos de agua hirviendo, p’a acabarla de amolar.

    El Comité de Participación Ciudadana tampoco se salva: uno de sus integrantes duró un día por sus declaraciones idiotas;4 y el otro no reúne los requisitos mínimos indispensables para formar parte de él por sus vínculos partidistas.5

   El “Oso” Valenzuela, encargado de facto de la ASE, ya ni l’ace: llegó por la vía de los hechos, con el apoyo logístico de la Policía Estatal, sin declaración del Congreso y en contra del mandato expreso de un Tribunal federal;6 sin embargo, ahí sigue, tan orondo, rechoncho y feliz, confiando en su amistad estrecha con quien lo puso, casualmente, su principal “cliente” en el asunto de fiscalizar las cuentas públicas: su amigo del alma, el Secretario de Hacienda.7

  Por último, del Presidente del ICHITAIP mejor ni hablar; al escribir estos párrafos existen dos presidentes: uno legítimo, Rodolfo Leyva; y otro ilegítimo, Alejandro de la Rocha;8 este último, ni siquiera tuvo la vergüenza, los pantalones ni la decencia necesarios para apersonarse en el evento de instalación del Comité.9

    Si el combate a la corrupción constituye un tema prioritario para el Gobierno, lo cierto es que en ese punto, y sin ningún matiz, al día de hoy más que nunca es veraz y aplicable aquella máxima romana de: PAN y circo.

    Ya puestos, yo diría que, para no atragantarse, hace falta un chorrito de atole… con el dedo.

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 Artículo de la redacción titulado: “Instalan Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción”, publicado el 15 de marzo de 2018, por el periódico El Diario.

2 Lío, situación confusa, desordenada, problemática o difícil de resolver. Dice la RAE: “Asunto pesado o enojoso”.

3 Artículo de Heriberto Barrientos titulado: “Ni florero inútil, ni títere de Lucha: Jiménez Castro”, publicado el 15 de marzo de 2018, por el periódico El Diario de Juárez.

4 Artículo de Jaime Armendáriz, con el título: “Integran nuevo Comité Ciudadano Anticorrupción”, publicado el jueves 15 de febrero 2018, por el periódico El Diario.

5 Artículo de opinión de Olga Ponce titulado: “Nació mal el Sistema Anticorrupción en  Chihuahua”, publicado el 23 de febrero de 2018, por el periódico El Heraldo de Chihuahua.

6 Artículo de la redacción titulado: “Legal nombramiento de Ignacio Rodríguez como auditor: juez federal”. [En línea]; visible en el sitio: http://www.tiempo.com.mx/noticia/81602-ignacio_rodriguez_era_el_auditor_superior_del_estado_ase_oso_armando_valenzuela_usurpa_funciones_dictamina_jurado_nacho_rodriguez/1, consultado el 16 de marzo de 2018 a las 07.30 hrs.

7 Artículo de la redacción titulado: “Invitó Fuentes Vélez a Armando Valenzuela para auditor provisional”. [En línea]; visible en el sitio: http://www.omnia.com.mx/noticia/15681, consultado el 16 de marzo de 2018 a las 07.35 hrs.

8 Artículo de David Piñón Balderrama titulado: “Ordena juez reinstalar al Presidente del Ichitaip”, publicado el 8 de marzo de 2018, por el periódico El Heraldo de Chihuahua.
9 Artículo de la redacción titulado: “Sin Ichitaip instalan Comité Anticorrupción; ‘los vamos a vencer’”. [En línea]; visible en el sitio: http://www.tiempo.com.mx/noticia/121953-sin_ichitaip_instalan_comite_coordinador_anticorrupcion_chihuahua_sistema_anticorrupcion/1, consultado el 16 de marzo de 2018 a las 07.45 hrs.

 

Anuncios

RODOLFO LEYVA Y EL LACTOGUETO.

descarga

    Andamos atrasados de noticias y ni a cuál irle. Interesándome sobremanera el caso del lactogueto,1 pudiendo escribir largo y tendido sobre tan singular zona de confinamiento, me parece más importante lanzar desde aquí una advertencia a mi amigo, el Lic. Rodolfo Leyva: licenciado, cuídese.

    En su “calumnia” (así la llama el autor) del 12 de los corrientes, mi otro amigo César Ibarra escribe: “Rodolfo Leyva no ha entendido que ya había ganado y por eso sigue dándole de ‘patadas al perro’, está regodeado demostrando que tenía razón”;2 creo que el buen César se equivoca; Leyva está haciendo lo que cualquier “loquito” —yo lo hice por muchos años— en su postura haría: protegerse. Como bien dice Ibarra, Leyva no es tarugo, por eso está “estirando la liga” todo lo que puede, para así, creo yo, lograr dos objetivos: el primero, vacunarse contra una agresión física; el segundo, en esto sí coincido con la nota, tender un puente que le permita al Gobierno agarrar juicio y pararle a sus invectivas.

     Sin embargo, en ese contexto es donde creo pertinente advertirle a Rodolfo Leyva que se cuide… y mucho.

    Estoy cierto, de hecho durante años lo viví en carne propia, que la violencia política, más allá de la verbal, no ha tocado la puerta a los chihuahuenses; la violencia a medios y a comunicadores sí, es claro, palmario, más que notorio, pero la violencia política no. Todavía no descendemos a ese nivel de El Infierno.

    Sin embargo, donde Leyva podría errar y no estar midiendo los riesgos posibles, es al no tomar en cuenta que desde hace poco más de un año seis meses —junto a los panistas tradicionales, cuyos métodos no incluyen, de momento, atentados en contra de sus adversarios— gobierna gente que sólo sabe de la violencia desaforada para resolver los conflictos o, en todo caso, no le tiembla el pulso para amagar, amedrentar y llegado el caso atacar a sus rivales: desde el Consejero Jurídico de Chihuahua, no panista que abiertamente y sin tapujos amenaza a periodistas que critican al Gobierno,3 hasta flamantes funcionarios judiciales no panistas tampoco quienes, poco antes de serlo, incluían en sus métodos ordinarios de actuación: privar de la libertad a las personas, encuerarlas, “pelonarlas” o agredirlas con vidrios rotos o agua hirviendo, como medidas válidas, según su muy singular forma de ver las cosas, de hacer prosperar su causa fuera ésta cual fuera. No de balde y prueba de ello, es que una de las principales beneficiarias de esa corriente política —para no decir “política corriente”— enquistada en el seno del Poder Judicial, la titular del Instituto Chihuahuense de las Mujeres, decidió pasarse el Estado laico por el arco del triunfo y difundir desde el sitio del organismo un video que ataca, de manera frontal y directa, a miles de católicos en todo el Estado.4

    Esperemos que una de estas nuevas adquisiciones del PAN en el poder no sobreactúe y pensando que obra en nombre y representación del Gobierno, decida partirle su mandarina en gajos al buen Leyva a quien, hasta ahorita, lo único que se le puede reprochar, como a Arnulfo González, es de defender su derecho; sólo falta que lo obliguen a hacerlo con pistola en mano y pecho a pecho.

    Esperemos que no, pero visto lo silvestre de la fauna…

    Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 Artículo de la redacción titulado: “Inauguran salas de lactancia en la Ciudad Judicial y en la 
 Defensoria Pública”. [En línea]; visible en el sitio: http://devenir.com.mx/diario/index.php?option=com_content&view=article&id=63681:inauguran-salas-de-lactancia-en-la-ciudad-judicial-y-en-la-defensoria-publica&catid=42:arte-y-cultura&Itemid=62, consultado el 12 de marzo de 2018 a las 17.40 hrs.

2 Artículo de la redacción titulado: “La soberbia mata al Rey”. [En línea]; visible en el sitio: https://lajiribilla.com.mx/la-soberbia-mata-al-rey/, consultado el 12 de marzo de 2018 a las 17.30 hrs.

3Artículo titulado: “Consejero jurídico de Chihuahua amenaza a periodistas que critican”, publicado el 31 de enero de 2018, por el periódico El Universal.

4Artículo titulado: “Condena Iglesia video proaborto de Ichmujer; pide disculpa pública de directora”, publicado el 19 de febrero de 2018, por el periódico El Heraldo de Chihuahua.

 

LAS FEMINISTAS Y LA PAJA EN EL OJO AJENO…

28685726_2014750655466155_4774685400884504866_n

   Es infame la andanada que, desde las instituciones públicas, particularmente el Instituto Chihuahuense de las Mujeres, se desató en contra de los ciudadanos que tuvieron el atrevimiento de marchar en defensa de sus convicciones, aunque ése es motivo de otra reflexión.

    Esa postura atrabiliaria e idiota, muy cercana al fascismo, que caracteriza a ciertas organizaciones “progresistas”, queda de manifiesto con una imagen que acompaña estos párrafos en la que se observa, en dos recuadros distintos, a un “padre de familia” hablando con su hija bajo sendos encabezados: “LO QUE PASA” y “LO QUE DEBE PASAR”.

   El mensaje que se desprende, dicho sucintamente, es que los padres, inculcamos ciertas ideas en nuestras hijas y lo que “hacemos” es decirles algo así como: Ya no eres una niña y, para que no te pase nada feo, debes ser recatada, no puedes salir tarde sola ni usar ropa corta o ajustada; en el “deber ser”, el mismo señor le dice a su hijo: el cuerpo de una mujer es exclusivamente suyo, cuando dice “no” quiere decir “no” y debes de respetarla porque es un ser humano como tú.

    Esta imagen que pareciera muy ilustrativa, lo es sólo en apariencia; para lo que sí sirve es para demostrar cómo los prejuicios de estos “grupos facciosos” campean por sus fueros y a base de distorsionar la verdad de las cosas, o mirarlas de manera parcial, arriban a “realidades” arbitrarias o a francas “medias mentiras”.

   En la imagen de marras, válida como puede ser en su limitado contexto, hacen falta otras imágenes; por ejemplo, dos de la mamá diciéndole, exactamente lo mismo, a su hija y a su hijo; otras dos de los padres, en pareja, haciéndolo también con ambos; y, por lo menos otras dos, de la familia ampliada: abuelos y tíos.

    Porque el problema no es que el padre eduque, él solo, en ese esquema machista que tanto repugna, lo que es completamente falso; de hecho, siendo la discriminación un problema social, corresponde a la sociedad en su conjunto resolverlo; peor además porque no es cierto que exista un único responsable en el seno familiar, también la pareja de padres, de abuelos, de tíos, y por supuesto la madre, influyen en la repetición de esos esquemas lamentables.

    Imágenes de ese tipo lo único que logran es exacerbar el problema, porque se parte de premisas falsas, mentirosas, equívocas; y desplazan la solución del mismo porque resultan agresivas en extremo: la acusación implícita es: sólo tú varón (macho), educas a tu hija (posible víctima) para que se someta a ese esquema de indignidades; y también sólo tú varón (macho), educas a tu hijo (futuro macho/agresor) para que vaya por ahí abusando de las mujeres.

    Falso, falso, falso, falsísimo; en la mayoría de las familias son todos sus integrantes los que contribuyen, en mayor o menor grado, en la repetición de ese modelo; y debe ser toda la familia la que eduque a los vástagos para que se concienticen de que el hombre y la mujer son iguales en dignidad y derechos. De ese modo, también se estará educando a la sociedad.

   Además, retomando el tema de los cuadritos, lo cierto es que faltan un montón de imágenes: donde figuren el papá, la mamá, la pareja y la familia ampliada, diciéndole a la nena y también al nene: mi amor, procura no ponerte en situaciones de riesgo: no aceptes bebidas —ni te subas a vehículos— de desconocidos; si sales a la media noche, procura avisar dónde estás y con quién, por si un hombre, o una mujer, te roban un riñón o te raptan, para saber por dónde comenzar a buscar; y tú, nena, si decides salir con la falda a media nalga, sola, en la madrugada, procura cuidar tus compañías; porque hay hombres, y mujeres, muy méndigos, que pueden “engancharte” para que termines tus días de prostituta en Malasia.

   Cualquier otra imagen sólo insulta la inteligencia de quien la observa; degrada, de manera gratuita e imbécil, a los varones; traiciona la realidad; y pospone el acuerdo necesario e indispensable, en el seno de la sociedad, para resolver un problema que es de todos, sin distinciones de edad o de sexo.

    Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

GOBIERNO METICHE Y PEN…

5997719.jpg-c_215_290_x-f_jpg-q_x-xxyxx

    “Los archivos del Pentágono” es una película que todos deberíamos ir a ver.

    La cinta trata sobre los días críticos, durante 1971, cuando el periódico The Washington Post decidió publicar documentos ultrasecretos del Pentágono sobre la Guerra de Vietnam; ya The New York Times había decidido revelar la noticia, fue su primicia, empero un Juez federal prohibió publicar toda la información luego de que el Gobierno de Nixon ganara un interdicto.1 En ese punto inicia el dilema de The Post: publicar, o no, la serie noticiosa tras conseguir por su cuenta copia de la información original.

    Steven Spielberg es el director de la película, protagonizada por Meryl Streep, en el papel de Katharine Graham, propietaria heredera de The Post; y Tom Hanks, en el del famoso editor Ben Bradlee (por el caso Watergate). El New York Times publicó una excelente reseña-entrevista, le dejo la liga.2

     Le ahorro los detalles, vayamos al meollo del asunto: ¿Había, o no, The Washington Post de publicar documentos del Pentágono sobre la Guerra de Vietnam que demostraban las sucesivas mentiras del titular del Ejecutivo de la Unión en varias administraciones? Es historia, cualquiera sabe qué ocurrió al final así que no anticipo nada nuevo, la disputa se elevó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y ésta, en un fallo dividido, resolvió que: “La prensa libre debe servir a los gobernados, no a los gobernantes”.

      Determinación que resulta útil y pertinente en nuestros días; más allá de quiénes son culpables y quiénes inocentes en ese binomio prensa-gobierno; lejos de tratar de expurgar los méritos o el demérito de una u otro en ese juego eterno, lo cierto es que existe una directriz clara, prístina, que debe servir de guía y de referente para esa relación cuando se extravía la brújula: no hay —o mejor dicho: no debe haber— nada más ajeno, ni más alejado, de la labor de comunicar, que el ejercicio del poder; la cercanía excesiva entre sus protagonistas deteriora, pudre, corrompe, aquello que debe erigirse sobre ciertos principios y valores incontrovertibles como son la libertad, la crítica y la inteligencia.

     Si en algunos empresarios, dueños de medios de comunicación, el afán de lucro constituye uno de los factores primordiales para guiar su toma de decisiones en el diario devenir, aunque sea de reprochar, no es de azorar ese proceder pues, al final de cuentas, como cualquier otro negocio, el de la prensa no es ajeno al dulce crepitar de las monedas ni al delicioso retintín de la caja registradora. Allá cada cual con su cruz a cuestas, así como su deber y su ética personales.

      Lo que sí resulta intolerable e inadmisible, por contraria a la razón, al derecho y a su cometido primordial, es la intromisión del Gobierno en los asuntos de medios; su obligación es comunicar, sí, así como la absoluta transparencia, pero no de manera directa, ni por sus propios medios, ni a través de corifeos (perros falderos, en realidad), ni muchos menos, sirviéndose de la amenaza, el chantaje, la descalificación o la diatriba.

     El Gobierno, de cualquier signo o condición, no está para defenderse de los ataques —reales o supuestos, justificados o injustificados, veraces o no— de los medios, está para gobernar y para servir al pueblo en los términos concretos que la Ley manda; nada más.

   Cualquier otra cosa, ensanchar los contenidos de la Ley —bajo el demagógico argumento de que se “sirve al pueblo”—, emprender autodefensas, alzarse en censor de medios, rebasa su encomienda y lo demerita porque lo convierte en una Gobierno metiche y pendenciero; entiéndase de una vez esa verdad, simple y llana que sólo los imbéciles no pueden asimilar: “La prensa libre debe servir a los gobernados, no a los gobernantes”.

Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com 

1 Artículo de Carlos Boyero, con el título: “Érase una vez el periodismo”, publicado el 21 de enero de 2018 por el periódico El País.

2 Artículo de Cara Buckley, con el título: “Meryl Streep y Tom Hanks hablan sobre #MeToo y ‘Los archivos del Pentágono’”, publicado el 7 de enero de 2018 por el periódico New York Times.

 

BANDERA NACIONAL: ESPEJO DE LA PATRIA.

180224145629-mexico-bandera-al-reves-cepropie-epn-00002718-full-169

      No, no, no, ¡no! No se trata de que ahondemos en las implicaciones jurídicas de que se haya izado, al revés, el lábaro patrio el día de su celebración ni tampoco de sumirnos hasta las orejas en elucubraciones políticas de todo tipo, a cual más peregrina; en lo absoluto.

   Es algo más terrible y de fondo; me explico: No sé cuántas personas había en la ceremonia entre militares de todo rango, oficiales incluidos, y servidores públicos de la administración de todos los niveles, con el Presidente de la República a la cabeza. En el video que circuló en las redes se ve que son cientos.1

    Pues entre esas decenas de individuos de la más variada procedencia, no hubo una sola persona, una sola, del soldado de condición más ramplona hasta el oficial de más alta graduación ni funcionario de la más alta investidura hasta la más pinchurrienta, que detuviera el asunto porque, simplemente, no marchaba.

     Asumir, como lo hicieron muchos, que se trata de un asunto más bien baladí o que fue solamente un fallo técnico sin ninguna consecuencia constituye un craso error de perspectiva; en efecto, el hecho en sí es nimio, vacuo casi; sin embargo, la significación del mismo, es relevante y trascendente porque como Estado, como nación, como sociedad, como país, nos dibuja de cuerpo entero; izar al revés una banderota de quién sabe cuántos metros cuadrados de superficie, que se supone que simboliza y resume nuestra historia patria, en el mero “Día de la Bandera” y verla ascender a lo más alto del mástil sin conmovernos, sin detener la ceremonia y reponerla porque esa cosa que está subiendo no es la bandera, sino un trapo inútil carente de significado, nos refleja en lo que somos: valen más la faramalla y la alharaca que el contenido; es más meritoria la forma que el fondo; cuentan más las intenciones que los hechos en sí.

     Era necesario que el Presidente —o cualquiera de sus generalotes— hubiera detenido la ceremonia para pedir, se hubieren tardado lo que se hubieren tardado, que repusieran el numerito. Conste que se podría haber hecho entre risas, sin necesidad de fusilar a nadie ni cortar cabezas; era tan fácil como admitir un error humano, corregirlo y a lo que le sigue; pero no, impávidos, los presentes asistieron hasta el final a ese acto de simulación sin precedentes que, de anécdota divertida, debe quedar en baldón para las instituciones por su incapacidad de hacer lo correcto en aquellos casos en que “lo correcto” es simple y sencillo, sin trámites; si actuamos de ese modo en algo tan trivial pero de hondo significado, imagínense cómo hemos de desempeñarnos en lo difícil, en lo complicado, en aquello que demanda cerebro y pantalones.

      Permea tanto esa visión de las cosas, es tan contagioso ese deterioro de las relaciones institucionales y el respeto que nos merecen ciertos símbolos, es tanta la mediocridad y es tan evidente la ramplonería, tan inocultables la ignorancia y la cortedad de miras, que en el Poder Judicial del Estado de Chihuahua se izó la bandera no al revés pero a media asta.2

     Querramoslo o no, eso somos y en esas estamos.

    Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 CNN en español. [En línea]; visible en el sitio: http://cnnespanol.cnn.com/video/mexico-bandera-al-reves-cepropie-epn/, consultado el 25 de febrero de 2018 a las 18.10 hrs.

2 Artículo de la redacción, con el título: “Fail del Poder Judicial; izaron bandera a media asta”, publicado el día 24 de febrero de 2018, por el periódico digital Tiempo; visible en el sitio: http://tiempo.com.mx/noticia/119513-dia_de_la_bandera_izamiento_media_asta_poder_judicial_chihuahua/1, consultado el 25 de febrero de 2018 a las 18.10 hrs.

MUNDIAL 2018.

1512151605517      No es precipitación ni exabrupto, se trata de un arrebato premonitorio: yo digo que este Mundial debería terminarse ya; entregarle la Copa a Alemania y organizar otro rapidito, también en Rusia y por esos días, que permita echar a volar la imaginación.

     Mire, no le voy a decir cómo quedaron los grupos porque es del dominio público1 pero las cosas van a ocurrir más o menos así: en el Grupo A, pasan, en primer lugar, Rusia; y en segundo, Uruguay; en el B, también en ese orden: España y Portugal; en el C, Francia y Dinamarca; en el D, Argentina y Nigeria; en el E, Brasil y Costa Rica; en el F, Alemania y México (¡Viva, viva! ¡Arriba los “Ratones Verdes”!); en el G, Inglaterra y Bélgica; y en el H, Colombia y Senegal. Sembrados quedarán Arabia, Egipto, Marruecos, Irán (que irán mucho a… Chihuahua a un baile), Australia, Perú, Croacia, Islandia, Suiza, Serbia, Suecia, Panamá, Túnez, Polonia, así como Japón y Corea, que posiblemente se vayan sin anotar un solo gol.

    Como resultado de lo anterior, Rusia se enfrentará a Portugal y España a Uruguay; la primera no tiene nada que hacer con el segundo y será muy triste ver llorar a todo un pueblo en el hombro de Putin (menos mal que los tiene anchotes); España sin dificultades se impondrá a Uruguay y tan tán. Francia va a cocinar uno de sus célebres platillos con los nigerianos y Argentina le bailará un tango apretadito a Dinamarca; en tanto, Brasil nos hace pedazos y Costa Rica ni siquiera va a ver llegar a los alemanes, zum, zum, zum  y ya, 10 goles a 0; por último, Inglaterra va a dejar a los senegaleses con tamaños ojotes y Bélgica va a perder con Colombia que van a andar, sospechosamente, pum, pum, arriba, arribotota.

     En la siguiente ronda, Portugal, Campeón de la Eurocopa, inevitablemente cae frente a España, dolida por el ridículo de hace cuatro años, sacará la casta (¡Olé!); Francia, frente a Argentina (no me pregunten porqué pero es un pálpito); Brasil frente a Alemania, porque los brasileños continúan en shock después del estropicio del Maracaná de hace cuatro años; e Inglaterra tristemente se impondrá sobre Colombia, poniendo fin a sus sueños de opio, digo, de coca.

     Con sus asegunes, luego de semifinales, el tercer lugar lo disputarán Argentina vs. Inglaterra, un partido épico que le va a dar la oportunidad a los primeros de desquitarse por el resultado de la Guerra de las Malvinas; y a los alemanes de las afrentas padecidas previo a la Segunda Guerra Mundial, cuando Franco, como los meros machos, se le rajó enterito a Hitler y se declaró neutral el méndigo enano. Con eso en mente: los argentinos echarán todo el bife al asador, se impondrán a los güeritos y quedarán en tercer lugar; en tanto que los alemanes no tendrán piedad y lavarán la maltrecha honra del Führer a costa de la triste memoria de “El Caudillo”. Y ya. Todos a sus casas.

     ¿Ven? Por eso digo que ya estuvo bueno de este Mundial. Propongo que se lleve a cabo y a toda prisa, otra eliminatoria, con muerte súbita por ejemplo, y organicen uno nuevo, también en Rusia, que le brinde un poco de emoción a ese asunto inevitable de que Alemania lo vuelva a ganar. Como apuntó hace casi treinta años, el crack inglés, Gary Lineker: “El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once, durante 90 minutos, y al final siempre gana Alemania”.2

    Como quiera en ese nuevo Mundial a México le toca un grupo como el H actual en donde enfrente a República Dominicana, Yemen y Andorra y pueda pasar, ahora sí, del cuarto partido; de lo contrario…

    Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

 

1 Artículo de la redacción, con el título: “Sorteo Mundial 2018: así quedan los grupos y cruces”, publicado el 3 de diciembre de 2017 por el periódico El País.
2 Artículo de Fran Ruiz, con el título: “… Y al final siempre gana Alemania”, publicado el 14 de julio de 2015 por el periódico Crónica.

Reculó también o carta abierta a Joaquín G. Treviño.

bi

Ing. Joaquín Gilberto Treviño Dávila,

exintegrante del Comité Ciudadano del

Sistema Estatal Anticorrupción,

Presente.

     Don Joaquín, a diferencia de un viejo chascarrillo de mal gusto (Usted juzgue) no hubo necesidad de esperar un día y otro y otro para ver no pasar nada: no duró Usted ni 24 horas en su cargo. Es una pena; aunque era evidente que no estaba para esos trotes1 ni era cosa de debatir sus maledicencias,2 es muy triste constatar la debilidad de las instituciones.

    Antes de proseguir, ¿se sabe el chiste? Por si no, se lo cuento: resulta que en una reunión internacional de feministas sube a tribuna una escocesa y cuenta: “Una vez, llegué a casa y le dije a Ian: ‘¡Vengo muy cansada, a partir de hoy no volveré a cocinar!’; el primer día no vi nada; el segundo, no vi nada; el tercero, lo vi cocinando, desde entonces él cocina”. “¡Bravo, hurra!”, gritaba la concurrencia. Toca el turno a una gringa: “Pues yo, igual; llegué muy cansada y le dije a John: no volveré a lavar ropa; el primer día no vi nada; el segundo, no vi nada; al tercero, lo vi en la lavadora, desde entonces él lava”; se repiten los vivas. Sigue el turno de una latina: “Pues yo llegué y le dije a Juan: vengo muy cansada, hasta que tú no me ayudes, no vamos a volver a tener vida marital; el primer día no vi nada; el segundo, no vi nada; el tercero… empecé a ver poquito con el ojo izquierdo”. Así Usted, no lo dejaron en paz hasta que cedió, hasta que empezó a ver tantito con el ojo izquierdo (del derecho… ni hablar).

      Aquí podría terminar esta carta y podría ser suficiente, pero me temo que no basta.

    Por pura casualidad, esta semana había decidido escribir sobre lo retrógrada de la izquierda mexicana y sus adláteres (proabortistas, feministas, ideólogos de género, etc.) y cómo no puede uno contradecirlos tantito porque ya están juntando el bonche de leña, el bidón de gasolina y el listonón de tratados internacionales p’a atizarle. Con ese monolito topó Usted.

      No bastó el argumento de que fuera Usted un adulto mayor —o esté en vías de serlo— y que, por ende, habría de ser más considerados porque, para los de su generación (muy cercana a la mía, no se amuine ni se acuite), ese asunto del lenguaje incluyente, a toda costa y a cualquier precio, es un asunto ridículo pues, para saber cómo debe hablarse el español, hay que estarse a las reglas de la Real Academia y punto;3 lo demás son ganas de fregar.

 Ni basta tampoco que su labor en el Comité Ciudadano del Sistema Estatal Anticorrupción debió medirse por otros parámetros —su desempeño, por ejemplo, que estaba por verse— y no por sus dichos; en este México, en este Chihuahua, en esta sociedad, pesa más lo que diga una cáfila de trúhanes encumbrados por obra y gracia del poder omnímodo, que el sentido común. Ya vamos para 20 años de que se repita la misma historia.

   Es una pena, don Joaquín, que haya renunciado Usted por esos motivos; es más, haberlo hecho constituye un atentado a su integridad como persona, como ser humano con vergüenza y dignidad; hacerles el “caldo gordo” a una panda de cafres, alentados en sus apetitos por sus delirios de pureza inmaculada, lo rebajó a Usted y nos disminuyó a quienes esperábamos algo más de las instituciones que monsergas vacuas y complacencias inútiles.

   ¿Qué debía irse? ¡Por supuesto! Pero no acorralado por una crítica paradójicamente afincada en un progresismo arrasador cercano al fascismo. Usted debía irse simplemente porque no tiene oficio, ni conocimientos, ni, obviamente, experiencia en esas lides; porque no tiene ni la menor idea dónde ni en qué se estaba metiendo; porque no es cierto que los diputados, por lo menos éstos, estuvieran ocupados casando sabrá Dios a quién, la Suprema Corte de Justicia ya superlegisló al respecto;4 y aunque fuera cierto, ésas cosas no se dicen porque seguro va a pasar lo que ya le pasó y no hay disculpa que valga —ni menos si no distingue entre adjetivo y sustantivo—;5 porque su labor no era ir por ahí atacando a las instituciones ni a la división de poderes, sino velar porque la Ley se cumpliera; y finalmente, porque si al primer jalón de orejas uno se “rompe” y recula (como ya se vio), se le van a quedar a uno esos gustos, y ahí sí —como dijo Juanga— “ni modo qué hacer”. ¡Lástima!

    Contácteme a través de mi correo electrónico o síganme en los medios que gentilmente me publican, en Facebook (Luis Villegas) o también en mi blog: https://unareflexionpersonal.wordpress.com/

Luis Villegas Montes.

luvimo6608@gmail.com, luvimo6614@hotmail.com

1 Artículo de Jaime Armendáriz, con el título: “Integran nuevo Comité Ciudadano Anticorrupción”, publicado el jueves 15 de febrero 2018, por el periódico El Diario.
2 Artículo de La Opción: “Invita Meche Fernández a Treviño Dávila a debate por expresión homofóbica”. […]”. [En línea]; visible en el sitio: http://laopcion.com.mx/noticia/198167/invita-meche-fernandez-a-trevino-davila-a-debate-por-expresion-homofobica, consultado el 15 de febrero de 2018 a las 16.45 hrs.
3 Véase: “Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas. Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. […]”. [En línea]; visible en el sitio: http://www.rae.es/consultas/los-ciudadanos-y-las-ciudadanas-los-ninos-y-las-ninas, consultado el 15 de febrero de 2018 a las 19.10 hrs.
4 Tesis de jurisprudencia 1.ª 43/2015, de la 10.ª época, aprobada por la Primera Sala el 3 de junio de 2015, bajo el rubro: “MATRIMONIO. LA LEY DE CUALQUIER ENTIDAD FEDERATIVA QUE, POR UN LADO, CONSIDERE QUE LA FINALIDAD DE AQUÉL ES LA PROCREACIÓN Y/O QUE LO DEFINA COMO EL QUE SE CELEBRA ENTRE UN HOMBRE Y UNA MUJER, ES INCONSTITUCIONAL”.
5 Artículo de Manuel Quezada, con el título: “Se disculpa consejero del Comité Ciudadano Anticorrupción por el uso del adjetivo ‘maricón’”, publicado el jueves 15 de febrero 2018, por el periódico El Diario.